Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

Twitter detecta 1,5 millones de cuentas sospechosas de manipular información sobre el coronavirus

La compañía ha borrado en los últimos 15 días 1.100 tuits con información engañosa sobre la Covid-19

Perfil de Twitter en su propia red social.
Perfil de Twitter en su propia red social. EFE

Twitter ha detectado en los últimos 15 días más de 1,5 millones de cuentas a nivel global sospechosas de manipular o difundir spam (mensajes no solicitados que suelen ser publicidad) en conversaciones relacionadas con el SARS-Cov-2, el nuevo coronavirus que ya ha infectado a más de un millón de personas en todo el mundo, según han informado fuentes de la compañía en España. Además, la red social “ha eliminado más de 1.100 tuits”, incluidos los de algunos perfiles relevantes, por difundir “contenido engañoso y potencialmente dañino”.

La acción de Twitter, englobada dentro de su política de lucha contra la desinformación, no significa que haya borrado esos 1,5 millones de cuentas, sino que las ha “retado”. Cuando la machine learning (algoritmos de la red social) detecta “comportamientos sospechosos”, Twitter intenta confirmar “si detrás de la cuenta existe una persona real o no mediante una serie de peticiones”, informa una portavoz de la compañía. “No suspenderemos permanentemente ninguna cuenta basándonos únicamente en nuestros sistemas automatizados”, aclara la red social, hasta que la “revisión humana” dé el visto bueno.

En mitad de la crisis del coronavirus, Twitter realiza un primer control del contenido de forma automática debido a que la mayor parte de los empleados trabajan en remoto. Esta tecnología automatizada ayuda a la empresa “a revisar los informes de manera más eficiente”, ya que selecciona “el contenido que es más probable” que viole las reglas de la red social. Pero, según aclara la compañía, “para el contenido que requiere contexto adicional, como información engañosa sobre la Covid-19”, se requerirá la intervención de “los equipos humanos”. También sigue vigilando las cuentas o contenidos denunciados por los usuarios, aunque, según advierte, dadas las circunstancias de confinamiento de los empleados, “el tiempo de respuesta será más largo de lo normal”.

Twitter ha ampliado también el concepto de “definición del daño” sobre el contenido relacionado con el coronavirus y priorizará la eliminación de mensajes que “tengan un claro objetivo de llamada a la acción que pueda presentar un riesgo directo para la salud o el bienestar de las personas”. Cita como ejemplos los mensajes que nieguen las recomendaciones sanitarias, aconsejen tratamientos o medidas de protección dañinas, nieguen datos científicos sobre el contagio o mientan sobre cualquier tipo de información relacionada con el coronavirus. Por ejemplo, afirmaciones como “la Covid-19 no infecta a los niños porque no hemos visto ningún caso de niños enfermos” serán borrados. No obstante, deja claro que no podrá tomar medidas con cada tuit que contenga “información incompleta o disputada sobre la Covid-19”, en el marco de discusiones de “buena fe” o sobre “los estudios en curso relacionados con posibles intervenciones médicas que parecen prometedoras”.

Desde el estallido de la crisis sanitaria, Twitter ha registrado un notable incremento de perfiles. Durante el primer trimestre, ha contabilizado una media de usuarios diarios de “164 millones”, un 23% más que en el primer trimestre de 2019 y un 8% más que en el cuarto del año pasado.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >