Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TUTORIAL

Diseccionamos los plásticos

Los siete tipos de polímero tienen propiedades unas más peligrosas que otras. En este vídeo te las contamos

En este video-tutorial, se comentan las siete categorías de plásticos y los efectos que tienen sobre el medio ambiente.

Los plásticos que nos rodean se clasifican con siete números. Esas cifras, que se pueden ver en algunos productos, corresponden a las características del polímero y no al nivel de peligrosidad. Todos dañan el medio ambiente porque se necesita demasiada energía para su fabricación y ninguno es 100% biodegradable. Por ahora, no hay maneras de destruir este material a un coste asequible o sin consecuencias negativas. Los expertos en tratamiento de residuos afirman que el principal problema es que se pierden demasiados plásticos por la tierra y no se recupera todo lo que genera el mercado. Actualmente, en España los dos únicos plásticos que se reciclan son el de la botella de agua de un solo uso (PET), y el polietileno de alta densidad (por ejemplo el de un bote de detergente). El resto se recupera, se transforma en granza (trozos muy pequeños de plástico) y se envía esa materia prima a Asia.

La producción del plástico crece desde los años 50 de manera exponencial pero su tratamiento está sobrepasando a su creador, el humano. La mano del hombre ha fabricado un material con propiedades muy útiles que, por ahora, supone un desafío para la salud y para el planeta. Se consume más plástico del que se puede tratar y controlar. Según los análisis de la Clínica Internacional de Medicina Biológica y de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, algunos plásticos pueden ser peligrosos e incluso mortales en caso de ingerirlos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información