Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De una vez por todas: ¿dónde debemos aparcar los patinetes eléctricos?

Este medio de transporte urbano ha venido para quedarse y por fin queda claro por dónde tiene que circular. Pero ahora hay que descifrar dónde estacionarlo

patinetes electricos
En los felices años cincuenta los patinetes eran la promesa de un mundo mejor. Ahora no tanto. En Barcelona lo tienen claro: hasta nueva orden todo patinete aparcado en la vía pública es retirable.

Hay consenso. Expertos en movilidad, ayuntamientos y empresas coinciden: los patinetes eléctricos han venido para quedarse, nos guste o no. Los desplazamientos urbanos están cambiando. Las matriculaciones de vehículos descienden cada año en las grandes ciudades y el patinete y las bicicletas aceleran la transición hacia una movilidad sostenible.

Los centros de Madrid o Barcelona están atestados de patinetes. En portales, aceras, al lado de contenedores o tirados a las puertas de los comercios. Y a los vecinos no les hace mucha gracia. Al menos, tras meses de confusión por fin queda claro por dónde deben circular: por la calzada, bajo ningún concepto por las aceras. “Hasta hace nada se podía circular por ellas a un máximo de 20 kilómetros por hora y sin escuchar musica, pero nunca sabías cuándo alguien se iba a parar en seco o a salir de un portal corriendo. Necesitamos un carril bici de verdad. Ni compartido con coches para jugarte la vida ni con peatones y que se la jueguen ellos”, dice Titxu Vélez, usuaria con algún susto encima.

“Queremos que no se demonice el patinete y se nos permita ofrecer nuestro servicio en arreglo a lo estipulado en la ordenanza municipal y la regulación nacional. Las autoridades tienen que adaptar las infraestructuras para que los usuarios de la vía puedan convivir en armonía”

Fredik Hjeml, consejero delegado de VOI, compañía de sharing de patinetes

Ahora queda descifrar dónde aparcar. “El Ayuntamiento de Barcelona comenzó a mediados de agosto a imponer sanciones, tanto a las compañías de sharing (vehículos compartidos) que operen sin licencia como a los usuarios por el mal estacionamiento de patinetes. Y a retirar estos vehículos de la vía pública para guardarlos en depósitos municipales. Las empresas podrán recuperarlos cuando se apruebe la normativa que el consistorio planea tener lista a mediados de 2020, o si un juez así lo dicta”, dicen desde el consistorio. Traducción, todo patinete aparcado en Barcelona está en situación irregular. “Ya hay cerca de 400 confiscados”, confirman.

Madrid es más tibio. No se puede dejar en aceras impidiendo el tránsito ni en áreas habilitadas para bicicletas. El Ayuntamiento asegura que se retiran todos los vehículos mal estacionados sin facilitar datos. Sin embargo, nadie parece haberlo visto. “El mal estacionamiento es culpa de que las grandes plataformas de movilidad compartida han aprovechado la innovación para introducirlos e intentar ganar cuota de mercado. Así trabajan las tecnológicas de Silicon Valley. Ven una oportunidad de mercado y se lanzan, porque si esperan les pueden regular la actividad. O peor, puede llegar otro primero”, sostiene Eduard Josep Álvarez, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya y experto en movilidad urbana.

Mientras, las empresas demandan una regulación consistente. “Queremos que no se demonice el patinete y se nos permita ofrecer nuestro servicio en arreglo a lo estipulado en la ordenanza municipal y la regulación nacional. Las autoridades tienen que adaptar las infraestructuras para que los usuarios de la vía puedan convivir en armonía”, afirma Fredik Hjeml, consejero delegado de VOI, compañía de patinetes. “Estamos en permanente conversación y opinamos que no debe estacionarse en la acera, se ha de ofrecer una alternativa segura”. Lo que no se sabe es cuánto tiempo hará falta.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información