Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La relación especial de humanos y animales, retratada por Steve McCurry

La relación especial de humanos y animales, retratada por Steve McCurry

8 fotos

Steve McCurry, maestro de la fotografía, célebre por su retrato de 1985 en 'National Geographic' de una niña afgana con unos ojos verdes de embrujo, es un apasionado de los animales. La editorial Taschen publica ahora su colección de retratos de distintas especies en compañía de seres humanos. La mirada de McCurry capta la belleza de ambos —humanos y animales—y apunta hacia sus vínculos emocionales en vez de a la relación de dominio.

  • Estampa turística con un invitado de excepción: ese elefante que avanza por el paseo marítimo en compañía de un hombre con una vara. Sri Lanka, 1995.
    1Estampa turística con un invitado de excepción: ese elefante que avanza por el paseo marítimo en compañía de un hombre con una vara. Sri Lanka, 1995.
  • Un niño descansa plácidamente sobre una vaca en Katmandú, Nepal, en 2013. Allí este animal es un símbolo nacional y objeto de veneración.
    2Un niño descansa plácidamente sobre una vaca en Katmandú, Nepal, en 2013. Allí este animal es un símbolo nacional y objeto de veneración.
  • Una niña de la tribu kara del valle del Omo (Etiopía) sostiene un gallo. Las garras del animal asoman, pacíficas, entre las manos de la pequeña. Año 2013.
    3Una niña de la tribu kara del valle del Omo (Etiopía) sostiene un gallo. Las garras del animal asoman, pacíficas, entre las manos de la pequeña. Año 2013.
  • Un hombre trota a caballo en Mongolia con un ave rapaz en su mano (2018). Aquí, la cetrería es una tradición transmitida desde hace siglos en las familias.
    4Un hombre trota a caballo en Mongolia con un ave rapaz en su mano (2018). Aquí, la cetrería es una tradición transmitida desde hace siglos en las familias.
  • Un chico acurrucado en un árbol —¿dormido?, ¿triste?— y un elefante a su lado que parece estar dándole cariño. Chiang Mai, Tailandia, 2010.
    5Un chico acurrucado en un árbol —¿dormido?, ¿triste?— y un elefante a su lado que parece estar dándole cariño. Chiang Mai, Tailandia, 2010.
  • Un hombre avanza solitario con su camello en Wadi Rum, un desierto de piedra en Jordania declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Año 2019.
    6Un hombre avanza solitario con su camello en Wadi Rum, un desierto de piedra en Jordania declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Año 2019.
  • Caballo de carreras abandonado en un campo petrolífero arrasado en Kuwait durante la guerra del Golfo, en 1991.
    7Caballo de carreras abandonado en un campo petrolífero arrasado en Kuwait durante la guerra del Golfo, en 1991.
  • Un campesino, elegante como un dandi, camina con su rebaño de ovejas y su perro pastor en Magdeburgo, Alemania, en el año 1989.   CUANDO ERA un aspirante a fotógrafo me atraía un puñado de fotógrafos icónicos, pero fue el trabajo de Elliott Erwitt el que me cautivó con cada imagen. El primer libro de fotografía que tuve en mi colección fue uno suyo,  Son of Bitch  (Hijo de perra), un grupo de retratos de perros. Me lo regaló mi hermana. Al principio me llamó mucho la atención que un fotógrafo de su altura hubiese trabajado tanto sobre el tema de los perros, pero luego, allá cuando arrancaba mi carrera por la India y Afganistán, me encontré con tantos animales que empecé a retratarlos igual que a la gente que los rodeaba. Cuatro décadas después, he hecho miles de fotografías de animales, y las que aparecen en este libro son algunas de las más memorables. Quién sabe si aquella obra de Elliott presagió el interés que he tenido durante toda mi carrera por rendir tributo a las criaturas que nos acompañan en este mundo.    Este texto (original en inglés) y las imágenes de estas páginas forman parte de Animals, de Steve McCurry, publicado por la editorial Taschen.
    8Un campesino, elegante como un dandi, camina con su rebaño de ovejas y su perro pastor en Magdeburgo, Alemania, en el año 1989.

    CUANDO ERA un aspirante a fotógrafo me atraía un puñado de fotógrafos icónicos, pero fue el trabajo de Elliott Erwitt el que me cautivó con cada imagen. El primer libro de fotografía que tuve en mi colección fue uno suyo, Son of Bitch (Hijo de perra), un grupo de retratos de perros. Me lo regaló mi hermana. Al principio me llamó mucho la atención que un fotógrafo de su altura hubiese trabajado tanto sobre el tema de los perros, pero luego, allá cuando arrancaba mi carrera por la India y Afganistán, me encontré con tantos animales que empecé a retratarlos igual que a la gente que los rodeaba. Cuatro décadas después, he hecho miles de fotografías de animales, y las que aparecen en este libro son algunas de las más memorables. Quién sabe si aquella obra de Elliott presagió el interés que he tenido durante toda mi carrera por rendir tributo a las criaturas que nos acompañan en este mundo.

    Este texto (original en inglés) y las imágenes de estas páginas forman parte de Animals, de Steve McCurry, publicado por la editorial Taschen.