Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El poder del hormigón

El poder del hormigón

12 fotos

De Reino Unido a Eslovaquia y de Francia a Croacia, pasando por España, el fotógrafo Carlos Traspaderne lleva siete años rastreando Europa en busca de la esencia del brutalismo, ese movimiento arquitectónico que nació en los años cincuenta, cayó en el olvido y ahora se redescubre bajo un nuevo prisma. Un libro reúne tres centenares de las instantáneas que ha captado su cámara Hasselblad.

  • Les Orgues de Flandre, París, Francia (obra del arquitecto Martin van Treeck, 1973-1980).  Brutalismo. Pocos movimientos han tenido un nombre tan provocador como este. Creado en los años cincuenta por un grupo de jóvenes arquitectos para impactar a la gris Inglaterra de la posguerra, nació como una reacción al estandarizado estilo moderno y a la destrucción social de la contienda mundial. Tomó su nombre de su querencia por el  béton brut  (hormigón natural) que Le Corbusier elevó a categoría de dogma. En pocos años, la pasión brutalista por una monumentalidad sincera, que prometía un futuro de viviendas cómodas para todos, se extendió. Pasó del lado capitalista al comunista, sin entender de las fronteras de la Guerra Fría, y de ahí a medio planeta. Pero en los años setenta, nuevas miradas revelaron sus grietas, alimentadas por la decadencia de los conjuntos urbanos que los políticos habían abandonado. Posteriormente, el brutalismo ha sido redescubierto. Y mientras muchos de sus edificios caen acosados por acusaciones de falta de eficiencia, que suelen ocultar la especulación, es el momento de redefinir este movimiento e identificarlo, en mi caso con una cámara Hasselblad de 1973, el mismo modelo que viajó a la Luna, el proyecto colectivo que supuso el clímax de aquella sociedad utópica.  Las imágenes de este fotoensayo pertenecen al libro ‘Brutalismus’, del fotógrafo Carlos Traspaderne, editado por Aloha.
    1Les Orgues de Flandre, París, Francia (obra del arquitecto Martin van Treeck, 1973-1980).

    Brutalismo. Pocos movimientos han tenido un nombre tan provocador como este. Creado en los años cincuenta por un grupo de jóvenes arquitectos para impactar a la gris Inglaterra de la posguerra, nació como una reacción al estandarizado estilo moderno y a la destrucción social de la contienda mundial. Tomó su nombre de su querencia por el béton brut (hormigón natural) que Le Corbusier elevó a categoría de dogma. En pocos años, la pasión brutalista por una monumentalidad sincera, que prometía un futuro de viviendas cómodas para todos, se extendió. Pasó del lado capitalista al comunista, sin entender de las fronteras de la Guerra Fría, y de ahí a medio planeta. Pero en los años setenta, nuevas miradas revelaron sus grietas, alimentadas por la decadencia de los conjuntos urbanos que los políticos habían abandonado. Posteriormente, el brutalismo ha sido redescubierto. Y mientras muchos de sus edificios caen acosados por acusaciones de falta de eficiencia, que suelen ocultar la especulación, es el momento de redefinir este movimiento e identificarlo, en mi caso con una cámara Hasselblad de 1973, el mismo modelo que viajó a la Luna, el proyecto colectivo que supuso el clímax de aquella sociedad utópica.

    Las imágenes de este fotoensayo pertenecen al libro ‘Brutalismus’, del fotógrafo Carlos Traspaderne, editado por Aloha.
  • Estación de bomberos Massena, París, Francia (Jean Willerval y Prvoslav Popovic, 1971).
    2Estación de bomberos Massena, París, Francia (Jean Willerval y Prvoslav Popovic, 1971).
  • Viviendas Alt-Erlaa, Viena, Austria (Harry Glück, 1973-1985).
    3Viviendas Alt-Erlaa, Viena, Austria (Harry Glück, 1973-1985).
  • Monumento al descubrimiento de América, Madrid, España (Joaquín Vaquero Turcios, 1977).
    4Monumento al descubrimiento de América, Madrid, España (Joaquín Vaquero Turcios, 1977).
  • Ermita de la Virgen de los Parrales, Baños de Río Tobía, España (1975).
    5Ermita de la Virgen de los Parrales, Baños de Río Tobía, España (1975).
  • Torre de Correos, Londres, Reino Unido (Eric Bedford y G. R. Yeats, 1961-1964).
    6Torre de Correos, Londres, Reino Unido (Eric Bedford y G. R. Yeats, 1961-1964).
  • Les Choux (Los Repollos), Créteil, Francia (Gérard Grandval, 1969-1974).
    7Les Choux (Los Repollos), Créteil, Francia (Gérard Grandval, 1969-1974).
  • Torre Velasca, Milán, Italia (B. B. P. R., 1958).
    8Torre Velasca, Milán, Italia (B. B. P. R., 1958).
  • Aparcamiento de Welbeck Street, Londres, Reino Unido (Michael Blampied, 1968- 1971). Demolido en 2019.
    9Aparcamiento de Welbeck Street, Londres, Reino Unido (Michael Blampied, 1968- 1971). Demolido en 2019.
  • Cité Curial-Michelet, París, Francia (André Coquet, 1966-1969).
    10Cité Curial-Michelet, París, Francia (André Coquet, 1966-1969).
  • Torre de Autopistas Acesa, Barcelona, España (Claudio Carmona, 1963-1967).
    11Torre de Autopistas Acesa, Barcelona, España (Claudio Carmona, 1963-1967).
  • National Theatre, Londres, Reino Unido (Denys Lasdun, 1967-1976).
    12National Theatre, Londres, Reino Unido (Denys Lasdun, 1967-1976).