Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Para evitar caer en trampas, los niños deben aprender que en Internet no todo es lo que parece”

Antonio Vargas, de Google España, explica que frente al sobreuso de la tecnología hay que encontrar un equilibrio entre el tiempo que dedican los menores a actividades dentro y fuera de la Red

Un niño mira con atención su tableta. rn
Un niño mira con atención su tableta. Unsplash

El uso de la tecnología de los niños y adolescentes ha aumentado durante esta crisis de coronavirus y no solo como herramienta de estudio, obligado por el carácter online de la educación, sino que también ha dejado muchas horas vacías para el ocio. Los padres han dado manga ancha a sus hijos en una situación totalmente extraordinaria, y que los expertos definen como comprensible, pero ¿lo estamos haciendo de forma correcta?

"Es importante encontrar un equilibrio en el tiempo que dedican los niños a actividades dentro y fuera de Internet”, explica Antonio Vargas, director de políticas públicas de Google España. “Para lograrlo”, prosigue, “la comunicación en familia es esencial, hay que dedicar tiempo a conocer por qué nuestros hijos usan dispositivos digitales, cuáles son los que usan más a menudo y el uso que hacen de ellos”. De la misma forma, según mantiene, también es bueno hablar sobre las actividades que les gusta hacer fuera de la red, para comparar y poder ayudarles a invertir su tiempo de forma responsable y equilibrada, dentro y fuera de Internet. “Cada familia es un mundo, así que es fundamental colaborar para encontrar el equilibrio de cada una”, incide.

Para conocer los riesgos y beneficios de este sobreuso de Internet, y sobre todo cómo paliar los riesgos para nuestros hijos, Vargas los recorre y ofrece pautas para que estemos atentos.

PREGUNTA. El confinamiento ha aumentado el uso de la tecnología por parte de los niños. ¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

RESPUESTA. Para aprovechar Internet al máximo, los niños deben estar preparados para tomar decisiones correctas. Eso requiere que conozcan conceptos fundamentales de ciudadanía digital que les permitan explorar con confianza y seguridad el mundo digital. Precisamente ahora que los menores están pasando más tiempo en Internet, esto es más importante que nunca. El uso de la tecnología tiene muchos beneficios, ya que permite acceder a una gran cantidad de información y recursos digitales, y brinda la oportunidad de explorar, crear, aprender e inspirarse. Sin embargo, es fundamental que dispongan de todas las herramientas para hacerlo de manera segura, minimizando los riesgos que puede conllevar el no saber identificar la información falsa o exponer su privacidad.

P. ¿Cuáles son las claves para un uso responsable de la tecnología?

R. Lo más importante es que los niños tengan claros los conceptos básicos que les van a permitir hacer un uso responsable de la tecnología. Por ejemplo, es importante que conozcan lo que es su huella digital para que sepan proteger su privacidad. En nuestro proyecto Sé Genial en Internet está disponible una Guía para Familias que ofrece consejos útiles sobre cinco aspectos clave para navegar de manera segura en Internet: Sé inteligente, comparte con cuidado; Estáte alerta, no caigas en trampas; Mantente seguro, protege tus secretos; Sé amable con los demás; y Sé valiente, pregunta si tienes dudas. Para fomentar que los niños tengan el máximo cuidado a la hora de compartir información personal, recomendamos a los padres formar su criterio sobre qué es adecuado compartir y qué no, y advertirles para que nunca divulguen datos personales sobre otras personas.

Para evitar caer en trampas es importante que los niños sepan que las personas y situaciones en Internet no siempre son lo que parecen. Saber diferenciar entre lo real y un engaño es una lección fundamental de seguridad en la red… y fuera de ella. También es fundamental enseñarles a convertir una frase fácil de recordar en una contraseña segura. De este modo estaremos protegiendo la información importante y evitará que los niños expongan sus dispositivos y su imagen.

Por último, es importante enseñarles a tener una buena actitud cuando navegan por Internet, ya que la tecnología es una poderosa herramienta que debe usarse para comunicar cosas positivas, pero también negativas y puede hacer mucho daño. Los niños pueden hacer lo correcto si aplican aquello de "tratar a los demás como te gusta que te traten a ti" en todas sus acciones, lo que tendrá un impacto positivo y frenaría el acoso online y offline.

P. Peligro del cyberbullying, ¿cómo controlarlo?

R. Para controlar y evitar casos de acoso en Internet es importante que los adultos fomentemos una comunicación abierta en casa y en las aulas, para que los niños se sientan cómodos y capaces de hablar con una persona de confianza. También aquí es importante que los niños conozcan los conceptos fundamentales de ciudadanía digital y seguridad, para hacer un uso correcto de la tecnología y tengan una buena actitud basada en el respeto y la tolerancia a todas las personas. Como decíamos antes: “tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti".

P. Importancia del control parental, ¿cómo podemos hacerlo? ¿Las apps más seguras?

R. Es imposible controlar la actividad de nuestros hijos en Internet todo el tiempo. Por eso es importante enseñarles todo lo que necesitan saber para usar Internet de forma segura y responsable cuando están solos. Al involucrarnos activamente en su proceso de aprendizaje digital podemos ayudarles a tomar decisiones correctas mientras navegan. Los padres debemos hablar en familia sobre las medidas que pueden tomar nuestros hijos cuando se preguntan qué contenido pueden compartir y con quién. En nuestro portal de Sé Genial en Internet, realizado en colaboración con Policía Nacional, Incibe y Fad, compartimos recursos para ayudar a los padres a crear reglas sobre qué compartir o no en Internet, como fotos e información privada. Por ejemplo, hazte algunas fotos con tus hijos y habla sobre cómo debería compartirse de manera responsable.

Otro aspecto a tener en cuenta es dedicar tiempo a hablar sobre cómo la familia usa la tecnología. Muestra interés en las apps que tus hijos utilizan con mayor frecuencia para conocer bien su uso o comprueba qué han visto tus hijos revisando el historial en el menú de su navegador. Otra opción es usar herramientas de filtrado como Google SafeSearch.

Por último, los padres generamos una influencia increíble ayudando a nuestros hijos a desarrollar buenos hábitos, más por cómo nos ven comportamos que por lo que les digamos. Plantéate qué aspectos quieres cambiar para ser un ejemplo de los hábitos que quieres ver en tus hijos.

Tecnología y estudio: ¿estamos preparados?

Para los educadores, tanto los más tradicionales como los apasionados de la tecnología, los últimos meses han sido un curso intensivo en aprendizaje a distancia tras el cierre de los colegios a causa de la covid-19.

Aunque ya hubiesen trabajado con herramientas tecnológicas, ahora es cuando todos están descubriendo las ventajas y los inconvenientes de este tipo de enseñanza: "Si ya es complicado mantener la atención de los estudiantes en el aula, hacerlo desde una tarima improvisada en casa mientras los alumnos se encuentran en sus habitaciones lo es mucho más. Los maestros están dando lo mejor de sí mismos para asegurarse que los alumnos aprenden en remoto, lo que es todo un desafío", admite Antonio Vargas.

La importancia del juego en el estudio

A través del juego los niños pueden aprender de forma dinámica y divertida aspectos complicados como la ciberseguridad. "Por este motivo, nuestro proyecto Sé Genial en Internet se articula en torno a Interland, una experiencia lúdica interactiva que ofrece un viaje a través de cuatro minijuegos en los que los niños podrán poner en práctica las habilidades necesarias para ser buenos ciudadanos digitales y ayudar a otros internautas a combatir el mal comportamiento de hackers, suplantadores de identidad, usuarios que comparten demasiado o ciberacosadores", explica Vargas.

El juego consta de cuatro reinos donde aprenden distintas lecciones. Por ejemplo, en la Torre del Tesoro, dicha torre se encuentra sin candado, poniendo en riesgo los objetos valiosos del internauta como su información personal y sus contraseñas. "El objetivo es enseñar cómo proteger sus datos y cómo crear una contraseña segura que debe ser fácil de recordar", concluye el experto.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información