Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el reto de Twitter que anima a todos los museos a compartir el objeto más inquietante de sus vitrinas

El Museo de Yorkshire dio el pistoletazo de salida a este desafío con un amasijo de pelo acreditado como un moño del siglo III

Juguete infantil de mediados del siglo XIX, propiedad del Pei Museum. Una joya.
Juguete infantil de mediados del siglo XIX, propiedad del Pei Museum. Una joya.

En estos tiempos de confinamiento que tanto han aguzado el ingenio, una de las iniciativas más descacharrantes para generar contenido y mantener el vínculo con su audiencia ha sido la del Museo de Yorkshire. Al inicio de la pandemia, se sacó de la manga el hashtag #CuratorBattle, un reto en Twitter dirigido a todos los museos que cambiaba semanalmente.

El desafío consistía en rebuscar entre sus fondos la mejor pieza del tema de la semana: #BestBird, #MostMagical, #BestHat, #BestEgg… Cada semana, museos de todo el mundo han ido mostrando sus piezas más rocambolescas. El asunto ganador -por aquello de que se convirtió en trending topic- ha sido el #CreepiestObject, o lo que es lo mismo, el objeto más inquietante conservado en las vitrinas de la institución.

Por supuesto, el pistoletazo de salida lo dio el Museo de Yorkshire con un repugnante amasijo de pelo acreditado como un moño del siglo III o IV procedente del entierro de una dama romana. Turbadores payasos, animales disecados, ojos de cristal, juguetes más pensados para provocar el terror nocturno que el solaz del retoño, retablos hechos con pinzas de cangrejo, una cuña de queso con pelo… Una galería de los horrores jocosamente descrita, todo hay que decirlo, por los comisarios participantes. Tronchante si no es usted de natural aprensivo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información

string(104) "/mnt/filer/html/produccion/datos/portal_unico/include/noticia_cerrada/v1.x/v1.0/include/elpais_icon.html" string(99) "/mnt/filer/html/produccion/datos/portal_unico/include/noticia_cerrada/v1.x/v1.0/include/elpais.html"