Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrejoncillo en Europa

Es el deleite del saber, el placer de soñar, la ilusión por compartir y la libertad para trabajar y autodirigirse lo que hace que un proyecto tenga éxito, como idea, antes de desarrollarse, y éxito, como proyecto, al terminarse

“A pesar de la tormenta emocional que atraviesan chicas y chicos de 15 y 16 años, estaba muy contenta de ver cómo en el proyecto Interrail Digital se habían organizado muy bien, cumplían con los plazos establecidos y hacían frente con ganas a las tareas que se iban planteando.

Normalmente les cuesta asumir compromisos y aceptar con naturalidad lo acordado en la elaboración y entrega de trabajos. Más aún, si los trabajos se plantean en equipo, que deben organizarse, repartir tareas... Pero, con este proyecto fue distinto; era gratificante confirmar su avance. El proyecto les llamaba poderosamente la atención, despertaba su interés y el deseo de superar los pequeños retos de cada tarea”, comenta Julie Lestienne, profesora de francés del Instituto Público Vía Dalmacia de Torrejoncillo (Cáceres).

En la entrada anterior terminábamos el relato, describiendo algunas de las tareas de los estudiantes en materias y grupos distintos y referidas al proyecto ‘Interrail Digital’. Anunciábamos también que la narración continuaría con una segunda entrega...

El proyecto pretendía organizar el aprendizaje en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) sobre la base de trabajos de resolución de problemas como... planificar visitas de interés y los correspondientes itinerarios de viaje, valorar costes, organizar horarios de medios de transporte, comprar billetes, reservar hospedajes... a lo largo de un trayecto virtual, de 30 días, en tren, por toda Europa.

Querían traspasar las paredes del instituto y convertir los aprendizajes y las producciones de los estudiantes en recursos sociales. Esperaban confeccionar, de alguna manera, una guía turística virtual sobre Europa. Los trabajos de los estudiantes debían recopilarse, organizarse y publicarse en un soporte de fácil acceso; así se hizo. Editaron sendas páginas web, una por cada curso de implantación: “#Interrail Digital 2018/2019. Innovation Project e “Interrail Digital 2019/20. Proyecto de innovación”.

Compilaron pequeños artículos, vídeos editados, presentaciones, formularios, líneas de tiempo, mapas virtuales sobre itinerarios... Algunos de estos recursos, incluso, en idiomas extranjeros (inglés o francés), siguiendo las prescripciones establecidas para el currículo de la ESO.

Consiguieron mostrar los atractivos naturales, culturales, científicos... de una serie escogida de destinos europeos. Este es el caso de la presentación interactiva sobre Cáceres y su casco antiguo (primera visita del trayecto), editada por estudiantes de primer curso de la ESO, junto a su profesora de Inglés Raquel Díaz.

Desde 1986, Cáceres ostenta el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad concedido por la UNESCO |

“Y ¿A quién no le gusta viajar?”

Fue un itinerario patrón —diferente en cada curso escolar— la referencia común para todo el instituto, confeccionado por uno de los grupos (segundo de la ESO de la Sección Bilingüe) junto a su profesora Carolina Gutiérrez. En su elaboración debían utilizar criterios económicos (el presupuesto total del viaje era de 1200€), temporales (30 días), estratégicos (cada traslado en tren no tenía que pasar de nueve horas y en el caso de trayectos muy largos, debían buscar horarios de trenes de desplazamiento nocturno) priorizando el valor cultural de todos y cada uno de los destinos.

23 de los 36 docentes que conformaban el Claustro contribuyeron, desde el trabajo de cada materia, al desarrollo de proyecto. Los estudiantes con las orientaciones del equipo docente aprovechaban cada destino para profundizar en saberes relacionados con el ámbito y materia curricular correspondiente. En unas de estas materias se priorizaba, por ejemplo, la visita a museos de arte, o el trabajo sobre biografías y eventos históricos... y, en otras, los descubrimientos científicos, la economía, los temas de actualidad, los espacios de ocio y entretenimiento...

“El proyecto nos ofrecía la oportunidad de poner en práctica los contenidos que íbamos trabajando en las sesiones de clase. Por ejemplo, después de trabajar contenidos de geometría, referidos a la medida y las magnitudes, en relación con el proyecto trabajábamos el cálculo de distancias, tiempos… Al terminar la unidad de proporcionalidad y porcentajes, nos dedicamos a los presupuestos, costes, precios...”, comenta Jesús del Moral, profesor de Matemáticas en el curso 2019/20.

Cartel anunciador del Proyecto 'Interrail Digital' |
Ilustración de | ampliar foto
Ilustración de |

“La ciudad que íbamos a visitar era Madrid, en nuestro viaje del interrail y precisamente Madrid era una ciudad que el año pasado celebraba el centenario del fallecimiento de Benito Pérez Galdós. Relacionando ambas circunstancias decidimos poner en práctica una ruta para investigar aquellos lugares de la ciudad en los que Galdós había tenido alguna presencia y hacer un recorrido virtual por todos ellos.

Cada uno de los estudiantes, iba contando rasgos importantes de los lugares a visitar y planificaron una ruta con sentido, que fuese real, y que ubicaron en el plano.

Quizá uno de los aspectos más importantes del proyecto fue que, en plena pandemia, en confinamiento, nos sirvió de viaje. Aunque de manera virtual, nos permitió abrir un poco las ventanas, las puertas y salir de casa en un momento que no era posible”, según relata José María Santiago, profesor de Lengua y Literatura Castellana en el curso 2019/20.

Los trabajos de los estudiantes, además de publicarse en formato web, se difundieron ampliamente en redes sociales. Utilizaron los distintos perfiles del instituto en Twitter, Instagram y Facebook. Al final consiguieron montar un repositorio de recursos turísticos sobre Europa de evidente utilidad. El trabajo realizado ‘intramuros’ se brindaba para uso del vecindario de Torrejoncillo, la ciudanía en general y los profesionales de la enseñanza. Servía, también, de referencia para su posible generalización en otros contextos escolares.

“Y ¿A quién no le gusta viajar?... Cada uno lo puede trabajar de la forma que considere, de la forma que le sea más fácil y genere aprendizaje. Yo me he sentido con total libertad a la hora de trabajar con el proyecto. Al final, trabajar de esta forma, en pequeños grupos colaborativos, hace posible un aprendizaje más significativo; consigue que no se les olvide lo que han aprendido.

Es una forma en la que piensan primero... ¿Qué es lo que quiero aprender? ¿Cuáles son las herramientas que necesito para llegar a ese conocimiento y descubrir lo que quiero saber? El resultado final, el producto, lo ven; llegan a ese producto final. Pueden analizar cómo han llegado a ese resultado. Cómo han trabajado, cómo han construido esos conocimientos… Entonces sí que lo veo muy, muy interesante y debería casi ser obligatorio trabajar con ese proyecto en todos los centros” (Julie Lestienne, profesora de francés en el curso 2018/19).

Nuevos interrogantes

El IESO Vía Dalmacia es un centro de dos líneas en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria. Cuenta, además, con un ciclo de grado medio de formación profesional en Informática. Se sitúa en la localidad de Torrejoncillo, con una población por debajo de 3.000 habitantes censados. Como lugar de destino no es referente turístico y en los jóvenes no es habitual que se despierten expectativas y deseos de compartir vivencias internacionales con otras gentes y culturas.

Los estudiantes suelen plantearse salidas profesionales con tradición en su entorno próximo. El proyecto pretendía ampliar estas expectativas personales y profesionales, abrir mentalidades... Despertar su interés por las posibilidades que les brinda la Comunidad Europea, de la que pueden sentirse parte, y gozar de la libertad de circulación entre países del espacio Schengen.

Los estudiantes de FPB de informática han confeccionado una visita digital a Múnich y exponen toda la información recopilada en una página web elaborada 'ad-hoc' |

“La ciudad seleccionada para mis alumnos fue Múnich, los estudiantes no tenían ni idea de dónde estaba la ciudad. Les sonaba el nombre y poco más, por los conocimientos que tenían del equipo de fútbol. Trabajamos desde el módulo curricular de ‘Montaje y Mantenimiento de Sistemas y Equipos Informáticos’ de 1º de FPB. Utilizamos, también, una hora de tutoría”, comenta el profesor Felipe Pablos de la especialidad de Informática en el curso 2019/20.

En este centro educativo rural, el profesorado y las familias consideran importante despertar en los estudiantes la conciencia de ciudadanía europea y romper con autolimitaciones culturales. Eliminar fronteras imaginarias y tomar conciencia de nuevas oportunidades a su alcance, más variadas y comprometidas. Percibir y ser conscientes de la riqueza cultural y las posibilidades que les brindan las naciones de Europa.

“Las tareas abordadas permitieron que se dieran cuenta de que viajar no era cosa de ricos. Que cualquier persona, aunque tenga un presupuesto bajo, puede viajar en unas o en otras condiciones.

Esto me pareció muy importante porque muchos de ellos no han viajado prácticamente nunca y me gustó que comprobaran que se podía hacer con un presupuesto bajo. Sobre todo, me interesaba que conocieran la opción del Interrail. Que descubrieran que ellos, a una determinada edad, tienen acceso a este sistema de billetes en el tren europeo y que pueden organizar un viaje para conocer varios países y varias ciudades con poquito dinero”, manifiesta Cristina Sapó, profesora de Ciencias Aplicadas a la Actividad Profesional en el curso 2018/19.

Ilustración de ampliar foto
Ilustración de

“El desarrollo inicial del proyecto en el aula supuso el momento más difícil. No olvidemos que son alumnos de un entorno rural y muchos de ellos no han viajado apenas, y menos aún fuera del país. Acciones como buscar un billete de tren, comprar una entrada para una obra de teatro, localizar un museo en una gran ciudad y decidir si les interesa su contenido, rastrear restaurantes y elegir los menús más asequibles o saludables, resultaban para la mayoría de ellos un misterio, en su primera incursión en la actividad. Se requería la paciencia de los docentes para trabajar los conocimientos adecuados en cada paso de resolución del problema”, comenta José Amarilla, profesor de Lengua Castellana y Literatura.

Aprender con sentido: dialogando en lengua extranjera

Descendiendo al proceso de trabajo dentro del grupo de clase y en una determinada materia, pasamos a describir el diseño de la visita en un destino particular. En esta ocasión, nos referiremos, en primer lugar, a la planificación del recorrido digital por la ciudad de Viena. Este trabajo fue abordado por estudiantes de segundo curso del Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR), en el ámbito curricular de lenguas extranjeras y, en concreto, en la materia de Inglés.

Educación. Un arma cargada de futuro

Ilustración de
Ilustración de

María Caso

Hablo de la educación que, en su sentido último, es condición de posibilidad de una vida digna y plena, de la educación que capacita para desarrollar un proyecto vital en libertad y que emancipa de las condiciones materiales que nos permean. Hablo de la educación que me proporcionó las herramientas de construcción de un pensamiento crítico férreo y no de aquella que, irrestrictamente, marginaliza y adoctrina en una historia occidental unívoca...
María Caso (2021). Totalitarismo o educación. Un arma cargada de futuro. Telos (116). Fundación Telefónica. Pag.101.

Carolina Gutiérrez, profesora de inglés de este grupo y coordinadora del proyecto comenzó recorriendo todos los grupos-clase de PMAR. Explicaba el significado de viajar por Europa con la modalidad de ‘Pase joven de Interrail’, promovido desde el Programa DiscoverEU. El objetivo de este programa es ofrecer a los jóvenes la oportunidad de viajar por Europa... “Contribuir a que, viajando, la juventud europea se familiarice con la identidad europea y se sensibilice acerca de los valores fundamentales de la Unión Europea”.

Cada grupo-clase tuvo la oportunidad de debatir los beneficios de ser ciudadano europeo e interesarse por realizar viajes culturales, de ocio, salidas profesionales y otras actividades vitalmente importantes. Al final Carolina les revelaba en qué consistía el Proyecto “Interrail Digital”, del que podían formar parte.

Específicamente, en el grupo-clase de segundo de PMAR, Carolina inició su trabajo proyectando un documental sobre la ciudad de Viena. Trataba de generar condiciones favorables para relacionar lo contemplado en la proyección con las vivencias próximas de los estudiantes. Ampliarlas y situarlas en una ciudad con un enorme bagaje cultural, histórico y cosmopolita. Hacer familiar, cercano, atractivo... un lugar geográficamente alejado de su Extremadura natal. “Emular un programa televisivo del tipo... ‘Españoles, o madrileños por el Mundo en Viena’ o ‘What to do for 2 days in Viena’ ”, comenta Carolina Gutiérrez.

El documental informaba de las peculiaridades de la ciudad, sus habitantes, costumbres, edificios y monumentos singulares, ofertas de ocio... Incluso los precios de algunos productos habituales de consumo, niveles y calidad de vida...

"Debemos tener en cuenta que para jóvenes de 13 o 14 años, que nunca han montado en avión, abrir el debate de viajar por Europa y conocer otros estilos de vida, resulta no solo exótico, sino sobre todo educativo”, explica Carolina.

A partir del debate generado, se les pedía que imaginasen ese viaje a Viena. Debían exponer, consensuar y decidir los lugares de la ciudad que decidían visitar, dónde comer, dormir, qué medios de transporte utilizar en sus desplazamientos, su coste... (tenían que ajustarse a un presupuesto establecido). Una vez estuvieron de acuerdo, escribieron el guion, en inglés, de una escena que representaron y grabaron en vídeo, en la que unos amigos que se iban a ir de viaje se repartían las tareas... tú buscas el hotel, tú reservas el teatro, tú te encargas de elegir el restaurante...

Mostramos, a continuación, el vídeo de una grabación entre estudiantes, practicando en ingles la solicitud de información a una agencia de viajes. En este caso, elaborado por una estudiante de otro de los grupos del proyecto (2º de ESO), responsable de planificar la visita a otro destino: la ciudad de Toulouse.

Proyecto 'Interrail Digital'. Toulouse. Agencia de viajes. Trabajo de la estudiante Lucía Vega de 2º ESO |

Sobre este otro trabajo Carolina comenta... “Comenzamos a familiarizarnos con el destino a planificar proyectando un vídeo en inglés, con subtítulos también en inglés, de viajeros que recomendaban qué hacer en Toulouse. Les pedí a mis estudiantes que tomaran notas y que preparan un Role Play ellos solos, en el que representaran a un agente turístico atendiendo a un turista que necesita que le organicen un viaje y le recomienden hospedaje, restaurantes y qué visitar.

Al final se subió a la web el trabajo de Lucía que grabó su voz como si fuera un cliente de la agencia de viajes. Se vistió con una chaqueta de su madre y cogió un teléfono como si estuviera atendiendo a su cliente. Utilizó un ordenador para emitir los podcasts, un móvil para grabarse y un teléfono fijo como attrezzo. Alternando los podcasts del ordenador, con las ‘preguntas del cliente’, y sus respuestas, simuló resolver una consulta telefónica. A mí no hay nada que me cautive más que una mente despierta y una creatividad exuberante. Me entusiasmó su capacidad resolutiva. Creo que el mundo es suyo para recorrerlo y enriquecerlo. Sinceramente.”

Tomadas las primeras decisiones tenían que elaborar, redactar, grabar diálogos en inglés, representando los comentarios, preguntas y respuestas necesarias en un proceso de gestión y toma de decisiones en la definición de una visita. Qué tareas debían asumir cada uno... búsqueda información, comparación de costes, análisis y estudio de los valores culturales y de ocio de determinados espacios, edificios, parques, museos, barrios, calles, los menús de restaurantes.... Con ayuda de Carolina, corregían las expresiones de los diálogos y enriquecían su vocabulario con términos que hasta entonces no habían utilizado.

Enseñar a transgredir

Ilustración de
Ilustración de

bell hooks

Las y los estudiantes tenían que ser vistos en su particularidad, como individuos (en esto me inspiraba en las estrategias que utilizaban mis maestras de primaria para conocernos), y había que interaccionar con ellos de acuerdo a sus necesidades (aquí Freire resultaba útil). La reflexión crítica sobre mi experiencia como estudiante en aulas aburridas me permitía no solo imaginar que el aula podía ser emocionante, sino que esta emoción podía coexistir con el compromiso intelectual o académico serio e incluso estimularlo.
bell hooks (2021). Enseñar a transgredir. El País

En los diálogos no solo se describían las razones de la visita sino el atractivo que despertaba. En principio, en el caso de la visita a Viena, por ejemplo, apreciaban más la posibilidad de asistir a las exhibiciones de la Escuela Española de Equitación que la de visitar museos de arte, palacios de la ciudad (el Museo de Historia del Arte, el Palacio de Belvedere, la Catedral de San Esteban, la Fuente de la Boda, el Palacio de Schönbrunn. la Ópera Estatal de Viena...). Era necesario, por tanto, argumentar preferencias y, al final, llegar a acuerdos.

Los estudiantes, conversando en inglés, debían estar convencidos de sus decisiones, defenderlas y, con ello, ganar autonomía. Debían sentir que tenían voz y voto. Enfrentarse a las dificultades que podrían encontrar para adoptar algunas opciones y asumir un rol de protagonista de su propio aprendizaje.

“Me gustaría subrayar que para las lenguas extranjeras el proyecto resultaba especialmente atractivo; todo el profesorado especialista en lenguas extranjeras, en nuestro caso, de inglés y francés, ha participado decididamente en el proyecto” (Carolina Gutiérrez. Memoria del proyecto de innovación “Interrail Digital 2018/19”).

Julie Lestienne, profesora de francés, comenta: “Nosotros abordamos un destino del norte de Francia: la ciudad de Lille. Este destino era muy representativo, muy simbólico para mí. Yo soy de Lille. Era también una manera de hablarles de mi zona, de mi ciudad, de mi región, de mis raíces. Es verdad que esto fue la guinda del pastel porque sabiendo que su profesora era de allí, ellos no me podían fallar. Tenían que hacerlo bien y además querían descubrir mi tierra.” Algunos de sus descubrimientos los grabaron en vídeo y los subieron a la web del proyecto.

En el curso 2019-20 aprovecharon el contacto internacional con un grupo de estudiantes franceses de intercambio y la presencia de Daniel Schneider (profesor visitante alemán). A los estudiantes les sirvió de estímulo añadido.

Proyecto 'Interrail Digital'. Diego y Alejandro: La gastronomía de Lille. 3º ESO | ampliar foto
Proyecto 'Interrail Digital'. Diego y Alejandro: La gastronomía de Lille. 3º ESO |

“Con motivo del Interrail, aprovechamos para que Daniel Schneider entrara en los grupos que tenían destinos en Alemania y así compartiera con ellos anécdotas más allá de los estereotipos asociados con los alemanes. Daniel incluso nos sugirió hacer un desvío en nuestro itinerario para cambiar un destino por otro que según él era más bonito e interesante”, nos cuenta Isabel María Rubio, profesora de Inglés.

En todos los casos los docentes asumían un papel de coorganizadores, referentes en el aprendizaje y guías del proceso. Recomponían de manera dialogada el camino y aportaban criterios de rigor, lógica y realismo, para conseguir la mejora personal y académica del estudiante... “¿Os habéis fijado si abren en domingo? ¿Estáis teniendo en cuenta cuánto dinero lleváis gastado en esta visita? ¿Habéis pensado en la hora a la que llegareis a la ciudad? ...”

A comienzos del curso 2019-20 en el IESO Vía Dalmacia se desarrolló una actividad de formación permanente del profesorado en metodología de aprendizaje basado en proyectos (ABP), que fortaleció su capacitación profesional. “El Interrail incluso ha sido una buena ocasión de poner en práctica todo lo aprendido en el curso de formación” (Carolina Gutiérrez. Memoria del proyecto de innovación “Interrail Digital 2019/20”).

La secuela de un proyecto

El conjunto de trabajos del ‘Interrail Digital’, como ya hemos referido, se expuso en una web, que permitía presentar las producciones en orden cronológico. Se buscó un formato común para la edición, en el que, en cada espacio, por curso y materia, se pudiera añadir al trabajo de los estudiantes, el mapa de la ciudad, y el presupuesto de la visita.

Presentación de Carolina Gutierrez de la Website de la edición de 2020 del Poyecto pedagógico 'Iterrail Digital'. IESO Vía Dalmacia. Torrejoncillo (Cáceres)

El IESO Vía Dalmacia ha desarrollo del proyecto en dos años seguidos, finalizando y publicando su web el día 9 de mayo de cada curso escolar, coincidiendo con la celebración del Día de Europa. Logró romper fronteras y obstáculos culturales, consiguiendo que los estudiantes viajaran digitalmente a lugares impensables.

Eve Olivera Mateos, directora del Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Coria y responsable de la supervisión y seguimiento de este proyecto de innovación, nos traslada por escrito las siguientes consideraciones: “Fue un lujo hacer el seguimiento del Proyecto ‘Interrail Digital’. La primera visita la hicimos mi compañero Juan Carlos Pérez, Asesor del CPR, y yo. Nos reunimos con la coordinadora y nos presentó el programa. Nos encantó el planteamiento que hizo.

A lo largo del curso, visité varias veces el centro (...). El viaje planificado era virtual, pero el interés, entusiasmo y aprendizaje fueron reales. La mayoría no había oído hablar nunca del billete Interrail, pero estoy segura de que muchos llevaran a cabo esta experiencia (...) Valoro mucho la implicación del profesorado del Instituto. Participaron casi todos los docentes (...) El director no sólo se implicó y procuró dar coherencia al proyecto, sino que participaba activamente, daba todas las facilidades para que los docentes actuaran con autonomía, apoyando cualquier iniciativa. Creo que también es un pilar clave para el genial resultado obtenido.”

Jesús del Moral, profesor de Matemáticas en el curso 2019/20, afirma: “Nos ha permitido realizar un trabajo coordinado con compañeros de otras áreas y así obtener una visión global del proceso educativo que se desarrolla en un centro de enseñanza, alejándonos de nuestro egocentrismo en la asignatura que impartimos”.

Laura Peñas, profesora de Tecnologías de la Información y Comunicación, en 4º de la ESO comparte... “Esta forma de aprendizaje ABP es, en mi opinión, muy útil para los alumnos porque descubren la aplicabilidad de lo que aprenden en clase. Es una forma nueva de aprendizaje para ellos. En un primer momento quizá lo cogen con miedo porque no saben cómo enfrentarse a este tipo de actividades o de problemas a resolver. Sin embargo, cuando ven el resultado del proyecto, se sienten muy satisfechos de lo que han conseguido.”

Lecturas

María Caso (2021). Totalitarismo o educación. Un arma cargada de futuro. Telos (116). Fundación Telefónica. Pag.101.

bell hooks (2021). Enseñar a transgredir. El País.

Enrique Díez (2021). Currículum esencial:¿qué necesitan aprender nuestros jóvenes?. El Diario de la Educación.

Y Carolina Gutiérrez, manifiesta... “Los profesores se apuntaron enseguida. Un proyecto puede ser útil, fácil de aplicar, inclusivo... pero si además es bonito, los compañeros se animan. No es hedonismo, es el deleite del saber, el placer de soñar, la ilusión por compartir y la libertad para trabajar y auto dirigirse lo que hace que el ‘Interrail’ haya tenido éxito como idea antes de desarrollarse y éxito como proyecto al terminarse. Muy raro es el caso de quien se apuntó al proyecto y se acabó bajando del tren. Y si lo hizo fue por motivos de tiempo y agobio con la programación”.

Interrail Digital. Declaraciones de los estudiantes. IESO 'Vía Dalmacia' de Torrejoncillo |

Con vistas a futuro, el profesorado del instituto se ha propuesto retomar la idea del Interrail. Acaban de cerrar una colaboración en eTwinning (una iniciativa de la Comisión Europea que forma parte del Erasmus+) con centros en Italia para volver a darle vida. Admitirán participantes de centros educativos de cualquier país europeo. Buscan abrirse a Europa y hacer que la población de Torrejoncillo se sienta una más en la red de ciudades europeas.

Versión para profesionales en ResearchGate (Descargar en pdf).

Accede al repositorio de experiencias de “Escuelas en red".

Nuestro agradecimiento a la comunidad educativa del IESO Vía Dalmacia de Torrejoncillo por su apoyo a este tipo de experiencias innovadoras.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información