Si hace mucho que un libro no te engancha, tienes que leer ‘La ciudad que nació grandiosa’

¿Qué vas a encontrar? Pues relatos distópicos y sobrenaturales narrados desde la perspectiva de una mujer negra antifascista

La ciudad que nació grandiosa

N.K. Jemisin

(Nova)

Incontestable. Como para no editar a N.K. Jemisin hasta el listín telefónico después de La tierra fragmentada y sus tres premios Hugo. ¿Y esto se llama ficción especulativa? Distopías, ucronías… Como ese cuento sobrenatural en la Alabama de la segregación. O el de la cocinera que ayuda a un alquimista a mejorar su condumio. ¡Buenísimo! La idea tiene gracia, pero es que está escrito, y perdón por ser cursi, deliciosamente. Desde luego, sus narraciones remiten a la mejor tradición del género por esa sensación de descubrimiento continuo, de querer curiosear cada esquina. ¿Puede gustarme más? Sí: el cosmos friki con más olor a cerrado la odia. Hay quien no está cómodo en los mundos de Yupi cuando la perspectiva es la de una mujer negra antifascista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS