Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 10 claves para que los niños viajen seguros esta Semana Santa

Usar sistemas de retención adecuados puede determinar que los pequeños salven la vida y eviten lesiones graves en caso de accidente

La colocación correcta de los niños en los coches y con accesorios adecuados puede determinar que en caso de accidente los pequeños salven la vida y eviten lesiones graves. Sin embargo, hay niños que viajan sin ningún tipo de dispositivo de seguridad. Un estudio realizado durante siete días por la Dirección General de Tráfico (DGT) ha determinado que 262 niños con estatura inferior a los 135 centímetros viajaban sin ningún tipo de dispositivo de seguridad en el coche. En concreto, 62 de ellos viajaban en el asiento delantero del vehículo. Sin embargo, la legislación española obliga a que los niños de estatura igual o inferior a 135 centímetros que se desplacen en un vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deben sentarse obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto si el coche no dispone de ellos, están ocupados por otros niños de las mismas características o resulta imposible instalar en esas plazas todos los sistemas de retención infantil.

La correcta utilización de accesorios infantiles en los coches como sillas, elevadores y cinturones de seguridad adecuados reduce entre un 50% y un 80% el riesgo de lesión en caso de accidente. La seguridad de los niños en los vehículos ha mejorado con respecto a hace 16 años debido a que se cumple más la normativa al respecto. “Pero no debemos relajarnos porque todavía hay niños que viajan sin ninguna protección específica en los coches, con el consiguiente riesgo de muerte, y lesiones internas en caso de accidente. También queda por avanzar en cuanto a la mejora de los sistemas de anclaje de los accesorios de seguridad infantiles, como las sillas, conseguir que su uso sea lo más sencillo posible y llevar a cabo más campañas de concienciación e información ciudadana para que se entienda que la seguridad infantil en los vehículos debe ser integral, ya que depende de muchos factores, como que los adultos conduzcan con responsabilidad y utilicen los sistemas de retención infantil de manera adecuada”, explica Antonio Lucas, portavoz de la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil (AESVI), que recoge un decálogo para preservar la seguridad de los niños en los vehículos:

Las 10 claves para que los niños viajen seguros esta Semana Santa
  1. Llevar siempre al niño sujeto con un sistema de retención infantil adecuado a su tamaño y peso (no por edad, porque cada niño tiene su propio desarrollo físico), por corto que sea el trayecto. Nunca se debe dejar al niño solo, sin la supervisión de un adulto.
  2. Utilizar sillas homologadas. Si es posible, optar por la normativa más actual, ya que las exigencias de seguridad son mayores. Comprobar la etiqueta de homologación, en la que se indica la talla y/o el peso del niño para los que está fabricado el producto.
  3. Acudir a un centro especializado donde asesoren sobre las necesidades del niño, y expliquen las características de cada silla y su instalación. Leer detenidamente las instrucciones de la silla para asegurar que su instalación es correcta y guardarlas para consultarlas de nuevo si surge alguna duda con respecto a su uso o colocación.
  4. Evitar sillas de segunda mano o las que se han utilizado previamente durante un largo periodo de tiempo. Tras un accidente, la silla debe reemplazarse por otra.
  5. El vehículo y la silla infantil actúan de forma conjunta en cuanto a garantizar la seguridad del niño en el coche. Antes de comprar una silla, verificar el sistema de anclaje del vehículo (i.Size, ISOFix y/o cinturón de seguridad) para adquirir la que mejor se adapte al coche.
  6. Colocar siempre al niño en las plazas traseras del vehículo. Subir y bajar a los pequeños del coche por la parte segura de la vía (como la acera). Si únicamente se puede colocar al niño en la plaza delantera, desconectar el airbag de ese asiento, si la silla se instala en sentido contrario a la marcha.
  7. Se recomienda llevar al niño en sentido contrario a la marcha del vehículo el mayor tiempo posible, pero adaptándose a las limitaciones establecidas por los fabricantes de sistemas de retención infantil y del vehículo. Ajustar bien los arneses o cinturones al cuerpo del niño, sin holguras y de forma que la zona del cuello quede liberada.
  8. Para los niños de más edad, es aconsejable utilizar sillas con respaldo al menos hasta los 135 centímetros de estatura, ya que proporciona más protección frente a los impactos laterales y mejoran la eficacia del cinturón de seguridad.
  9. Evitar los objetos sueltos, equipaje o mascotas en el vehículo colocados al lado de los pequeños, ya que en caso de frenazo o accidente, pueden salir despedidos y provocar lesiones graves en el niño.
  10. En caso de accidente, siempre que sea posible, hay que sacar al niño del coche en su sistema de retención infantil, y nunca en brazos (salvo en situaciones de emergencia). La seguridad del niño depende también del conductor. Respetar las normas, conducir de forma tranquila y relajada, sin agresividad ni brusquedad, mantener la distancia de seguridad, y ajustar la velocidad a las circunstancias del tráfico, es la mejor manera de proteger a los pequeños durante los desplazamientos en el vehículo.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información