Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI: “Mi padre está fastidiado. Tenía muchas ganas de venir a Mallorca”

Cambio de aires en el primer posado real, del Palacio de Marivent al de la Almudaina

Los Reyes Felipe y Letizia han cambiado este año la residencia estival de Marivent por el palacio de La Almudaina para realizar el posado fotográfico con el que dan el pistoletazo de salida a sus vacaciones de verano en Palma de Mallorca. Es la primera vez que la princesa Leonor y la infanta Sofía visitaban el recinto. “Mi padre está fastidiado, tenía muchas ganas de venir y le estaba cogiendo gusto a la actividad”, dijo el Rey tras mostrar a sus hijas la arquitectura del patio. El Monarca lamentó no poder navegar con su padre. Mientras que la princesa Leonor y la infanta Sofía explicaron que han practicado inglés en Estados Unidos, donde han estado de campamento y han participado en muchos juegos en equipo. “Lo hemos pasado muy bien”, aclaró la princesa Leonor.

Los Reyes y sus hijas aterrizaron en Palma el pasado sábado al mediodía, jornada en la que arrancaban los entrenamientos de la Copa del Rey de Vela, competición en la que Felipe VI participa un año más. El Monarca se dejó ver este domingo a bordo del Aifos 500, embarcación con la que compite en la regata y que iba a escenificar la vuelta al verano mallorquín de Juan Carlos, quien no participa en la competición desde hace nueve años y tampoco podrá estar en esta edición por una lesión en la muñeca.

La ausencia de Juan Carlos

El Rey emérito ya había dado un paso en la recuperación de la tradicional fotografía de la familia real al completo en Palma durante la pasada Semana Santa, cuando acompañó a los Reyes, a sus hijas y a la reina Sofía a la misa de Resurrección en la catedral, en la que fue su primera aparición pública en la isla desde que abdicara en favor de su hijo.

Sin embargo, la incorporación de Juan Carlos I a las actividades de la familia en la isla se ha esfumado tras el anuncio de que no acudiría a Palma por problemas de salud. La lesión que sufre en la muñeca ha derivado en problemas musculares y los médicos le han recomendado no realizar actividades físicas intensas. Su ausencia que se produce en mitad del escándalo por la publicación de las grabaciones realizadas a su amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein en las que le acusaba de tener cuentas en Suiza y de utilizarla como testaferro.

Quienes disfrutan desde la semana pasada del buen tiempo y del ambiente de Mallorca son la reina Sofía, la infanta Elena y sus dos hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica. Los cuatro, junto a Irene de Grecia, llegaron a la isla a finales de la semana pasada. Mientras que a doña Sofía todavía no se la ha visto fuera de Marivent, la infanta Elena acudió la noche del jueves a cenar con amigos a un restaurante de Puerto Portals mientras su hijo asistía con amigos a un concierto del DJ Steve Aoki en el hotel BH de Magaluf. Este domingo la infanta Elena también se dejó ver junto a su hija visitando las instalaciones del Club Náutico de Palma, en la víspera del inicio de la competición.