Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Horarios razonables

El pasado miércoles asistí a la representación de la ópera Don Carlo en el Teatro Real. El espectáculo comenzó, como es habitual, a las ocho de la tarde, por lo que terminó casi a medianoche. A su vez, La 1 emitía MasterChef Celebrity, que terminó prácticamente a la 1.30. Ni son europeos ni parecen de recibo estos horarios. ¿No sería posible adelantar las horas de comienzo para que estos espectáculos puedan terminar a horas compatibles con un periodo de descanso nocturno razonable, y una jornada laboral normal al día siguiente? A ver cuándo comenzamos a avanzar en este sentido: por algo hay que empezar.

Rafael Navazo Rivero

Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >