Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La triple crisis que afecta a Burkina Faso: seguridad, salud y alimentos

La triple crisis que afecta a Burkina Faso: seguridad, salud y alimentos

17 fotos

Con casi 13.000 casos registrados de covid-19, la pandemia ya afecta a las 13 regiones de este país africano. El plan de vacunación se está finalizando, pero no es la única emergencia a la que se enfrentan los burkineses

Dassasgho (Burkina Faso)
  • Con más de 13.000 casos de covid-19 registrados a principios de mayo de 2021, la pandemia ya afecta a las 13 regiones de Burkina Faso. Si a esto se añade que actualmente hay más de un millón de desplazados internos, el 60% de los cuales son niños y 3,3 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria aguda, el panorama es desolador. Toda ayuda recibida es insuficiente para poder revertir la situación. En la imagen, una enfermera realiza una transfusión de sangre a una niña que padece desnutrición aguda en el Hospital de Kaya.
    1Con más de 13.000 casos de covid-19 registrados a principios de mayo de 2021, la pandemia ya afecta a las 13 regiones de Burkina Faso. Si a esto se añade que actualmente hay más de un millón de desplazados internos, el 60% de los cuales son niños y 3,3 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria aguda, el panorama es desolador. Toda ayuda recibida es insuficiente para poder revertir la situación. En la imagen, una enfermera realiza una transfusión de sangre a una niña que padece desnutrición aguda en el Hospital de Kaya.
  • En marzo de 2020, Médicos del Mundo adaptó sus actividades para hacer frente a la crisis de la covid-19 después de haber identificado los problemas frecuentes en la gestión de la pandemia: mala gestión de los residuos, incumplimiento de las medidas de seguridad frente al virus, escasez de tiendas de triaje. En la imagen, una enfermera acompaña a una paciente con síntomas covid a la tienda de triaje instalada en Uagadugú, capital de Burkina Faso, para la realización de un test.
    2En marzo de 2020, Médicos del Mundo adaptó sus actividades para hacer frente a la crisis de la covid-19 después de haber identificado los problemas frecuentes en la gestión de la pandemia: mala gestión de los residuos, incumplimiento de las medidas de seguridad frente al virus, escasez de tiendas de triaje. En la imagen, una enfermera acompaña a una paciente con síntomas covid a la tienda de triaje instalada en Uagadugú, capital de Burkina Faso, para la realización de un test.
  • El objetivo principal de este proyecto fue fomentar las capacidades del personal de 67 centros de salud en los distritos de Bogodogo, Dô y Dafra en prevención y gestión de casos de covid-19.
    3El objetivo principal de este proyecto fue fomentar las capacidades del personal de 67 centros de salud en los distritos de Bogodogo, Dô y Dafra en prevención y gestión de casos de covid-19.
  • También se instaló un centro de triaje en el centro de salud comunitario de Dassasgho, en Bogodogo, que está plenamente acondicionado y operativo para realizar testeos rápidos a la población con síntomas.
    4También se instaló un centro de triaje en el centro de salud comunitario de Dassasgho, en Bogodogo, que está plenamente acondicionado y operativo para realizar testeos rápidos a la población con síntomas.
  • Una enfermera prepara las muestras recogidas tras la realización de un test rápido para enviarlas al laboratorio.
    5Una enfermera prepara las muestras recogidas tras la realización de un test rápido para enviarlas al laboratorio.
  • Los psicólogos han proporcionado asesoramiento previo a la detección, entrevistas telefónicas con pacientes que han sido positivos y consultas con el personal de salud. Su función consiste en escuchar a estas personas, desdramatizando la situación, compartiendo información sobre las posibilidades y las medidas de atención puestas en marcha por el Estado burkinés. También tratan de alentar a las personas a expresar sus emociones, sus preocupaciones, lo que contribuye a reducir el sufrimiento.
    6Los psicólogos han proporcionado asesoramiento previo a la detección, entrevistas telefónicas con pacientes que han sido positivos y consultas con el personal de salud. Su función consiste en escuchar a estas personas, desdramatizando la situación, compartiendo información sobre las posibilidades y las medidas de atención puestas en marcha por el Estado burkinés. También tratan de alentar a las personas a expresar sus emociones, sus preocupaciones, lo que contribuye a reducir el sufrimiento.
  • Desde 2002, Médicos del Mundo España trabaja en Burkina Faso para apoyar a las poblaciones vulnerables, como las mujeres y los niños menores de cinco años, reforzando más de 200 centros de salud y mejorando el acceso a la atención primaria.  Según el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Burkina Faso, clasificado en 2019 como el octavo país más pobre del mundo, sigue enfrentando una alta tasa de mortalidad materna e infantil.
    7Desde 2002, Médicos del Mundo España trabaja en Burkina Faso para apoyar a las poblaciones vulnerables, como las mujeres y los niños menores de cinco años, reforzando más de 200 centros de salud y mejorando el acceso a la atención primaria.

    Según el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Burkina Faso, clasificado en 2019 como el octavo país más pobre del mundo, sigue enfrentando una alta tasa de mortalidad materna e infantil.

  • Para reducir las elevadas tasas de mortalidad materna e infantil, en 2016, el Gobierno de Burkina Faso introdujo la atención sanitaria gratuita para mujeres y menores de cinco años. Aunque la cobertura a través de intervenciones esenciales de salud materna, neonatal e infantil ha mejorado, las barreras financieras para acceder a la atención siguen impidiendo que muchas familias accedan a los servicios de salud que necesitan y cuando los necesitan. El entorno económico sigue siendo difícil a pesar de los esfuerzos del Gobierno y sus socios: el 40% de la población vive por debajo del umbral de pobreza (menos de dos dólares por día). En la imagen, varios bebés en la unidad de neonatos del Hospital de Dori.
    8Para reducir las elevadas tasas de mortalidad materna e infantil, en 2016, el Gobierno de Burkina Faso introdujo la atención sanitaria gratuita para mujeres y menores de cinco años. Aunque la cobertura a través de intervenciones esenciales de salud materna, neonatal e infantil ha mejorado, las barreras financieras para acceder a la atención siguen impidiendo que muchas familias accedan a los servicios de salud que necesitan y cuando los necesitan. El entorno económico sigue siendo difícil a pesar de los esfuerzos del Gobierno y sus socios: el 40% de la población vive por debajo del umbral de pobreza (menos de dos dólares por día). En la imagen, varios bebés en la unidad de neonatos del Hospital de Dori.
  • La inseguridad alimentaria y la malnutrición son una preocupación, especialmente en las seis regiones más afectadas por la violencia. Desde 2016, y aún más desde 2019, el norte y el este del país han sido atacados por grupos armados contra el Estado, pero también contra civiles. Los trabajadores de la salud, las ambulancias o los dispensarios de medicamentos son agredidos y asaltados regularmente.
    9La inseguridad alimentaria y la malnutrición son una preocupación, especialmente en las seis regiones más afectadas por la violencia. Desde 2016, y aún más desde 2019, el norte y el este del país han sido atacados por grupos armados contra el Estado, pero también contra civiles. Los trabajadores de la salud, las ambulancias o los dispensarios de medicamentos son agredidos y asaltados regularmente.
  • Más de medio millón (535.500) niños menores de cinco años sufren desnutrición aguda en Burkina Faso, de los que 156.500 son casos graves con peligro inminente de morir, según datos de Unicef de octubre de 2020.  Estos menores de edad gravemente desnutridos tienen un riesgo de mortalidad nueve veces mayor que los bien alimentados. Además, las tasas de mortalidad infantil superan diariamente una muerte por cada 10.000 nacidos en lugares que acogen a poblaciones desplazadas.
    10Más de medio millón (535.500) niños menores de cinco años sufren desnutrición aguda en Burkina Faso, de los que 156.500 son casos graves con peligro inminente de morir, según datos de Unicef de octubre de 2020.

    Estos menores de edad gravemente desnutridos tienen un riesgo de mortalidad nueve veces mayor que los bien alimentados. Además, las tasas de mortalidad infantil superan diariamente una muerte por cada 10.000 nacidos en lugares que acogen a poblaciones desplazadas.

  • La falta de recursos es más que evidente, sobre todo en las zonas rurales, donde la situación de inseguridad complica la llegada de material sanitario para poder trabajar y atender a la población con los materiales y los medicamentos necesarios.
    11La falta de recursos es más que evidente, sobre todo en las zonas rurales, donde la situación de inseguridad complica la llegada de material sanitario para poder trabajar y atender a la población con los materiales y los medicamentos necesarios.
  • El personal técnico (médico y paramédico) es insuficiente en cantidad y calidad en el sistema de salud, lo que afecta a la disponibilidad de los servicios ofrecidos. La proporción de médicos se estima en uno por cada 15.350 habitantes.
    12El personal técnico (médico y paramédico) es insuficiente en cantidad y calidad en el sistema de salud, lo que afecta a la disponibilidad de los servicios ofrecidos. La proporción de médicos se estima en uno por cada 15.350 habitantes.
  • El personal sanitario y logístico que está luchando en primera línea cada día se esfuerza por dar lo mejor de sí mismo ante la falta de recursos con la que a menudo se encuentran los profesionales, especialmente en las zonas rurales y de difícil acceso. En la imagen, una enfermera realiza una cura a un niño que padece una infección en la cabeza en el Centro de salud de Yalgo, en la región centro-norte de Burkina Faso.
    13El personal sanitario y logístico que está luchando en primera línea cada día se esfuerza por dar lo mejor de sí mismo ante la falta de recursos con la que a menudo se encuentran los profesionales, especialmente en las zonas rurales y de difícil acceso. En la imagen, una enfermera realiza una cura a un niño que padece una infección en la cabeza en el Centro de salud de Yalgo, en la región centro-norte de Burkina Faso.
  • Casi dos millones de personas se ven directamente privadas de acceso a la atención sanitaria, con 95 centros de salud cerrados y otros 199 operando bajo mínimos. En preparación para el plan de respuesta humanitaria de 2021, 67 organizaciones humanitarias presentaron proyectos.
    14Casi dos millones de personas se ven directamente privadas de acceso a la atención sanitaria, con 95 centros de salud cerrados y otros 199 operando bajo mínimos. En preparación para el plan de respuesta humanitaria de 2021, 67 organizaciones humanitarias presentaron proyectos.
  • Los fondos siguen siendo insuficientes: para 2020, se recaudó menos del 40% de los que se había solicitado para satisfacer las necesidades humanitarias. Según el último informe de la OCHA (la oficina de la ONU que se ocupa de las emergencias humanitarias), hay una brecha de unos 41,2 millones de dólares para abordar el problema de salud en Burkina Faso. En la imagen, varios auxiliares toman la temperatura, reparten gel desinfectante de manos y se aseguran de que todas las personas que entren al Hospital de Kaya lo hagan con mascarillas.
    15Los fondos siguen siendo insuficientes: para 2020, se recaudó menos del 40% de los que se había solicitado para satisfacer las necesidades humanitarias. Según el último informe de la OCHA (la oficina de la ONU que se ocupa de las emergencias humanitarias), hay una brecha de unos 41,2 millones de dólares para abordar el problema de salud en Burkina Faso. En la imagen, varios auxiliares toman la temperatura, reparten gel desinfectante de manos y se aseguran de que todas las personas que entren al Hospital de Kaya lo hagan con mascarillas.
  • En el ámbito de la salud comunitaria, los principales desafíos son la reducción del acceso a la atención de salud en general, debido a la inseguridad; el cierre y el funcionamiento mínimo de los centros de salud; el desplazamiento masivo de poblaciones que ejerce presión sobre las comunidades de acogida, así como la alta movilidad de los trabajadores sanitarios. En la imagen, varias familias de desplazados hacen cola en el centro de calud de Yalgo, donde un equipo de Médicos del Mundo les proporciona asistencia médica gratuita y acceso a los medicamentos que necesitan.
    16En el ámbito de la salud comunitaria, los principales desafíos son la reducción del acceso a la atención de salud en general, debido a la inseguridad; el cierre y el funcionamiento mínimo de los centros de salud; el desplazamiento masivo de poblaciones que ejerce presión sobre las comunidades de acogida, así como la alta movilidad de los trabajadores sanitarios. En la imagen, varias familias de desplazados hacen cola en el centro de calud de Yalgo, donde un equipo de Médicos del Mundo les proporciona asistencia médica gratuita y acceso a los medicamentos que necesitan.
  • Varias mujeres desplazadas salen del hospital de Dori, donde atienden a sus hijos con problemas de desnutrición aguda.
    17Varias mujeres desplazadas salen del hospital de Dori, donde atienden a sus hijos con problemas de desnutrición aguda.