Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Open declara la guerra al plástico

El torneo elimina las botellas y reparte recipientes de acero en una campaña contra la contaminación de los océanos

Sergio García bebe en su botella de acero.
Sergio García bebe en su botella de acero. getty

Jon Rahm termina de dar bolas y bebe un buen trago de agua. Lo hace en una botella de acero inoxidable, de color azul, con su nombre en pequeñas letras blancas en la parte inferior. No es el único accesorio especial que los golfistas tienen durante el Open. La bolsa de palos de Rahm está tuneada con la figura de unos hexágonos que recuerdan a las famosas columnas de basalto cercanas a Portrush, y el interior del bolsillo está forrado con dibujos sobre el whisky irlandés. Pero esa botella azul sí que representa algo más. Es el símbolo de la guerra del Open Británico contra el plástico. Apenas ningún recipiente de este material se ve estos días en el campo, y si lo hay es de algún despistado que no se ha enterado de la campaña del grande británico por el medio ambiente.

Los jugadores tienen una botella de metal que pueden rellenar con agua de unas latas que se encuentran en pequeñas neveras en cada tee. El Open tenía previsto repartir unos 5.000 recipientes de acero entre los seguidores, y están a la venta por menos de cinco libras (no se distribuyen de plástico). Y en el campo hay una especie de estaciones de autoservicio en las que los seguidores pueden rellenar de agua sus propias botellas, y donde se lee bajo la imagen de un envase: El enemigo número 1 del océano. La organización insta a los aficionados a traer de casa sus propios recipientes. Todo forma parte de una campaña para el cuidado de los océanos en un campo pegado al Atlántico —la playa besa los hoyos cinco y seis—.

“El Open tiene una estrecha relación con la naturaleza y con las costas de los links. Es importante salvaguardarlos para las futuras generaciones. Hemos visto el destructivo impacto del plástico en los océanos. Su contaminación es una epidemia, y por eso queremos eliminar todas las botellas de plástico del Open y animar a los jugadores y seguidores a que usen materiales alternativos y sostenibles”, explica Martin Slumbers, director ejecutivo del Royal and Ancient.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >