Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Malasmadres se echan a la calle al grito de “Yo no renuncio”

El club, que cuenta con 700.000 afiliadas, correrá por segundo año por el centro de Madrid para que la conciliación familiar y laboral sea una realidad

Mujeres corren en la vía.
Mujeres corren en la vía.

Un año más el Club de las Malasmadres sale a la calle para gritar "Yo no renuncio". El próximo domingo, 13 de octubre, en la plaza de Cibeles, Laura Baena y cientos de mujeres, hombres y niños participarán en La Segunda Prueba de Obstáculos Yo No Renuncio, una carrera que tendrá un recorrido de cinco kilómetros y en la que habrá que superar 13 obstáculos. Los participantes saldrán y llegarán a la famosa fuente, pasando por la estación de Atocha. La organización espera la participación de unas 3.000 personas, entre ellos algunos representantes políticos, como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, del PSOE, o la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. El año pasado participaron 2.000 corredores en la capital.

Como novedad, este año se incide un poco más en la importancia de conseguir que haya una conciliación real para todas, incluidas “aquellas mujeres con discapacidad en edad laboral que superan las 750.000 y que su tasa de actividad es del 33,1%”, explica Baena en su local madrileño situado en el centro comercial Moda Shopping. “También me gustaría incidir en que cualquiera puede participar en la carrera. Han llamado muchos hombres con esa duda. La conciliación no es una cosa de mujeres, es una cosa de todos y todas”, añade.

Trece obstáculos que representan trece causas sin resolver en torno a la conciliación y que son fundamentales para este club que cuenta ya con 700.000 afiliadas. Entre las cuestiones a resolver, está su lema principal de “que las mujeres no tengan que renunciar a su carrera profesional por el hecho de ser madres”. Un caso muy descriptivo en cuanto a la pérdida de derechos laborales es el de María Fernández, bailarina solista del Ballet Nacional de España. Esta mujer, según explica, fue despedida de la compañía por estar embarazada. Según cuenta, sentada en el mismo sofá que Baena, en este tipo de compañías se hacen contratos artísticos, de unos doce meses de duración. Tras ese periodo, se renuevan. “En la última prevista, me solicitaron a mí y a mis compañeros una prueba física para ser poder ser renovados. Yo, embarazada de dos meses, tuve que decirlo, hacer una prueba distinta y me quedé fuera”, explica Fernández que reconoce que no se podía callar y que tenía que denunciarlo.

Además, la organización no se olvida de puntos importantes como que las madres no son superwoman [el 60% de las progenitoras aseguran que llegan cansadas a su trabajo debido a la carga familiar]; de que el peso de la culpa que sienten muchas veces las mujeres nace de los estereotipos sobre las expectativas sociales y laborales, de que no hay una corresponsabilidad coherente en el hogar y que se necesita un compromiso real sobre la conciliación, entre otros.

Las Malasmadres se echan a la calle al grito de “Yo no renuncio”

El Club de Malasmadres lleva cuatro años siendo el altavoz de miles de mujeres en España. Una de sus últimas propuestas fue crear un teléfono de asesoría para resolver las dudas sobre conciliación, "la acogida ha sido masiva". Y su lucha se divide esencialmente en cinco propuestas. “Hay cinco medidas que para mí son imprescindibles, claro está todo esto pasaría por acordar un pacto de Estado por la conciliación pero, viendo la situación y lo difícil que es para ellos, parece no factible llegar a ese punto”.

Los puntos propuestos por Malasmadres afectan por igual a la sociedad en general, familias y empresas. La primera cuestión que quieren conseguir es que “se creen incentivos para que las PYMES implanten jornadas continuas con flexibilidad horaria. La realidad de la sociedad española es que las personas trabajan en PYMES que no tienen los recursos ni económicos ni organizativos y que necesitan ese impulso del Gobierno para que una madre no sea un problema en una empresa”, explica Laura Baena.

“El segundo punto es conseguir que los permisos de maternidad y paternidad sean iguales e intransferibles, en esto hay unanimidad de opinión en los partidos políticos, y no vamos mal para conseguirlo en España. Parece que para 2021 los permisos serán igualitarios”, prosigue Baena. La tercera premisa es incentivar la igualdad en los puestos de responsabilidad, con el fin de conseguir el 50%- 50% en los puestos de directivos de las empresas. No hay que tener miedo a que la mujer sea una cuota. Bendita cuota. Cuando se habla de cuotas, hay que recordar que somos el 50% de la población, tenemos y tienen que saber que tenemos talento suficiente para estar en esos puestos”, apuntala esta malamadre.

La siguiente, la cuarta, sería el tema de la educación en igualdad y corresponsabilidad en los colegios, “yo creo que debería ser una materia obligatoria en los centros educativos públicos. Se tiene que hablar de ello como una realidad”, continúa. Por último, y quinto punto, Baena cita la necesidad de incluir los principios de corresponsabilidad en las empresas: “Es algo que parece muy difícil de conseguir. Muchas compañías nos han trasladado que muchas mujeres rechazan los puestos directivos porque no existe corresponsabilidad en su hogar”.

“Claro está, todas estas medidas necesitan apoyo del Gobierno. Si no conseguimos que haya unas leyes que marquen unos mínimos, que se persiga y que se investigue que esto está ocurriendo, nunca vamos a llegar a conseguirlo, vamos a llegar a la nada”, zanja Baena.

De momento, el Club de las Malasmadres seguirá en su empeño de que la conciliación familiar y laboral sea una realidad con iniciativas que alerten sobre la situación que viven muchas mujeres en España. La próxima cita para oír su grito será en el centro de Madrid.

*Las incripciones para participar en la carrera se pueden hacer en yonorenuncio2019.com.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información