Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Comparativa | Analizamos tres cámaras de fotos compactas resistentes al agua

Además de capturar momentos inolvidables, con cada una de las cámaras propuestas también puedes grabar vídeos bajo el agua

cámaras resistentes al agua
De izquierda a derecha: cámara Nikon Coolpix W100, Fujifilm FinePix XP140 y Panasonic Lumix DMC-FT30.

La propuesta ganadora ha sido la Fujifilm FinePix XP140. Es la más cara de todas (189,95 €), pero su diseño todoterreno destaca sobre el resto y, además, ofrece la posibilidad de grabar vídeos en 4K. Cuenta con un sinfín de modos de disparo, tiene pantalla LED TFT y es completamente sumergible.

Las cámaras de los smartphone son cada vez más avanzadas y muchos usuarios ya no se plantean comprar una cámara compacta. Sin embargo, ahora que con el verano lo habitual es ir la piscina o a la playa, es probable que quieras inmortalizar un montón de divertidos recuerdos en compañía de la familia o los amigos. ¿Tu teléfono móvil es resistente al agua? Si no es así, puedes plantearte la posibilidad de adquirir una cámara compacta que puedas sumergir. Además, la ventaja añadida de algunos de estos modelos es que están preparados también para resistir caídas y temperaturas muy frías, por lo que podrías utilizarlos durante el invierno.

¿Qué modelos hemos elegido?

Precisamente, las tres propuestas seleccionadas para este análisis comparten esta triple característica: son sumergibles, están preparadas para afrontar impactos desde una determinada altura y soportan temperaturas gélidas de hasta -10ºC. Asimismo, el precio que hay que pagar por cada una no supera los 200 euros, que es el presupuesto que nos hemos marcado. Los modelos seleccionados son; Fujifilm FinePix XP140 (8,5), Panasonic Lumix DMC-FT30 (7,75) y Nikon Coolpix W100 (7,25).

Cada uno ha sido puesto a prueba y recibido una calificación tras haberse valorado una serie de criterios, entre los cuales se encuentran:

- Construcción: ¿Cómo es el acabado de la cámara? ¿Y los materiales? Lo ideal es que ofrezca la máxima calidad para que la inversión que realizamos dure el máximo tiempo posible.

- Diseño: al ser un modelo pensado para utilizar en los desplazamientos, tiene que ofrecer una dimensiones compactas y un peso ligero.

- Calidad de imagen: la calidad de imagen que proporcionan los modelos de estas características nunca podrá equipararse a la ofrecida por cámaras más avanzadas. No obstante, tienen que garantizar una calidad mínima tanto si hacemos fotografías o grabamos vídeos. Qué la reproducción de los colores adecuada y que se aprecie cierta definición y nitidez.

- Conectividad: si, por ejemplo, dispone de un puerto HDMI para conectar la cámara al televisor y visualizar las fotos y los vídeos tomados.

- Rendimiento: cómo se comporta la cámara en el día a día, qué prestaciones ofrece o si es fácil de manejar y desplazarse a través de sus diferentes opciones de menú. El tamaño y la calidad de la pantalla también es importante.

Así las hemos probado

Hemos utilizado durante un par de días cada una de estas tres cámaras compactas, tanto en condiciones de uso normal como en las salidas a la piscina que hemos hecho. Esto nos ha permitido comprobar cómo funcionan cada una de ellas y la calidad que ofrecen.

Fujifilm FinePix XP140: nuestra elección

cámaras resistentes al agua
Comparativa | Analizamos tres cámaras de fotos compactas resistentes al agua

Conservando algunas de las características de su predecesora, la FinePix XP130, la japonesa Fujifilm ha mejorado la durabilidad de su nueva propuesta. Lo hace aumentando su resistencia al agua (hasta 25 metros de profundidad) y a los golpes (1,8 metros de altura). Además, su estructura hermética la protege de partículas y elementos externos (como, por ejemplo, la arena) que podrían dañar su interior; al igual que su antecesora, su resistencia a las temperaturas gélidas es la misma (-10ºC), por lo que es una propuesta perfecta para cualquier momento del año. Lo cierto es que cuando la sostienes enseguida percibes su robustez y su estructura todoterreno. Sus compactas dimensiones (109,6 x 71 x 27,8 milímetros) y su peso de 270 gramos facilitan su transporte en los desplazamientos.

Ficha técnica

- Píxeles efectivos: 16,4 millones de píxeles

- Grabación de vídeo: 4K, Full HD y HD

- Sensor de imagen: BSI-CMOS de 1 /2,3 pulgadas

- Soporte de almacenamiento: tarjetas de memoria SD/SDHC/SDXC

- Objetivo: zoom óptico de 5 aumentos y distancia focal de f=5,0 mm - 25,0 mm, equivalente a 28 - 140 mm en formato de 35 mm. Apertura completa: F3.9 (gran angular) - F4.9 (teleobjetivo).

- Sensibilidad: AUTO /  AUTO(400) / AUTO(800) / AUTO(1600) equivalente a ISO 100 / 200 / 400 / 800 / 1600 / 3200 / 6400 / 12800.

- Modos de disparo: SR Auto, AE programada, Exposición múltiple, Retrato, Optimizador de retratos, Paisaje, Filtro avanzado, Panorámica, Deporte, Noche, Noche (trípode), Fuegos artificiales, Puesta de sol, Nieve, Playa, Subacuático, Fiesta…

- Pantalla: LCD TFT en color de 3,0 pulgadas y 920.000 puntos

- Dimensiones: 109,6 x 71 x 27,8 mm

- Peso: 207,4 gramos

- Otros: Hermética (IP6X), sumergible IPX8 (hasta 25 metros, hasta 120 minutos), detección de caras, función de disparo contínuo, sincronización con el teléfono móvil, Bluetooth 4.1 (de baja energía), microconector HDMI

Es una cámara sencilla de manejar, por lo que enseguida te familiarizas con sus distintas opciones de menú. Su pantalla de 3 pulgadas y 920.000 puntos ofrece una cobertura de casi el 100% y al ser antirreflectante la visibilidad en espacios abiertos y bastante luminosos mejora notablemente.

Comparte con la FinePix XP130 el mismo zoom óptico de cinco aumentos con gran angular de 28 milímetros, y un sensor BSI-CMOS de 16,4 megapíxeles que por sus características logra que en las escenas donde las condiciones lumínicas no son las más favorables el resultado sea más que aceptable. Los desenfoques se reducen por la incorporación de un estabilizador óptico de imagen. Además de tomar fotografías, es posible grabar vídeos con hasta 4K (3.840 x 2.160 píxeles de resolución) de calidad, pero únicamente a 15 fps. Mientras, la sensibilidad ISO se sitúa en 12.800 frente a los 6.400 de su predecesora.

Por otro lado, contamos con diversos modos de disparo (Sonrisa, Continúo, Automático…), ranura para tarjetas de memoria SD y conectividad HDMI para volcar el contenido de la cámara, por ejemplo, al televisor directamente. Su batería, según indica el propio fabricante, tiene una autonomía para 240 disparos.

Lo mejor: su construcción y la posibilidad de grabar en 4K.

Lo peor: es la más cara de las tres opciones

Conclusión: un modelo idóneo para realizar cualquier escapada que ofrece una alta durabilidad y resistencia, con el aliciente de grabar en 4K.

Compra por 186,95€ en Amazon

Panasonic Lumix DMC-FT30

cámaras resistentes al agua
Comparativa | Analizamos tres cámaras de fotos compactas resistentes al agua

Lleva ya un tiempo en el mercado, pero por sus características y prestaciones es un modelo que puede cubrir perfectamente las necesidades de aquellos usuarios que demandan una compacta con una relación calidad-precio bastante equilibrada. Como el resto de propuestas que participan en esta comparativa de El País Escaparate ofrece un diseño todoterreno: sumergible a ocho metros, resistente al polvo y preparada para soportar temperaturas muy gélidas (hasta -10ºC) y caídas de 1,5 metros. Además, su peso se sitúa en 144 gramos y sus dimensiones `parecen de juguete’: 103,7 x 58,3 x 19,7 milímetros.

Al igual que en la propuesta de Nikon (que participa con su Coolpix W100) se echa en falta que la pantalla de 2,7 pulgadas ofrezca una calidad superior. Los botones de los menús pueden resultar algo pequeños si nuestros dedos son grandes. No obstante, como la cámara proporciona un manejo tan intuitivo enseguida te familiarizas con las diferentes opciones que tenemos a nuestra disposición y que son las habituales en esta clase de compactas.

Su comportamiento ha sido el esperado siempre y cuando las condiciones lumínicas sean las adecuadas. Cuenta con estabilizador óptico de imagen, distintas funciones automáticas, el nivel de detalle deja sensaciones bastante positivas, el balance de blancos automático ofrece buenos resultados… Tampoco faltan los filtros (podemos escoger entre 12), las funciones especiales como la de ‘Panorama creativo’ y ‘Disparo Time Lapse’, o los modos específicos de disparo como: debajo del agua, playa/surf o deportes a los que se acceden desde el menú principal. Un detalle que llama la atención es que el fabricante ha incorporado una ‘luz de antorcha’, algo así como una pequeña linterna que brinda una pequeña iluminación extra si la escena no tiene la cantidad de luz que necesitamos.

Habría estado bien que la calidad de los vídeos que grabamos fuese al menos Full HD (posee un botón específico para activar esta opción) y no sólo de 720p. La duración de la batería equivale a unos 250 disparos, una cifra que concuerda con los valores proporcionados por otras compactas.

Compra por 127,95€ en Amazon

Nikon Coolpix W100

cámaras resistentes al agua
Comparativa | Analizamos tres cámaras de fotos compactas resistentes al agua

Es una candidata perfecta a convertirse en la primera cámara de fotos digital de los más pequeños de la casa. De hecho, cuenta con un ‘menú niños’ que incorpora colores llamativos y divertidos efectos que llamarán su atención. Disponible en diferentes colores, este modelo compacto presenta una estructura resistente al polvo, las temperaturas frías y los golpes accidentales si cae al suelo desde una altura de 1,8 metros. También se puede utilizar en el agua y sumergirla a una profundidad máxima de 10 metros.

La cámara pesa 177 gramos y sus reducidas dimensiones (109,5 x 67 x 38 milímetros), por lo que resulta muy cómoda de transportar. Mientras, la pantalla posee un tamaño de 2.7 pulgadas y sus 230.000 puntos le impiden ofrecer la calidad y la resolución de propuestas más avanzadas. Sin embargo, tiene a su favor un tratamiento antirreflejos y la posibilidad de ajustar el nivel de brillo a nuestras necesidades y las características lumínicas del lugar en el que nos encontremos.

La parte trasera incorpora únicamente cinco botones para su control y está equipada un zoom óptico de tres aumentos. Garantiza imágenes de 13,2 megapíxeles de resolución y es posible tomar vídeos con calidad Full HD. Debajo del agua, los resultados que ofrece son muy satisfactorios, aunque es cierto que si se utiliza en condiciones de normales esta calidad decrece y se percibe cierta falta de definición en los detalles y grano en las capturas. Al contar con la tecnología SnapBrige, tenemos la opción de transferir las instantáneas al móvil o la tableta pulsando un único botón. Equipada con un microconector HDMI, utiliza almacenamiento SD, SDHC y SDXC y es posible aplicar diferentes efectos para poner de manifiesto nuestro lado más creativo.

Compra por 151,95€ en Amazon

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN MÍ?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes… No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 3 de julio de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información