Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿“La pela es la pela”? La conciencia de clase en el caso Def Con Dos con Asfalto y Barón Rojo en el punto de mira

Los grupos de rock, cuyas letras azotan al poder, han sido criticados por sustituir a la banda de César Strawberry, vetada por la derecha. Julio Castejón, líder de los míticos Asfalto, se explica

concierto def con dos madrid
El líder de Def con Dos, César Strawberry, en la exposición 'Prisioneros políticos de la España contemporánea' del artista Santiago Sierra en la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, tras ser retirada de la feria ARCO, en febrero de 2018, Madrid.

"El Ayuntamiento de Madrid cancela el concierto de Def con Dos". La noticia, acompañada de las etiquetas 'censura' y 'libertad de expresión', estallaba. El grupo liderado por César Strawberry tenía previsto actuar el pasado viernes, 5 de julio, en las fiestas de Tetuán (distrito de Madrid). La fecha llevaba cerrada hacía más de un mes –aprobada por la comisión de fiestas, con presencia PP y Ciudadanos y sin objeciones por su parte–, pero la banda madrileña no pudo subirse al escenario del Parque Agustín Rodríguez Sahagún. Tan solo un día antes de comenzar las celebraciones del distrito, el nuevo gobierno municipal con José Luis Martínez Almeida (PP) al frente, anunciaba su decisión de prohibir el concierto por la condena de enaltecimiento del terrorismo que pesa sobre su líder a raíz de seis tuits realizados entre 2013 y 2014.

Esa misma tarde del jueves, el mánager de Asfalto, Johan Checa, recibió una propuesta, un tanto precipitada, de una promotora con la que mantienen muy buena relación. Querían saber si el grupo, uno de los nombres fundamentales del rock español, estaría disponible para tocar al día siguiente en Tetuán. Recordemos que Asfalto surgió a finales de los setenta con unas canciones comprometidas que celebraban la democracia después de años de opresión. También fue de las primeras bandas españolas que apostó por el ecologismo (La paz es verde es uno de sus grandes temas) además de retratar como pocos la vida en los barrios obreros de las grandes ciudades.

"Considero que nuestra trayectoria marca claramente una línea editorial que, por un hecho puntual como este, no puede quedar manchado. Es injusto que haya quien lo quiera ver así"

De los cinco músicos de Asfalto, tres estaban en la ciudad, uno en Ibiza y otro en Formentera. Pero podían intentar estar en Tetuán, sustituyendo a Def Con Dos. "Desconocíamos la noticia en cuestión", explica a ICON el mítico líder y cantante de Asfalto, Julio Castejón (Madrid, 1951). "En el instante que nos enteramos teníamos a dos compañeros que acababan de suspender sus vacaciones con un billete en la mano para viajar a Madrid y cumplir con un contrato que se nos ofrecía por parte de un promotor al que debemos mucha gratitud. Alguien muy serio en esta profesión". Este fue uno de los motivos por los que, tras conocer a quién sustituirían esa noche, la banda decidió seguir adelante.

La mañana del viernes el anuncio se hizo oficial. Asfalto tocaría esa noche a las 23.00 horas en el escenario del Rodriguez Sahagún, según desvelaba la Junta Municipal de Tetuán en su cuenta de Twitter. Lo que no sabía el grupo madrileño es que se convertirían en la cabeza de turco de una condena que otros habían ejecutado. "Tetuán: el distrito donde la censura campa a sus anchas. Estaréis orgullosos"; "espero que los de Asfalto no se presten a esta porquería"; "espero dignidad por parte de Asfalto y que no se presenten... Aunque la pela es la pela"... Fueron algunas de las reacciones de usuarios de redes sociales, indignados por la decisión de la banda pionera del rock español.

Asfalto fueron unos de los grupos clave del rock urbano de la Transición. En la imagen, en los camerinos de Sala En Vivo, de Fuenlabrada (Madrid), en los 80. Julio Castejón es el segundo por la izquerda.
Asfalto fueron unos de los grupos clave del rock urbano de la Transición. En la imagen, en los camerinos de Sala En Vivo, de Fuenlabrada (Madrid), en los 80. Julio Castejón es el segundo por la izquerda.

¿Tenía que haber rechazado el grupo la oferta de tocar al conocer la noticia o las letras de la banda –autores de himnos como Días de escuela ("enseña a tu hijo a amar la libertad") o El capitán Trueno ("de él aprendimos que el bueno es el mejor, aunque pasado el tiempo descubrimos que no") ya eran lo bastante comprometidas para mostrar su rechazo en el escenario? El debate estaba servido. "Considero que nuestra trayectoria marca claramente una línea editorial que, por un hecho puntual como este, no puede quedar manchado. Es injusto que haya quien lo quiera ver así. Me entristecen esas críticas hechas tan a la ligera", explica Castejón, que decidió escribir un comunicado tras el revuelo en el que él mismo dudaba si habían hecho lo más adecuado y mostraba su respeto por aquellos que no aprobaban su decisión.

Su mánager tampoco puede entender ciertos reproches. "Hicimos el concierto por varias razones, excepto por las dos que se nos acusan: ni por motivos de dinero [el caché ascendía a 8.000 euros, según cifras publicadas por El Confidencial] ni por posicionamiento político. Asfalto habla desde el escenario y no se posiciona ideológicamente con ningún partido", explica Johan Checa, recordando que recientemente el grupo rechazó la propuesta de Vox de tocar en uno de sus mítines. "Nos sorprendió mucho que nos contactaran porque la línea política de Vox está en las antípodas de Asfalto, pero lo rechazaríamos también si nos contactara, por ponerte un caso opuesto, Podemos". "He de decir que desde 1982, que tocamos en un mitin del PSOE, jamás hemos vuelto a querer unir el nombre de Asfalto a ninguna tendencia política", puntualiza Castejón. "Nuestras letras y los conceptos que hemos manejado en nuestra obra ya nos posicionan por si solos. No hace falta politización alguna. A través de estos años hemos sido contratados por diferentes corporaciones municipales, como así le sucede a casi todo el mundo, sin que ni tan siquiera hayamos recaído en el color político de las mismas".

"En Asfalto jamás encontrarás ni una sola línea que trate de limitar capacidad alguna en cuanto a la libertad individual. Desde la perspectiva que me da tanta vida vivida, considero que la revolución es un hecho que debe iniciarse en el plano personal"

Ambos coinciden en que su grupo se expresa en el escenario a través de su obra, ¿pero qué ocurre cuando a una banda se le prohíbe subirse a uno por los comentarios personales de uno de sus miembros, como es el caso de Def Con Dos? "Vuelvo a expresar lo que ya he dicho: la libertad de expresión debe ser preservada", zanja Castejón. "En Asfalto jamás encontrarás ni una sola línea que trate de limitar capacidad alguna en cuanto a la libertad individual. Personalmente, desde la perspectiva que me da tanta vida vivida, considero que la revolución es un hecho que debe iniciarse en el plano personal. Desde el 68 dejé de creer en las revoluciones colectivas".

Tampoco la magnitud que alcanzó el tema en internet, todavía candente, se vio reflejada en el concierto de ese día. "Debe quedar claro que la inmensa mayoría asistieron a un concierto de Asfalto y en todo momento tuvieron una reacción idéntica a la que viene siendo habitual. No más de media docena de entre el público me dicen que manifestaron ciertos reproches que yo ni llegué a escuchar, pero nada más", recuerda el cantante.

El grupo volvió a tocar esta semana (el jueves en Vallecas, Madrid). Esta vez, ante unos fans entregados y agradecidos. "Asfalto es una banda muy querida y respetada. Casi cinco décadas después hemos conseguido subir al escenario un espectáculo de una gran dignidad. La gente nos lo agradece y lo único que me entristece es que los medios se ocupen de nosotros tan solo por estas cosas y no por el ejemplo que realmente somos: cómo hacer de un nombre antiguo un proyecto totalmente actualizado y vivo. ¿Se ha enterado alguien de la cantidad de nueva obra que hemos presentado en los últimos diez años?", lamenta Castejón. "Nacimos en el underground y se ve que para algunos medios debemos seguir ahí".

El veto a Def Con Dos no se ha quedado en Tetuán. Pasó lo mismo el viernes 12 de julio en Rincón de la Victoria, Málaga. El concierto estaba previsto para arrancar la feria, pero el contrato no llegó a formalizarse tras la petición del edil de Vox en el Ayuntamiento, José Antonio Rodríguez. En este caso, fue la banda de los hermanos De Castro, Barón Rojo, quién cubrió el hueco.

Una decisión curiosa si tenemos en cuenta que es suya la canción de Resistiré (escrita por el bajista José Luis Campuzano, Sherpa, que ya no sigue en el grupo), que precisamente realizó una versión Def Con Dos junto al propio Sherpa (se puede escuchar pinchando aquí). Tampoco César Strawberry, que estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra el Ejecutivo municipal de Madrid, ha cuestionado la decisión de sus compañeros de profesión.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información