Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Las mejores neveras eléctricas y portátiles para llevar de viaje en vacaciones

Analizamos cuatro modelos que precisan de un consumo constante de energía y que no solo conservan en frío bebidas y alimentos. También mantienen el calor

Este tipo de neveras son perfectas para llevar el coche durante el verano. GETTY IMAGES.
Este tipo de neveras son perfectas para llevar el coche durante el verano. GETTY IMAGES.

Durante la época estival son frecuentes las salidas a la playa, al campo para disfrutar de un fantástico pícnic, pasar unos días de camping… En cualquiera de estos desplazamientos, existe un accesorio indispensable para mantener en las mejores condiciones posibles los alimentos y las bebidas que se consumen: la nevera portátil.

Aunque las hay de diferentes clases, las elegidas para esta comparativa funcionan a través de una tecnología llamada termoeléctrica que se caracteriza por varios aspectos. El más importante es que para que funcionen deben estar conectadas continuamente a la corriente, bien a través de una toma de luz o del mechero del coche, por lo que emiten un ruido que no tiene por qué resultar demasiado molesto. Asimismo, estas neveras no solo enfrían (suelen hacerlo entre los 20ºC y los 30º a partir de la temperatura ambiente) sino que también calientan, alcanzando temperaturas que van de los 50º a los 65º.

¿Qué neveras eléctricas portátiles hemos elegido?

Estos son los modelos seleccionados: AEG Automotive BK16 (8), Aequator LUMI24 (7,75), Severin TKB 2924 (8,75) y Vpcok Direct (8,25). Al analizarlos y valorarlos, se han tenido en cuenta los siguientes aspectos:

  • Diseño: ¿cómo es la calidad de construcción?
  • Ergonomía: la comodidad de uso es importante a la hora de trasladarla de un sitio a otro.
  • Capacidad: a mayor capacidad, más alimentos y bebidas se podrán guardar en la nevera.
  • Experiencia: si la nevera cumple con su propósito y mantiene tanto las condiciones de frío como de calor que promete. También si pierde rápidamente el frío o el calor una vez que ha sido desenchufada.

Comparativa mejores neveras eléctricas portátiles: así las hemos probado

A lo largo de varias semanas, se han utilizado estas cuatro propuestas en diferentes momentos (no solo en casa, sino también al viajar en coche) para comprobar cómo funcionan; sobre todo su capacidad refrigeradora al conservar el frío de las bebidas (agua y refrescos) y los alimentos (frutas, embutidos, yogures…) almacenados en cada modelo.

La nevera eléctrica portátil Severin TKB 2924 ha obtenido la valoración media más alta. Es el modelo más equilibrado de todos. Además de ofrecer el diseño más cuidado y una excelente ergonomía, es el que mejor y durante más tiempo conserva el frío y el calor de los alimentos y las bebidas.

Nevera eléctrica portátil Severin TKB 2924: nuestra elección

Con unas dimensiones de 297 x 398 x 416 milímetros y un peso de 4,14 kilos, su calidad de construcción se sitúa entre las mejores de la comparativa. Destaca la firmeza de su asa, que facilita un cómodo transporte, y su versatilidad de uso: junto a la clavija para la conexión a la red eléctrica (220-240 V) su fabricante ha incorporado una clavija de 12 V para el mechero del coche.

También es relevante la presencia de un doble ventilador eléctrico no muy ruidoso (uno se corresponde con la entrada del aire y el otro con su salida) y un pequeño compartimento en la parte superior, que Severin divide en dos partes: en una se guardan los cables de alimentación eléctrica antes mencionados y en la otra se encuentran los interruptores para su funcionamiento, así como una luz indicadora.

Ficha técnica

  • Volumen: 19 litros
  • Dimensiones: 297 x 398 x 416 milímetros
  • Peso: 4,14 kilos
  • Otros: incluye cable de conexión adicional de 12 V para el mechero del coche y conexión a la red, función ‘Eco’ (consumo 16 W), función de retención del calor, doble ventilador eléctrico.

Elegir entre sus dos modos de uso es sencillo, pues basta con escoger la opción ‘Cold’ para enfriar y ‘Hot’ para calentar. De este modo, y en función de nuestra elección, la luz indicadora se muestra de color verde o rojo. Como característica adicional, es posible elegir entre dos selectores de potencia, uno llamado ‘Max’ y otro ‘Eco’ que ayuda a rebajar el consumo energético. La capacidad de la nevera es de 19 litros y cumple bastante bien con su propósito a la hora de mantener el frío o el calor sobre los alimentos y las bebidas depositadas en su interior gracias al aislamiento que ofrecen sus paredes interiores.

  • Lo mejor: tiene la mejor calidad de construcción y es la que mejor refrigera.
  • Lo peor: es la opción menos económica.
  • Conclusiones: a pesar de tener el precio más alto, destaca por su calidad de construcción, ergonomía y resultados. Es la que mejor y durante más tiempo conserva el frío, y el calor también.

Nevera eléctrica portátil Vpcok Direct: la alternativa

Su capacidad es la mayor de toda la comparativa, 29 litros, y eso se nota en las dimensiones que posee al resultar el modelo de mayor tamaño. Incorpora, además, un detalle que no ofrecen las demás neveras eléctricas portátiles: se trata de un separador de rejilla que se puede poner y quitar fácilmente. La limpieza de este ‘extra’ y del resto de la nevera es sencilla, por lo que no es necesario invertir mucho tiempo en esta tarea. Sucede lo mismo con el resto de propuestas.

La calidad del plástico de la estructura exterior se ve bien y sus detalles también. Mientras, el nivel de ruido que proyecta cuando está conectada no resulta especialmente molesto. En cuanto al recubrimiento aislante de sus paredes interiores, se ha utilizado espuma de poliuretano. Su calidad, aunque correcta, es mejorable. Esto se percibe en la capacidad de conservación de los alimentos y las bebidas, con independencia de que se escoja la opción ‘Eco’ o ‘Max’. El frío no se preserva del todo bien, sobre todo si la nevera se llena demasiado.

Nevera eléctrica portátil AEG Automotive BK16: mejor relación calidad-precio

Su diseño es completamente diferente al incorporar un portabebidas. Además, y con respecto a su competencia, no incluye el clásico asa de plástico para transportarla en los desplazamientos. Su fabricante propone una correa de tela para llevarla colgada al hombro. A este respecto, la nevera BK16, que pesa poco más de tres kilogramos, ofrece la menor capacidad de almacenamiento (16 litros), lo que explica que aun llevándola colgada no resulte molesta. Otro detalle a tener en cuenta es que solo funciona conectada a la toma del mechero del coche, aunque opcionalmente se puede utilizar con un enchufe de red de 230 V que incluya un convertidor de voltaje.

Con función de control de temperatura, se basa -como sus oponentes- en la tecnología termoeléctrica que calienta o enfría el interior de la nevera según se pulse el control ‘COLD’ o ´HOT’; al incorporar luces indicadoras, según se active una u otra opción, de un simple vistazo es posible asegurarse de que la función que se elige es la deseada. ¿Qué tal la experiencia? Su función de calor responde mejor de lo esperado, mientras que la de refrigeración conserva bien el frío sobre todo las primeras tres horas.

Nevera eléctrica portátil Aequator LUMI24

Ofrece un diseño fácilmente reconocible y sus dimensiones se sitúan dentro de la media: 300 x 390 x 407 milímetros. Y aunque en las pruebas se ha utilizado la versión de 24 litros, existe una superior de 28 litros. La primera toma de contacto es satisfactoria: la estructura se percibe duradera, la adherencia a la superficie es buena y el único detalle a mejorar es el mecanismo que permite subir y bajar el asa porque a veces se queda ligeramente atascado.

Como era de prever, el panel de control se encuentra en la parte superior y está protegido por una tapa de plástico duro. Al principio, el recorrido de sus botones se nota un poco rígido, pero tras varios usos acabas acostumbrándote. Mientras, la zona donde se alojan los cables (son los de conexión a la red eléctrica y clavija para el mechero del automóvil que vienen incluidos) se encuentra justamente al lado de estos botones. Como el espacio disponible para estos cables es muy pequeño hay que enrollarlos y colocarlos muy bien para que al guardarlos no haya problemas.

En cuanto a sus prestaciones, mantiene mejor el frío que el calor, siempre y cuando la nevera esté conectada. En el instante en que prescindimos de cualquiera de sus dos conexiones, los alimentos y las bebidas pierden antes ese calor o frío acumulado si se compara con otras neveras.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 3 de julio de 2022.

[Recuerda que si eres usuario de Amazon Prime, todas las compras tienen gastos de envío gratuitos. Amazon ofrece un período de prueba gratuito y sin compromiso durante 30 días.]

Puedes seguir a EL PAÍS ESCAPARATE en Facebook e Instagram, o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS