Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué deberías (o por qué nunca deberías) volver con tu amor de juventud?

'Run', la nueva serie de HBO, muestra qué es lo que pasa cuando huyes con una persona a la que no ves desde hace casi 20 años. Especialistas en relaciones y anónimos que han vivido esa situación nos explican cómo y por qué sucede eso a partir de cierta edad

Ruby y Billy, protagonistas de 'Run', hicieron un pacto al dejarlo. Si uno de ellos mandaba un mensaje con la palabra "run" y el otro respondía, dejarían todo para encontrarse en el primer tren que saliera a las 17:30 de la estación Grand Central de Nueva York. En vídeo el tráiler de la serie. VÍDEO: HBO

El número de mayo ya está disponible en formato PDF, y es descargable de forma gratuita haciendo clic aquí.

"Siempre nos quedará París", le asegura Rick (Humphrey Bogart) a Ilsa (Ingrid Bergman) tratando de convencerla de que la historia de amor que tuvieron años atrás pervivirá en el escenario donde un día fueron felices juntos. A pesar de que ellos, él en Casablanca y ella a punto de volar junto a otro hombre –su marido– a Lisboa, deban renunciar a retomarla sobreponiéndose a sus sentimientos. París se convierte en esta cinta de Michael Curtiz en la representación geográfica de esos lugares o personas que, de felices que nos hicieron, deben archivarse una vez relegados al pasado. Y es que, como ya cantó Sabina en Peces de ciudad, "al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver".

A lo largo de los siete episodios que forman la primera temporada de 'Run', el espectador es testigo de cómo Ruby y Billy comienzan siendo dos extraños en un tren a pesar de todos los recuerdos que comparten

La de Bogart y Sabina no es la única vía, claro. En la otra cara se encuentran Ruby y Billy, los protagonistas de Run, la nueva serie de HBO producida por Phoebe Waller-Bridge (Fleabag). Los personajes, interpretados por Merritt Wever y Domhnall Gleeson, salían juntos cuando estudiaban en la universidad e hicieron un pacto al dejarlo. Si uno de ellos mandaba un mensaje con la palabra "run" (en español, "corre") y el otro respondía de la misma forma, dejarían todo para encontrarse en el primer tren que saliera a las 17:30 de la estación Grand Central de Nueva York. Pero desde que orquestaron este plan de huida han pasado 17 años. Casi dos décadas en las que no han logrado olvidarse. Sin embargo, el recuerdo que guardan el uno del otro, al contrario que sus cuerpos y su forma de enfrentarse a la vida, no ha envejecido ni evolucionado y ahora deben aceptar la realidad: nadie es la misma persona a los 37 que a los 20. Y si lo es, Houston tenemos un problema.

Billy escribe a Ruby borracho desde la habitación de un hotel. Como se mandan el 90% de los mensajes de los que uno se arrepiente pocos segundos después de haber pulsado "enviar". Ruby contesta a Billy desde su coche, justo antes de entrar a clase de yoga y justo después de mantener con su marido una conversación que parece amargarle el día, si no la existencia. Los dos quieren huir de unas vidas que no se parecen en nada al futuro que habían imaginado.

"Vuelves a contactar porque hay algo en tu vida que no funciona", explica a ICON María Hurtado, psicóloga clínica de AGS Psicólogos Madrid. En el caso de Ruby, casada y con dos críos, parece que es su matrimonio lo que falla. En el de Billy, es el éxito profesional lo que acaba de explotarle en la cara. "Cuando las cosas no salen como habías esperado te anclas en el pasado, en lo que podría haber sido, e idealizas a personas que formaron parte de él. El resultado es una imagen distorsionada. Nosotros ya no somos los mismos ni la persona con la que volvemos a contactar sigue siéndolo", señala Hurtado. Patricia Rosillo, psicóloga especializada en pareja del centro Prado Psicólogos, incide en la fuerte influencia sociocultural que nos lleva a fantasear con un amor romántico que no tiene cabida fuera del cine o las novelas. "La perfección no existe y las relaciones donde todo es idílico solo se dan en la ficción", anota.

"Cuando las cosas no salen como habías esperado te anclas en el pasado, en lo que podría haber sido, e idealizas a personas que formaron parte de él. El resultado es una imagen distorsionada. Nosotros ya no somos los mismos ni la persona con la que volvemos a contactar sigue siéndolo"

María Hurtado, psicóloga clínica de AGS Psicólogos Madrid

¿Por qué, entonces, dinamitar los cimientos de una vida por una persona que en la actualidad es un completo desconocido? "Suele ser una excusa para escapar. El presente nos hace idealizar las relaciones del pasado. Sobre todo cuando uno está pasando una mala racha, algo que no facilita que seamos objetivos y nos lleva a pensar que cualquier relación pasada fue mejor", argumenta Hurtado. Pero no todo es negativo, tal y como explica la especialista en terapia de pareja, quitarse esta espina puede ayudar a aquellos que se sienten insatisfechos con su relación actual a darse cuenta de que la persona que veneraban ya no es la que conocieron hace años. "A veces solo de esta forma es posible pasar página", anota.

Una paciente, de 32 años, con la que ha trabajado esta psicóloga es el ejemplo de que para avanzar determinadas personas necesitan reencontrarse con ese alguien que le marcó en el pasado. "Después de 15 años sin vernos y sin hablar, hace unos meses contacté con el que sé que ha sido el amor de mi vida. Yo estaba pasando una crisis en mi matrimonio y me sorprendí al ver que mi ex, con el que empecé a salir cuando tenía 16 años, no me había olvidado. En ese momento me planteé dejarlo todo e irme con él, pero la responsabilidad (tengo hijos pequeños) hizo que quisiera dar una oportunidad a mi matrimonio. Sabía que mi ex, con quien lo dejé porque tonteaba con las drogas y no me aportaba estabilidad, sigue llevando una vida que no sería compatible con la mía. Al final aposté por mi marido porque con él he formado la familia que siempre quise".

Es cierto que también existen casos en los que el paso del tiempo ha sido sanador. Otro paciente de Hurtado, un hombre de 45 años, mantuvo una relación años atrás con una mujer que no se encontraba en el mismo momento vital que él. Sin embargo, hace poco retomaron el contacto y, esta vez sí, ambos estaban en el mismo punto. "Pasó el tiempo, se volvieron a ver y se dieron cuenta de que, además de no haberse olvidado, los dos buscaban lo mismo", comenta a ICON la psicóloga.

Preguntarse cómo sería nuestra vida si en vez de la opción A hubiéramos tomado la B, la C o incluso la D es tan humano como preferir siempre el plato que ha pedido el de al lado al tuyo

"Es importante entender que existen dos tipos de personas: los que tienen la suerte de poder compartir su vida con alguien de quien están enamorados y los que no han podido hacerlo porque los momentos vitales no coinciden o porque, a pesar de haberlo intentado, existe una incompatibilidad de caracteres. No todas las personas encajan aunque se quieran. Uno puede estar enamorado de alguien pero si los intereses o necesidades de cada uno chocan es imposible seguir con la relación", reconoce María Hurtado.

A lo largo de los siete episodios que forman la primera temporada de Run, el espectador es testigo de cómo Ruby y Billy comienzan siendo dos extraños en un tren a pesar de todos los recuerdos que comparten. Quieren volver a sentir esa chispa de la juventud pero el primer beso no se parece en nada al primer beso de hace casi 20 años, el nuevo primer polvo es mucho más complicado y no hacer preguntas sobre quiénes son hoy en realiadad es tan loable como una forma inhumana de hacerse sangrar la lengua. Lo que no sabe el espectador, o no sabrá hasta el final, es a qué bando perteneceran estas dos almas insatisfechas: ¿son el uno para el otro lo que estaban buscando o la espinita que tenían que sacarse antes de volver a sus monótonas pero confortables vidas?

Preguntarse cómo sería nuestra vida si en vez de la opción A hubiéramos tomado la B, la C o incluso la D es tan humano como preferir siempre el plato que ha pedido el de al lado al tuyo. Sobre todo cuando ya se ha recorrido casi la mitad del camino y uno se da cuenta de que no es quien había imaginado que un día sería cuando aún estaba todo por hacer.

Pero hagas lo que hagas, elijas la opción que elijas, como dice Ruby en un momento del tercer episodio, "un día te levantas y han pasado 12 años". Cómo, dónde y con quién te pillé esta consciencia del discurrir del tiempo depende de las ganas que le hayas echado.

Tráiler de 'Run'.

El número de mayo ya está disponible en formato PDF, y es descargable de forma gratuita haciendo clic aquí.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información