Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hazlo lo mejor que puedas”: Kirk Douglas y Michael, un amor de padre que duró 75 años

Kirk Douglas, que ha muerto a los 103 años, puede presumir de dejar un legado profesional y personal envidiable, pero también de mantener con su hijo Michael una de las relaciones paternofiliales más sanas y envidiadas de Hollywood, donde la familia no siempre es lo primero

kirk Douglas
Esta imagen de Kirk Douglas abrazado por su hijo Michael fue tomada en los Pirineos en 1990. Michael visitó a su padre mientras este rodaba la película 'Veraz' (1991), del director y productor español Xavier Castaño. Foto: Getty Images

“Permitidme terminar con las palabras que le dije en su último cumpleaños y que para siempre serán ciertas. Papá, te quiero mucho y estoy orgulloso de ser tu hijo”. Es el emocionante homenaje que Michael Douglas (de 75 años) ha dedicado a su padre Kirk (1916-2020), que ha fallecido a los 103, en su cuenta oficial de Instagram.

El veterano actor, que deja atrás tres hijos y una esposa, Anne Buydens (que tiene 100 años), no fue solo una leyenda de la pantalla, sino que tuvo una vida que toca de lleno la política estadounidense del siglo XX (crucial fue su labor para terminar con la caza de brujas en Hollywood) y varios episodios de superación que lo llevaron a sobrevivir a un accidente de helicóptero en 1991, a un infarto en 1996 y a la pérdida de su hijo Eric (de una sobredosis) en 2004.

En Hollywood, donde a menudo las familias que crecen ante las cámaras acaban rotas por la presión de la fama y los millones de dólares a repartir, los Douglas, padre e hijo, han sido siempre un ejemplo de apoyo mutuo y cariño hasta el último día.

“Cuando cumplió 101 le dije: ‘Vamos a hacer una fiesta bonita’. ‘¿Otra vez?’. ‘Papá, son 101 años. Tienes que tener una fiesta’. ‘De acuerdo’. Y de repente, 102. Y entonces me lo rogó: ‘Por favor, simplemente cenemos, la familia unida. Trae a tus hijos”.

El primer gran éxito de Michael Douglas en Hollywood no fue como actor, sino como productor, y fue en esa faceta que recibió su primer Oscar en 1975. Y fue gracias a su padre: fue Kirk quien tenía los derechos de adaptación de la novela Alguien voló sobre el nido del cuco al cine y fue él quien se los vendió a su hijo para que la produjera. Él mismo quería interpretar al protagonista, pero cuando Michael le dijo que tal vez era demasiado mayor para el personaje, Kirk se retiró y Jack Nicholson se hizo con el papel. Nicholson también recogió así su primer Oscar.

No fue la única vez que a través de Kirk Douglas, directa o indirectamente, Michael dio con un proyecto que le proporcionase las mayores satisfacciones de su carrera. Muchos años después, ya tras haber triunfado como actor en algunas de las películas más taquilleras de los ochenta y noventa, Michael Douglas decidió interpretar al showman Liberace en Behind the candelabra, un papel arriesgado y excéntrico que le hizo ganar un Emmy y un Globo de Oro en 2013. Kirk Douglas tenía una casa en Palm Springs donde Michael iba a pasar algunas vacaciones, y la casa estaba muy cerca de otra que tenía Liberace. Un joven Michael Douglas se cruzó varias veces al pianista y empezó ahí su interés por él. Otro dato llamativo que nos demuestra quién era Kirk Douglas: cuando Liberace murió de sida en 1987, él fue la única celebridad de Palm Springs que acudió a su funeral, según informó el periódico USA Today.

Michael Douglas celebraba cada cumpleaños de su padre, consciente de que podrían quedar pocos. En su aniversario número 100, en 2016, dio un discurso sobre él. Decía así: “Una de las cosas que encuentro más increíbles sobre mi padre es el tercer acto de su vida. Después de todo lo que consiguió en su carrera profesional y de lo que hizo por su país, todo lo que ha conseguido en el tercer acto de su vida es sencillamente extraordinario”. Eso sí, Kirk llegó a cansarse de tanta celebración y se lo hizo saber a su hijo con cierto humor. “Cuando cumplió 101”, contó en el programa del estadounidense Jimmy Kimmel, “le dije: ‘vale, vamos a hacer una fiesta bonita’. ‘¿Otra vez?’. ‘Papá, son 101 años. Tienes que tener una fiesta’. ‘De acuerdo’. Y de repente, 102. Y entonces me lo rogó: ‘Por favor, simplemente cenemos, la familia unida. Trae a tus hijos”.

“Hagas lo que hagas en la vida, hazlo lo mejor que puedas”, aconsejó Kirk Douglas a su hijo una vez. Michael lo recordó el pasado octubre durante una entrevista con el programa estadounidense Entertainment Tonight. Y añadió el padre al hijo: "Hazlo con el máximo compromiso y, si no lo logras, que le den, a otra cosa. Pero siempre lo habrás abandonado con el claro convencimiento de que lo intentaste hasta el final”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información