Cómo hice realidad mi sueño: convertir un ‘school bus’ en una caravana para recorrer la costa oeste de Estados Unidos

De San Francisco a Los Ángeles, Las Vegas y Mammoth Lakes, y vuelta a San Francisco. Dos meses de aventura que empezaron mucho antes de lanzarse a la carretera

La familia al completo con su nuevo vehículo: un autobús escolar estadounidense convertido en una caravana de viaje.
La familia al completo con su nuevo vehículo: un autobús escolar estadounidense convertido en una caravana de viaje.Adrián Rodríguez (Mola Viajar)

Está claro que tantas sobremesas viendo por televisión a Los Simpson iban a dejar huella. Una de las cosas que más nos llamaban la atención del atrezo de la serie de animación era el autobús escolar en el que Bart y Lisa van cada día al colegio. Estos vehículos se convirtieron para nosotros en todo un icono de Estados Unidos, ya que en Europa no acostumbramos a verlos en circulación. Coleccionamos llaveros, buses en miniatura, incluso protagonizaron nuestras tartas de cumpleaños… Todos los deseos habían sido más o menos controlados. Pero el ansia por tener nuestro propio school bus resurgió cuando hace unos años conocimos a una pareja que había comprado su propio autobús amarillo para camperizarlo y recorrer Estados Unidos a su aire. Ahí, nuestra cabeza comenzó a elucubrar con lo que por aquel entonces era aún un sueño… ¿Podríamos llegar a conseguir nuestro propio Molabus? Aún no lo teníamos y ya lo habíamos bautizado.

Rompimos la hucha, hicimos cuentas, y vimos que el sueño, por entonces, se tenía que quedar ahí. Aunque no por ello cesamos de luchar por él. Lo contamos en nuestro primer libro, una guía de viaje por la costa oeste del país publicada en 2019; tuvimos que elegir entre sacar la guía adelante o hacernos con un bus y camperizarlo. Pero si por algo nos caracterizamos es por nuestra tenacidad para cumplir sueños, así que aunque en ese momento este se esfumó, lo hizo solo un poquito… Nosotros seguimos erre que erre, luchando por él.

Decidimos trabajar en más destinos de nuestras guías turísticas, en agendas, en invertir más para poder llegar a hacer nuestro sueño realidad… Tras un intento fallido de compra, fuimos muy conscientes de que adquirir un autobús escolar de segunda mano, a distancia y en un país que no es el tuyo, era cualquier cosa menos fácil.

La suerte se cruzó en nuestro camino y un seguidor de nuestro blog Mola Viajar nos presentó, vía Instagram, a Mabel y Antonio, una pareja que controlaba de mecánica y que vivía en Estados Unidos en un school bus que ellos mismos habían camperizado. Nos reunimos y el 31 de diciembre de 2021, poco antes de las uvas, hicimos la compra del nuestro: o cogíamos este tren o se iba sin nosotros. Y así fue.

El 31 de diciembre de 2021, poco antes de las uvas, hicieron la compra del autobús escolar gracias a la ayuda de una pareja seguidora de su blog 'Mola Viajar'.
El 31 de diciembre de 2021, poco antes de las uvas, hicieron la compra del autobús escolar gracias a la ayuda de una pareja seguidora de su blog 'Mola Viajar'.Adrián Rodríguez (Mola Viajar)

Ellos fueron nuestros ángeles de la guarda, se encargaron de fichar un autobús en venta que encajase con el tamaño que buscábamos (no excesivamente grande) y que estuviera en buenas condiciones, y comenzaron a tunearlo. Al principio nos informaban de todos los cambios con foto incluida; estábamos emocionadísimos. Pero cuando aquello comenzó a tomar forma, cesaron las comunicaciones. Querían conseguir en nosotros el efecto wow cuando lo viéramos por primera vez, y vaya si lo consiguieron.

No solo eso, sino que se creó una unión tan bonita entre los seis que nos fuimos juntos de viaje un par de semanas. Ellos con su bus y nosotros con el nuestro, pero viajando en familia. Esto nos ayudó enormemente a hacernos con el manejo del vehículo por las carreteras estadounidenses y a adaptarnos a la vida camper con dos niños, claramente fuera de nuestra zona de confort.

Una imagen que muestra el resultado de la reforma interior del autobús escolar.
Una imagen que muestra el resultado de la reforma interior del autobús escolar.Adrián Rodríguez (Mola Viajar)

El viaje comenzó en San Francisco y la ruta nos llevó por la Highway 1, una de las carreteras más pintorescas del país, con unas vistas espectaculares. En ella se suceden playas, acantilados, animales en su hábitat que se divisan a simple vista y que emocionan a cualquiera… Los ingredientes para hacer de esta aventura un sueño aún más bonito.

Tras pasar unos días en Los Ángeles, donde pudimos disfrutar, entre otras cosas, de parques de atracciones que no habíamos podido visitar hasta ahora por las prisas habituales de cualquier viaje, llegamos hasta San Diego, una pequeña ciudad encantadora tanto para niños como para adultos, desconocida para nosotros entonces y ahora convertida ya en imprescindible.

Desde allí, cambiamos de Estado y pasamos de California al vecino Nevada, donde se encuentra, entre otros, Las Vegas: la ciudad del pecado, de Elvis Presley y del “lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas”. Si bien es un centro de ocio para adultos, donde los casinos, las tiendas y la diversión para mayores de 18 años reinan, hay planes de sobra para hacer con niños. Eso sí, hay que tener en cuenta que no podréis pasear por los casinos con menores. En cualquier caso, se puede disfrutar de la ciudad con ellos si buscas la manera: por ejemplo, eligiendo un hotel con piscina; los hay con juegos infantiles e incluso esta vez visitamos uno ambientado en un circo, que acogía espectáculos de malabares cada poco tiempo.

Otra parada estrella del road trip fueron los Mammoth Lakes, un típico lugar de vacaciones en la montaña, muy cerca del parque nacional de Yosemite, que está formado por varios lagos y en el que es muy fácil cargar pilas y aprovechar la vida de camping con la furgoneta.

De acampada con la nueva caravana, en ruta por la costa oeste de los Estados Unidos.
De acampada con la nueva caravana, en ruta por la costa oeste de los Estados Unidos.Adrián Rodríguez (Mola Viajar)

Tras un par de meses en familia, viajando despacio, disfrutando del momento, alternando ciudad con naturaleza, nuestro viaje terminó donde comenzó, en San Francisco. El bus se quedó aparcado esperando a la siguiente aventura que, si no pasa nada, será el próximo mes de septiembre. Y para entonces le esperan por delante muchos kilómetros, esta vez respirando aire puro de los parques nacionales de Estados Unidos.

Pero ojo, a pesar de que este ha sido nuestro bonito sueño cumplido, no todo ha sido un camino de flores. Lo primero de todo es que sin tener a alguien de confianza en Estados Unidos, esto nos parece imposible de realizar. En segundo lugar, la administración del país no siempre lo pone fácil para poner los papeles en regla, depende mucho del funcionario que te toque.

Por otro lado, a pesar de que podéis ir a la aventura porque siempre hay cancelaciones de plazas a última hora, los campings suelen agotar plazas con meses de antelación, por lo que no siempre es sencillo encontrar sitio donde uno quiere; la organización es un plus en este tipo de rutas. La medida de la caravana que llevéis también puede ser un problema para visitar ciertos parques nacionales, por lo que, de nuevo, cobra importancia el hecho de estar organizados e informados.

'Road trip' con paradas obligatorias, como esta en el emblemático Peggy Sue's en la Ruta 66, camino de Las Vegas.
'Road trip' con paradas obligatorias, como esta en el emblemático Peggy Sue's en la Ruta 66, camino de Las Vegas.Adrián Rodríguez (Mola Viajar)

No nos olvidemos de la climatología. Por muy bien preparados que vayáis, puede jugar en contra en lugares como el desierto de Nevada, donde al final elegimos aparcar el bus y alojarnos en un hotel con piscina para sofocar los 40 grados en pleno mes de junio (imaginad agosto...) Y si a esto le sumamos los precios de los seguros, las visitas al taller y que el galón de gasolina en Estados Unidos está más cerca de las nubes que un Boeing 747… Pero todo forma parte del sueño, poder ver animales en libertad desde tu cama y también esto, así que sería injusto contar solo lo bueno.

Aun con todo, perseguir este sueño nos ha salido a cuenta, así que os animamos a que, sea lo que sea que os ronde por la cabeza, le pongáis un poquito de ilusión y apliquéis aquello de ¿por qué no intentarlo? Con piedras y con flores, a veces, el camino sale bien.

Consejos para hacer con niños un ‘road trip’

El mejor consejo que podemos daros acerca de viajar con niños para realizar un 'road trip' como este es que tengáis paciencia. Plantear un plan ambicioso de visitas solo será posible si vuestro hijo o hija os sigue el juego. Si no, podéis convertir unas vacaciones tranquilas en un: "¿Cuándo termina esto?" Así que mejor acudir con las expectativas bajas en cuanto a sumar visitas, y con buena disposición y un deseo irrefrenable de pasar tiempo en familia.

En un plano más operativo, lo que mejor nos funciona es alternar parques de atracciones, museos para niños, los parques con columpios de las propias ciudades y otras actividades infantiles con visitas más dedicadas a los adultos, como por ejemplo un parque nacional. En este caso, que puede tener encanto para los niños pero no tanto como nos gustaría, siempre está bien buscar en las webs oficiales qué atractivos ofrecen para ellos. Por ejemplo se pueden conseguir las placas de Junior Ranger, que hacen que se impliquen mucho más con la visita y que aprendan de la misma.

Si vuestro viaje es un 'road trip' con acampada incluida, las hogueras nocturnas y los 'marshmallows' son un binomio perfecto para ellos. Y llevad la imaginación preparada: es un buen momento para contar historias, tocar el ukelele, jugar a juegos de mesa, de habilidad o lo que sea que os guste más. Suele haber poca cobertura, así que las tabletas están fuera de juego. ¡Imaginación, calienta, que sales!

Adrián Rodríguez y Gosi Bendrat son autores del blog Mola Viajar desde 2008. Tanto en su blog como en su canal de YouTube, cuentan cómo recorren el mundo en compañía de sus hijos, Daniela y Oliver.

Suscríbete aquí a la newsletter de El Viajero y encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestras cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

Concurso

Elige la plaza más bonita de España y gana una escapada rural
PARTICIPA
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS