Crisis del coronavirus

La UME amplía su despliegue contra la pandemia a 13 provincias y 1.100 militares

Defensa pone en marcha la Operación Balmis para frenar la expansión del coronavirus

Militares de la UME vigilan una plaza del centro de Sevilla este lunes para controlar la circulación de los ciudadanos. En vídeo, el Jefe del estado Mayor de la Defensa explica la Operación Balmis.PACO PUENTES / VÍDEO: QUALITY

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha ampliado este lunes a 1.100 efectivos en 13 provincias su despliegue contra el coronavirus, desde los 350 efectivos en siete provincias que empezaron el domingo. Esta actuación forma parte de la llamada Operación Balmis (en homenaje a la expedición que a principios del siglo XIX llevó la vacuna de la viruela a los territorios del imperio español), que coordina la cooperación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia.

Más información

La misión de la UME consiste en realizar patrullas de reconocimiento en infraestructuras críticas y lugares donde puedan producirse aglomeraciones (estaciones de tren y autobús, aeropuertos, hospitales) y exista mayor riesgo de contagio. Los militares, equipados con trajes especiales, realizan además tareas de desinfección en zonas donde se tiene noticia de que ha estado alguna persona que ha dado positivo al virus. También informan a los viandantes de la prohibición de circular por espacios públicos salvo en casos tasados.

Lo que hasta ahora no hacen, según fuentes militares, es imponer las sanciones previstas por el decreto de declaración del estado de alarma, por lo que se limitan a una función meramente disuasoria e informativa.

Según el Ministerio de Defensa, los efectivos militares desplegados este lunes han sido los siguientes: Madrid (239), Guadalajara (35), Sevilla (110), Málaga (110), Gran Canaria (38), Tenerife (38), Valencia (110), La Rioja (70), Huesca (33), Teruel (73), León (43), Valladolid (103) y Burgos (98). Además de las capitales de provincia, la UME se desplegó en municipios como Getafe, Pozuelo, Majadahonda o Parla, en Madrid; Puerto de Sagunto, Torrente y Paterna, en Valencia; y Sabiñánigo y Jaca, en Huesca. En seis de las 13 provincias en las que la UME ha actuado hoy ya lo había hecho el domingo. Únicamente no repitió en Zaragoza.

Preguntado por el posible despliegue del Ejército en Cataluña y el País Vasco, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Aire Miguel Ángel Villarroya, ha asegurado: “Será igual que en el resto de España. No hay ninguna diferencia. Progresivamente, en función de las necesidades, iremos aumentando en todas las zonas donde se necesite”.

El Ministerio de Defensa ha anunciado que incrementará el número de efectivos implicados en la Operación de Balmis y las ciudades en las que actuarán, pero no ha querido revelar cifras ni zonas de despliegue. “Se continuarán atendiendo todas las nuevas peticiones que nos vayan realizando las distintas administraciones”, ha alegado.

La capacidad de la UME es limitada —en torno a unos 1.500 efectivos en misiones operativas de forma simultánea—, por lo que Defensa deberá recurrir a otras unidades de las Fuerzas Armadas, especialmente si, como indicó este lunes el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, deben colaborar en el control de las fronteras terrestres.

El general Villarroya es el representante del Ministerio de Defensa en el comité técnico de gestión del coronavirus y el responsable del mando único creado para coordinar la cooperación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia.

Además de la UME, Defensa ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad los dos hospitales militares (Madrid y Zaragoza) y las dos agrupaciones de Sanidad, con capacidad para montar hospitales de campaña Role 2 (para cirugía de urgencia y estabilización). Se ha movilizado a 150 médicos y 75 enfermeros militares en la reserva y se ha ordenado al centro de farmacia militar que incremente la producción de solución desinfectante hidroalcohólica.

Para afrontar esta crisis, las Fuerzas Armadas han ofrecido su capacidad de transporte, tanto terrestre (la Brigada Paracaidista ha llevado al hospital de Alcalá de Henares 45 camas donadas por hoteles de la ciudad) como aéreo, incluidas posibles evacuaciones por aire.

Defensa ha ofrecido también su colaboración para atender a las personas sin hogar mediante el uso de instalaciones militares, refuerzo sanitario de centros de atención y contribución en el reparto de alimentación. La ministra, Margarita Robles, ha solicitado a la vicepresidencia que dirige Pablo Iglesias que “dé las órdenes necesarias para la protección de las personas sin hogar, proponga las actuaciones inmediatas a los servicios sociales de todo el país y, en su caso, reclame de las Fuerzas Armadas las medidas de colaboración que pudieran servir de ayuda”.

Los tres ejércitos suspendieron la semana pasada sus maniobras y ejercicios para evitar desplazamientos de personal que faciliten la propagación del virus y poner todas sus capacidades a disposición del Gobierno en la lucha contra el coronavirus. El decreto de declaración del estado de alarma otorga a los militares la condición de “agentes de la autoridad” para que puedan dar órdenes a los civiles en caso de que no atiendan sus indicaciones.

Este lunes se ha reunido por vez primera el Comité de Situación (eufemismo para hablar del Comité de Crisis), activado como órgano de apoyo al Gobierno por el decreto que declaró el estado de alarma.reguntado por el despliegue de la UME en Cataluña y el País Vasco, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general del Aire Miguel Ángel Villarroya, ha dicho hoy: “Será igual que en el resto de España. No hay ninguna diferencia. Progresivamente, en función de las necesidades, iremos aumentando en todas las zonas donde se necesite”.

El Ministerio de Defensa ha anunciado que incrementará el número de efectivos implicados en la Operación de Balmis y las ciudades en las que actuarán, pero no ha querido revelar cifras ni zonas de despliegue. “Se continuarán atendiendo todas las nuevas peticiones que nos vayan realizando las distintas administraciones”, alega el departamento.

La capacidad de la UME es limitada —en torno a unos 1.500 efectivos en misiones operativas de forma simultánea—, por lo que Defensa deberá recurrir a otras unidades de las Fuerzas Armadas, especialmente si, como indicó ayer el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, deben colaborar en el control de las fronteras terrestres.

El general Villarroya es el representante del Ministerio de Defensa en el comité técnico de gestión del coronavirus y el responsable del mando único creado para coordinar la cooperación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia.

Además de la UME, Defensa ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad los dos hospitales militares (Madrid y Zaragoza) y las dos agrupaciones de Sanidad, con capacidad para montar hospitales de campaña Role 2 (para cirugía de urgencia y estabilización). Se ha movilizado a 150 médicos y 75 enfermeros militares en la reserva y se ha ordenado al centro de farmacia militar que incremente la producción de solución desinfectante hidroalcohólica.

Para afrontar esta crisis, las Fuerzas Armadas han ofrecido su capacidad de transporte, tanto terrestre (la Brigada Paracaidista ha llevado al hospital de Alcalá de Henares 45 camas donadas por hoteles de la ciudad) como aéreo, incluidas posibles evacuaciones por aire.

Defensa ha ofrecido también su colaboración para atender a las personas sin hogar mediante el uso de instalaciones militares, refuerzo sanitario de centros de atención y contribución en el reparto de alimentación. La ministra, Margarita Robles, ha solicitado a la vicepresidencia que dirige Pablo Iglesias que “dé las órdenes necesarias para la protección de las personas sin hogar, proponga las actuaciones inmediatas a los servicios sociales de todo el país y, en su caso, reclame de las Fuerzas Armadas las medidas de colaboración que pudieran servir de ayuda”.

Los tres ejércitos suspendieron la semana pasada sus maniobras y ejercicios para evitar desplazamientos de personal que faciliten la propagación del virus y poner todas sus capacidades a disposición del Gobierno en la lucha contra el coronavirus. El decreto de declaración del estado de alarma otorga a los militares la condición de “agentes de la autoridad” para que puedan dar órdenes a los civiles en caso de que no atiendan sus indicaciones.

Este lunes se ha reunido por vez primera el Comité de Situación (eufemismo para hablar del Comité de Crisis), activado como órgano de apoyo al Gobierno por el decreto que declaró el estado de alarma.

En vídeo, efectivos de la Unidad Militar de Emergencias realizan labores de desinfección.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50