Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugh Grant, de puerta en puerta en Londres para pedir el voto

El actor, que se casó en 2018 y anunció que abandonaba las comedias románticas, da el salto de su activismo en redes sociales en contra del Brexit y de Boris Johnson y apoya activamente al exdiputado británico Chuka Umunna

Hugh Grant y Chuka Umunna, en Londres, este lunes.
Hugh Grant y Chuka Umunna, en Londres, este lunes. Getty Images

Hubo una vez en la que Hugh Grant jugó a ser político. Era 2003 e interpretaba al primer ministro británico en la comedia navideña Love Actually. Su personaje, más que dedicarse a los asuntos de Gobierno, estaba más interesado por su vida amorosa. Ahora, el actor, de 59 años, sí que muestra un compromiso por los temas que afectan a su país y ha decidido abrigarse, salir a la calle y mostrar la mejor de sus sonrisas para ir puerta por puerta pidiendo el voto para los liberal demócratas en las elecciones generales del Reino Unido el próximo 12 de diciembre.

Grant estuvo paseando este lunes por Pimlico, un exclusivo barrio de Londres, acompañado por el exdiputado Chuka Umunna, que tras dejar su escaño como laborista en el Parlamento británico ahora se postula como candidato del partido Liberal Demócrata. El intérprete tiene claro su objetivo en esta cita electoral: los conservadores deben salir del gobierno. "Nunca me he involucrado en una campaña electoral en mis 59 años, pero estamos afrontando —no quiero parecer dramático— una emergencia nacional", ha dicho en declaraciones a los medios.

Como otras celebridades, Grant se ha posicionado en contra del Brexit y considera que una mayoría conservadora los terminará sacando "de la Unión Europea (UE) y de una manera casi caótica". No confía en que "un año sea suficiente para llegar a un nuevo acuerdo con la UE" y pronostica que los últimos meses de 2020 serán un desastre para el país. "Quiero aportar mi granito de arena para tratar de prevenir esa catástrofe", ha explicado.

El hecho de ir tocando al timbre de las casas londinenses no ha supuesto una novedad para el actor. "Solía vender extintores de puerta en puerta. Era muy bueno. También vendía fundas para perchas. Eran geniales. Podría volver a hacer eso", ha contado entre risas. Preguntado si se ve ejerciendo como político, Grant tiene claro que no es el más indicado para acatar órdenes: "Quería ayudar en estas elecciones y esa era la idea que pasó por mi mente. Pero pensé que tendría que luchar por seguir la línea política del partido. Creo que soy muy viejo y muy orgulloso para obedecer". Su función es simplemente "golpear el tambor para la votación táctica".

Las últimas publicaciones en el perfil Twitter de Grant evidencian que los británicos se están preparando para unas nuevas elecciones y él está preocupado por el futuro del país. Sus mensajes muestran que el actor no tiene ninguna simpatía por Boris Johnson, el actual primer ministro británico. A finales del pasado mes de noviembre, el intérprete subió una imagen que recogían unas declaraciones que Johnson hizo en febrero de 2016, meses antes de la votación del Brexit, demostrando que el político se contradice a sí mismo: "Irse causaría una incertidumbre comercial, mientras el gobierno se ha enredado durante años en un proceso de negociación de nuevos acuerdos, desviando así la atención de los verdaderos problemas que no tienen nada que ver con Europa".

Pero este no es el único mensaje que ha dedicado al político, al que también se ha dirigido por redes sociales con insultos, enfadado por destruir los valores por los que luchó su abuelo en las dos guerras mundiales y mostrando su preocupación por el futuro de sus hijos. El actor tiene en total cinco hijos. Con su actual esposa, la productora sueca Anna Eberstein, con la que pasó por el altar en 2018, tiene tres: un niño de siete años llamado John, una niña de tres de nombre desconocido y un bebé de poco más de un año del que se desconoce incluso el sexo. Además, Grant tiene otros dos hijos con la actriz Tinglan Hong: Tabitha Xiao Xi, de ocho años, y Felix Chang, de seis años.

El actor está ahora mucho más centrado en su familia, que en su carrera. Un mes después de contraer nupcias con Anna Eberstein, se declaraba feliz de haberse decidido a dar el paso. "Es muy agradable. No puedo fingir que no lo es", aseguró en una entrevista concedida al medio Today. De hecho, ya no participa en tantas producciones como antaño y en 2018 anunció que abandonaba las comedias románticas, películas que tanto han caracterizado su trayectoria, como Cuatro bodas y un funeral, El diario de Bridget Jones o Notting Hill. Así, en una entrevista con Radio Times le preguntaron sobre este tema. "Ese pájaro ya voló", fue su escueta respuesta. "Siempre he intentado escoger la opción que me parecía más entretenida. Y volverse más viejo y más feo han hecho que los papeles sean, digamos, más variados". 

Una madurez y un cambio radical en una celebridad que, como tantas otras, ha protagonizado escándalos en su juventud y parecía no sentar cabeza. En 1995, fue detenido mientras estaba en compañía de una prostituta. Un episodio que llevó a la también actriz Elizabeth Hurley a terminar la relación que la unía al actor británico, con quien le sigue uniendo una buena amistad. Más de 20 años después de aquel incidente, el actor sigue siendo preguntado por ello. En una entrevista de CBS News el año pasado, Grant admitió que en esa época era un tipo “muy travieso”. “Estaba borracho. Y sí, fue una situación lamentable”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >