Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Jiménez mejora y derrocha humor en la UCI tras dos meses ingresada

La cantante se recupera en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y sus familiares califican su evolución de "milagrosa".

María Jiménez en un acto en Sevilla en febrero de 2018.
María Jiménez en un acto en Sevilla en febrero de 2018. GtresOnline

La vida de María Jiménez es la de una superviviente y la fuerza que siempre ha demostrado para salir adelante de los momentos dramáticos a los que se ha tenido que enfrentar en sus 69 años, ha vuelto ha surgir en la enfermedad. La cantante que permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha experimentado una mejoría que algunos de sus allegados califican de "milagrosa".

La cantante fue ingresada en el hospital San Rafael de Cádiz a principios del mes de mayo a causa de una oclusión intestinal que obligó a operarla con carácter de urgencia. Pero cuando parecía que todo quedaría en un contratiempo menor y la cantante iba a pasar a planta, su situación se complicó a causa de una infección que se agravó aún más cuando no respondía a la medicación que le administraban los facultativos. Finalmente se decidió su traslado al hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense donde se encuentra todavía en la UCI y donde se ha calificado su estado de grave.

Sin embargo esta última semana, el estado de salud de Jiménez ha experimentado un gran cambio que ha devuelto la felicidad a su hijo Alejandro Asunción y a su hermana Isabel, que son los dos familiares que más la visitan y quienes han facilitado datos de cómo se encontraba la artista en varias ocasiones. "Está totalmente consciente. Le hablo, me mira y me quiere hablar pero no puede de momento", afirmó su hermana al programa Corazón de La 1. "Nos ha dado un subidón", afirmó.

El hijo que la cantante tuvo junto al actor Pepe Sancho también se ha mostrado esperanzado y confiado tanto por la labor que están realizando los médicos que la atiende como por la fuerza de su madre. La cantante, que a pasado por momentos críticos en este proceso, tuvo que ser sometida hace dos semanas a una traqueostomía – un proceso habitual para evitar infecciones cuando se tiene que prolongar la intubación de los enfermos– pero ya no está sedada,.

La situación actual es completamente diferente. María Jiménez va mejorando hasta el punto de pensar en que podrá pasar a planta la próxima semana y según sus familiares no ha perdido su sentido del humor. Personas del entorno hospitalario han llegado a compartir que tiene revolucionado al personal de la UCI con su ímpetu y su simpatía, hasta el punto de ser el comentario generalizado por los pasillos próximos a esta zona del hospital. Las buenas noticias no significan que el proceso haya acabado. Los enfermos de este tipo suelen tener que volver a recuperar la normalidad en sus reacciones, que a veces son erráticas después de haber estado sedados durante un período largo y recuperar la movilidad y la musculatura tras tantos días inmóviles en la cama. María Jiménez no será una excepción pero contará con la fuerza e impetuosidad que siempre la han caracterizado personal y profesionalmente para hacer frente a este nuevo momento de su vida. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >