Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La situación política condiciona las vacaciones de los Reyes

Don Felipe viajará a Túnez el sábado y tiene trabajo en Madrid lunes y martes. Los reyes eméritos ya están en la isla y han visitado a Rafa Nadal

Los Reyes y sus hijas, el verano pasado en Palma.
Los Reyes y sus hijas, el verano pasado en Palma. CORDON PRESS

La situación política en la que está inmersa España tras la investidura fallida de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno condicionará las vacaciones de los Reyes. Este viernes el palacio de La Zarzuela ha informado de manera oficial acerca de cómo se van a desarrollar los próximos días de don Felipe. Su agenda deja ver que por el momento faltaría casi una semana para que se instale con su familia en Marivent para pasar unos días de vacaciones y también de trabajo. Inicialmente se esperaba al Rey este viernes por la noche en Palma de Mallorca, donde el sábado comienzan las regatas. Su deseo es participar en ellas a bordo del Aifos. Sin embargo, este fin de semana parece difícil ver a don Felipe en Palma.

El sábado a las 11 de la mañana se espera al rey en Cartago, Túnez, donde acudirá a las exequias del presidente Beji Caïb Essebsi, fallecido el jueves a los 92 años. El domingo está libre en su agenda, por lo que sería la única oportunidad del rey para participar en las regatas. La semana empieza con trabajo: el lunes recibirá a Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias, y a Juan Jesús Vivas, presidente de Ceuta. El martes, junto a la reina Letizia, tiene audiencia con las selecciones masculina y femenina de waterpolo. Después, sus agendas se dividen: el rey recibirá al presidente de Asturias, Adrián Barbón, y la reina tiene programada una visita a la Biblioteca Nacional. 

El Rey, a bordo del 'Aifos'.
El Rey, a bordo del 'Aifos'. CORDON PRESS

A partir de ahí es previsible que los Reyes y sus hijas —que han pasado un mes en un campamento en Estados Unidos como ya hicieron el pasado año— viajen a Palma. En la agenda del monarca ya solo hay un acto, el sábado, y es precisamente en la isla: la entrega de trofeos de la Copa del Rey de vela. El tradicional posado veraniego de la familia real parece que se puede producir a mediados de semana. Para lo que no hay fecha es para la recepción en La Almudaina ni para el despacho con Pedro Sánchez. Don Felipe, tanto en los días que pase en Palma como cuando emprenda un viaje de carácter más privado en el extranjero, estará siempre en contacto con el Gobierno y preparado para regresar al palacio de La Zarzuela si la actividad política así lo requiere.

Quienes ya están en Marivent son los reyes eméritos que este viernes por la mañana visitaron la Rafa Nadal Academy, situada en el municipio mallorquín de Manacor. Don Juan Carlos y doña Sofía fueron recibidos en el recinto por la directora de proyectos del mismo y novia del tenista, María Francisca Perelló, que les guió durante el recorrido por las instalaciones. Rafael Nadal se incorporó a mitad de la visita para explicar de primera mano las actividades que realizan en el centro, especializado en el deporte de alto rendimiento, informa desde Palma Lucía Bohórquez.

Se trata de la primera aparición de los reyes eméritos juntos en Mallorca desde la última vez que coincidieron, en la misa de Pascua de 2018 en la catedral de Palma en lo que se preveía la escenificación del regreso de don Juan Carlos a las actividades de la familia real en la isla y que quedó empañada por la pelea que mantuvieron doña Sofía y la reina Letizia a cuenta de una fotografía. Los eméritos fueron vistos a principios de mes juntos en las regatas de Sanxenxo, donde junto a la infanta Elena participaron en la cena ofrecida por el Real Club Náutico de la localidad.

La reina emérita llegó a la isla principios de semana acompañada de su hermana, Irene de Grecia. A ambas ya se las ha visto por la ciudad. Doña Sofía nada más llegar se subió a un velero científico que lucha contra la contaminación en el mar. La madre del Rey espera la visita de su hija Elena y de varios de sus nietos. En el aire está la presencia de Cristina de Borbón, que tras el estallido del caso Nóos no pasa parte del verano en la isla.

Este año está prevista también la presencia del rey Harald de Noruega, que participará en la regata a bordo del Fram XVIII, que navega bajo la grímpola del Royal Norwegian Yachtclub, en una clase en la que participarán escuadras de Alemania, Austria, España, Inglaterra, Italia, Noruega y Suecia.

La reina Sofía, en la recogida de basura marina.
La reina Sofía, en la recogida de basura marina. Europa Press
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >