Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serial de series

Las informaciones sobre estos productos de televisión tienen un gran éxito en la web, pero a bastantes lectores les molesta la abundancia

La actriz Emilia Clarke, en una escena de 'Juego de tronos'.
La actriz Emilia Clarke, en una escena de 'Juego de tronos'. AP

La avalancha informativa sobre series emitidas por plataformas de televisión de pago es un fenómeno en toda la prensa. Se trata de noticias con una audiencia muy elevada. A bastantes lectores de EL PAÍS, sin embargo, les molesta tal abundancia. Creen que el periódico hace publicidad gratuita a esas plataformas y que un periódico como este no debe dedicar tanto espacio y energía al entretenimiento, el ocio y la ficción.

Solo en la versión de papel, más de la mitad de las informaciones publicadas en los tres pasados meses en la página de Pantallas fueron relativas a series. En la web, el número de textos es muy superior y también lo es el porcentaje. Entre otras razones, porque existen áreas, secciones o blogs dedicados exclusivamente a esos productos. Así, dentro de la sección de Televisión, está la zona de Series —incluye noticias al respecto o el calendario de estrenos— y el blog Quinta Temporada, donde se recogen artículos, críticas, opiniones…

Algunos lectores dicen sentirse saturados y critican que, en ocasiones, esas informaciones se destacan “por encima de otras evidentemente más importantes”. Eso opina Jaime González, que va lejos en su crítica: “Puede ser un síntoma de los problemas del periodismo digital actual”. Jordi Berenguer añade que “se dedica un exceso de espacio para los programas de canales de pago”, en detrimento de los canales en abierto y gratuitos.

Las plataformas de pago que emiten esas producciones, como Netflix o HBO, ocultan la cifra de abonados que tienen, pero Bernardo Lorenzo, expresidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), contó esta pasada semana que ya son seis millones. Dicho sea de paso, esas empresas “ni tienen que rendir cuentas al regulador sobre su actividad ni pagan ningún impuesto” en España, una diferencia de trato “sangrante”, ha publicado este periódico, en comparación con las operadoras Telefónica, Orange y Vodafone o las cadenas en abierto de Mediaset y Atresmedia.

El responsable de la sección de Televisión en el periódico, Tom Avendaño, afirma que intenta “un equilibrio” informativo entre las series y el resto de temas de televisión, pero que cada sección tiene “sus gigantes”: en Deportes es el fútbol y, en televisión, argumenta, son ahora las series. Añade lo que ustedes ya imaginan: que el índice de lectura de piezas sobre series está “fuera de lo habitual”. Es decir, que tienen un gran éxito en la web.

¿Los artículos sobre series interesan mucho o acaban interesando más porque se publican muchos artículos sobre el tema?

Los estudios de audiencia lo avalan. En el último trimestre, los artículos sobre series fueron con gran diferencia los más leídos de la sección: acapararon el 61% de las lecturas de televisión en abril, el 60% en mayo y el 56% en junio.

La tentación de abusar de tal éxito es obvia. “A veces”, asume Avendaño, “nos dejamos llevar por la euforia”. Con ese comentario se refiere concretamente a Juego de tronos, el serial con mayor repercusión planetaria al que EL PAÍS ha dedicado decenas y decenas de noticias. Como consecuencia, el 5% de todos los textos leídos de la web en mayo fueron piezas sobre Juego de tronos, según datos del área de Audiencia del periódico.

En la tarde del día 19 de ese mes, varios lectores protestaron porque la web destacaba como segundo bloque más importante en la portada —con seis informaciones y vídeo incluido— textos relativos al último capítulo de Juego de tronos que se emitió en la madrugada siguiente. El título principal era: “Cómo acabará Juego de tronos? 15 teorías sobre el final de la serie”. La información estuvo más destacada que un atentado contra turistas cerca de El Cairo con el resultado de 17 personas heridas.

Al día siguiente, había también en portada seis informaciones y dos fotogalerías sobre ese capítulo final. Hasta se hizo una encuesta para que los lectores respondieran a esta pregunta: “¿Quién merece el Trono?”

En el área de comentarios de la web, varios se quejan de “publicidad gratuita”, pero algún otro da la clave: “Si escriben tantos artículos sobre esta serie, es porque hay demanda”. Demanda y una inaudita repercusión social. Al menos 300 familias españolas han inscrito a sus hijos con nombres de personajes de Juego de tronos.

El fenómeno crece. Uno de los artículos con mayor éxito de audiencia cada mes es sobre recomendaciones: “Siete series que no te puedes perder en julio”, señalaba el último el pasado día 1. “Once series que no te puedes perder en junio”; “Diez series que no te puedes perder en mayo”…

En este caso, la fórmula molesta a algunos por otro motivo. “No soporto que las recomendaciones de los medios vengan con el apósito pegajoso de 'que no te puedes perder´”, escribió un lector.

¿Están los artículos sobre series entre los más leídos porque interesan mucho a los lectores? ¿O acaban interesando más porque se publican muchos artículos sobre el tema? En abril, el 64% de los 56 artículos publicados en Pantallas fueron sobre series.

Como siempre, ustedes tienen la palabra.

defensor@elpais.es

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >