Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El objeto de deseo que Steve McQueen lució en ‘Las 24 Horas de Le Mans’ cumple 50 años

Tag Heuer celebra por todo lo alto el aniversario de su icónico modelo Monaco, un reloj cuya caja cuadrada nunca pasó inadvertida

Steve McQueen
Steve McQueen, en ‘Las 24 Horas de Le Mans’ (1971). El Tag Heuer Monaco tiene la corona a la izquierda y él llevaba el reloj en la derecha.
Este Tag Heuer Monaco 1969-1979 Limited Edition es el primero de los modelos conmemorativos. Es un reloj de acero inoxidable con correa de piel marrón con perforaciones. Tag Heuer presentará este año cuatro ‘monacos’ más en edición limitada, inspirados en cada una de sus décadas de historia.
Este Tag Heuer Monaco 1969-1979 Limited Edition es el primero de los modelos conmemorativos. Es un reloj de acero inoxidable con correa de piel marrón con perforaciones. Tag Heuer presentará este año cuatro ‘monacos’ más en edición limitada, inspirados en cada una de sus décadas de historia.

Le quedaba tan bien que cualquiera podría pensar que el Tag Heuer Monaco nació en la muñeca de Steve McQueen, o de Michel Delaney, su álter ego en Las 24 Horas de Le Mans, dirigida por Lee H. Katzin en 1971. Pero no fue así. Para cuando el actor se hizo piloto de ficción (ya lo era en la vida real y más de una vez se planteó cambiar el cine por los circuitos), este reloj ya tenía dos años de vida. Vio la luz en 1969 y se hizo reconocible al instante por su diseño único, que incluía esfera azul metalizado, agujas en rojo y azul celeste, caja cuadrada, corona a la izquierda… y dos innovaciones técnicas: la primera, caja cuadrada hermética al agua, y el primer movimiento cronográfico con cuerda automática.

Motivos de sobra para que hoy la relojera suiza celebre por todo lo alto su 50º aniversario. Uno de los grandes fastos se celebró en Mónaco, durante el Gran Premio de Fórmula 1. Allí se presentó el primero de los cinco nuevos relojes Monaco de edición limitada. Lo llevó hasta la famosa Villa Key Largo en helicóptero Max Verstappen, piloto de la escudería Aston Martin Red Bull Racing –de la que Tag Heuer es patrocinador–, quien se lo cedió al actor Patrick Dempsey, embajador de la firma. Todo, en tiempo y forma. Claro.

El circuito urbano de Mónaco convierte esta carrera en una de las pruebas reina de la Fórmula 1. Aquí los coches pasando por el muelle Alberto I en 1974.
El circuito urbano de Mónaco convierte esta carrera en una de las pruebas reina de la Fórmula 1. Aquí los coches pasando por el muelle Alberto I en 1974. Foto: Getty

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información