Seis buenas razones para visitar Macael, la ciudad del oro blanco

La cantería de la localidad almeriense aspira a convertirse en patrimonio de la Unesco poniendo en el mapa turístico el acervo industrial de este enclave en el Valle del Almanzora

Una cantera de mármol en la localidad de Macael (Almería).
Una cantera de mármol en la localidad de Macael (Almería).Siqui Sánchez (getty images)

El pavimento del patio y la fuente de los Leones de la Alhambra de Granada son de mármol blanco de Macael, y una empresa macaelera, Mármoles Camar, lleva más de cinco años trabajando en las torres de la Sagrada Familia de Barcelona. Pero, fuera del mundillo profesional de arquitectos, constructores o restauradores, pocos conocen esta localidad almeriense de más de 5.500 habitantes en la comarca del Valle del Almanzora, al pie de la cara norte de la sierra de Los Filabres, rodeada de montañas horadadas hasta convertirse en planicies blancas.

Hasta 2014 aquí no llegaban turistas. A partir de esa fecha, el Ayuntamiento decidió poner en valor el rico patrimonio de artesanía, cultura, historia y tradiciones relacionadas con la cantería para atraer visitantes, y estos empezaron a asomar. En Fitur 2021 presentó, respaldado por la Junta de Andalucía, la candidatura del mármol de Macael a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. A la espera de lograrlo —los responsables del proyecto calculan que les quedan unos ocho años— existen buenas razones para darse una vuelta por esta ciudad del oro blanco aprovechando, además, que en junio aquí se celebran fiestas.

Un participante en la recreación de Canteros y Caciques que se celebra en junio en Macael.
Un participante en la recreación de Canteros y Caciques que se celebra en junio en Macael.

Recrear la lucha de los canteros y los caciques

Entre 1919 y 1947, los canteros mantuvieron, y ganaron, un pulso con los caciques locales, que querían privatizar sus canteras, que eran (y siguen siendo) propiedad municipal. En 2017, el Paseo de las Esculturas de Macael volvió a la primera mitad del siglo XX para la recreación de aquella gesta histórica. Carros de bueyes, técnicas tradicionales de la cantería, fraguas, trajes y gastronomía de la época, el charlestón... Acudieron 10.000 visitantes, que en 2019 fueron 20.000. Tras el parón causado por la covid, la fiesta regresará los días 10, 11 y 12 de junio de 2022 (canterosycaciques.com).

Vista de la cantera de Macael desde el mirador de Cosentino.
Vista de la cantera de Macael desde el mirador de Cosentino.

Observar una cantera desde el mirador de Cosentino

Macael, el mayor productor de mármol ornamental de España, cuenta con 6.600 hectáreas de explotación, 124 canteras —cerca de 40 en activo— y una poderosísima industria de transformación que trabaja con piedra natural de cualquier parte del mundo. El visitante puede hacerse una idea general del pasado y el presente en el Centro de Interpretación del Mármol, inaugurado en 2014 y que pronto se convertirá en museo, para dirigirse después al mirador de Cosentino (Eduardo Martínez-Cosentino Alfonso, el fabricante de Silestone y Dekton, es uno de los grandes referentes del pueblo, en el que reside) y entender sobre el terreno las labores en una mina a cielo abierto, gracias a las explicaciones de una guía turística de Made in Macael, empresa gestora del centro de interpretación. La visita a una cantera es una de las tres experiencias que ofrece.

Las excavaciones arqueológicas activas en Macael Viejo.
Las excavaciones arqueológicas activas en Macael Viejo.

Subir a Macael Viejo

La segunda experiencia guiada que parte del centro de interpretación es una subida de algo menos de dos kilómetros, y dificultad moderada, por el antiguo camino a Macael Viejo, enclave original hasta la expulsión de los moriscos en el siglo XVI, donde hay excavaciones arqueológicas activas. Las piezas halladas nutrirán el futuro museo, entre ellas ídolos y exvotos de mármol que datan del Neolítico, aunque las canteras no se explotaron como tal hasta la época romana.

José González Hernández, en su taller de artesanía de mármol en Macael.
José González Hernández, en su taller de artesanía de mármol en Macael.

Ver trabajar a artesanos y escultores del mármol

Antonio Navarro, de Navarro y Vega Artesanos del Mármol, desgrana su casi medio siglo de experiencia mientrastrabaja en su taller, uno de los 30 abiertos en Macael. Está haciendo un mortero, utensilio tradicional de cocina para majar alimentos que en esta tierra cobra un significado muy especial, ya que antiguamente era la pieza que había de modelar un aprendiz para demostrar que ya era cantero. Navarro cuenta que hizo el primero con 14 años. Visitar su taller de artesanía y el taller de escultura Alisola, de Francisco Alías, es la tercera experiencia que propone Made in Macael.

Aunque también pude haber experiencias imprevisibles. En la mañana de nuestra visita, Francisco Alías, Paco El Zapa (aquí todo el mundo tiene mote), se encuentra en la calle García Lorca esculpiendo, en vivo y en directo, uno de los nuevos bajorrelieves del Monumento al Cantero, que está siendo renovado más de 40 años después de su inauguración. El Zapa empezó en la cantería como arriero, montado en una burra, llevando agua y comida a los trabajadores; ahora es uno de los aproximadamente 12 escultores en activo en el municipio almeriense.

El mortero de mármol gigante, en Macael.
El mortero de mármol gigante, en Macael.David Bayliss (alamy)

Hacerse un selfi en el mortero más grande del mundo

Entre las avenidas Andalucía y de Ronda se alza el mortero más grande del mundo, hecho con el material que dan estas montañas, por descontado, récord Guinness e icono turístico de la localidad: mide más de tres metros de altura y pesa 36 toneladas. A cinco minutos andando por calles marmóreas, el viajero llega a la plaza de la Constitución, donde luce una réplica de la fuente de los Leones de la Alhambra. El pequeño itinerario urbano Rincones de Macael acerca a estos y otros lugares curiosos y emblemáticos, como la calle Mario Palma, conocida como calle de las escalerillas por los 94 coloridos peldaños que la componen. 

Un plato de rin ran, receta típica en la gastronomía de Macael.
Un plato de rin ran, receta típica en la gastronomía de Macael.

Comer 'fritá' de conejo, ‘rin ran’ o migas del Almanzora

Desde el restaurante Los Membrives, un clásico especializado en comida casera —puchero de trigo, gurullos, gachas torcidas, rin ran— hasta La Marmita, que revisa la tradición —fritá de conejo, migas del Almanzora— y la sirve en platos de mármol, comer bien en Macael está asegurado. El entorno ofrece, además, unas 80 plazas hoteleras, divididas en cuatro establecimientos: Cero Ocho, que es de propiedad municipal y tiene 12 habitaciones; Jardines de la Tejera, en la vecina localidad de Olula del Río (a unos cuatro kilómetros); complejo rural Reúl Alto y casas rurales Picahico, ambos en Laroya, a unos ocho kilómetros.

Un ‘rally’ de coches, un festival de música y un futuro parque minero

En julio de 2021, David Bisbal y Loquillo se subieron al escenario del primer Marble Music Fest, celebrado en una cantera, para promocionar la candidatura de la cantería del mármol de Macael a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La idea es que la cita se siga repitiendo todos los veranos y llegue a ser tan longeva como el Rally Subida del Mármol, que el pasado octubre vivió su 45º edición congregando a entre 20.000 y 30.000 participantes. El Ayuntamiento también tiene en proyecto la construcción de un parque minero del estilo de los de Almadén (Ciudad Real) o Riotinto (Huelva), y un camino de vértigo, como el del Caminito del Rey en Málaga, que recorra esta singular orografía tallada por los canteros.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS