Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La princesa Salma de Marruecos, dos imágenes en 15 días tras un año desaparecida

La madre del príncipe heredero ha salido en abril a la plaza más concurrida de Marrakech y ha visitado un centro oncológico de la fundación que lleva su nombre

La princesa Lalla Salma en su visita al centro oncológico de Beni Mellal, la pasada semana.
La princesa Lalla Salma en su visita al centro oncológico de Beni Mellal, la pasada semana.

Si alguien quisiera dejarse ver en Marruecos solo tendría que ir al lugar más visitado del país, la plaza de Yemaa el Fna, en Marrakech. Eso fue lo que hizo la princesa (Lalla, en árabe) Salma de Marruecos el 1 de abril. Salió con su hija, la princesa Jadiya, de 12 años. Iban rodeadas de guardaespaldas que supuestamente impedían que se tomaran imágenes. Pero de forma no demasiado sorprendente si se tiene en cuenta que estaban en la plaza más visitada del país, una foto terminó siendo publicada por el portal marroquí Rue 20.

La última aparición oficial de Lalla Salma data del 12 de diciembre de 2017. Aquel día presidió en el museo Mohamed VI de Rabat el homenaje al pintor Mohamed Amine Demnati (1942-1971). Dos meses después, el martes 27 de febrero, Mohamed VI, de 55 años, fue sometido en la clínica parisina Ambroise Paré a una operación de corazón a causa de una arritmia cardiaca.

En la foto de la agencia oficial MAP que ilustraba la notica se veía al monarca sonriendo en su cama acompañado de sus tres hermanas, las princesas Hasna, Mariam y Asma, de su hermano, Mulay Rachid, y de sus dos hijos, el heredero Mulay Hassan, de 16 años, y Lalla Jadiya, de 12. Faltaba Salma, “la hija del pueblo”, la que hasta entonces era tratada en los medios como “modesta, inteligente, dulce, radiante, elocuente, sutil, carismática, encantadora, combativa…”. A partir de esa foto, decenas de periodistas empezaron a recibir el enlace a un medio digital casi desconocido en Marruecos, Le Crapouillot Marocain, donde se criticaba —cosa inédita— a la princesa: “Lalla Salma”, concluía el texto “parece finalmente más obnubilada por mantener su imagen de glamur que por el deber natural de velar en la cabecera de la cama de su marido”.

Al mes siguiente de la operación del rey en París, en marzo de 2018, la revista ¡Hola! publicó que Mohamed VI y Lalla Salma se habían separado. El Palacio Real no desmintió ni confirmó la noticia. El pasado febrero, los Reyes de España visitaron Marruecos y la princesa Salma no apareció en ningún momento. La revista ¡Hola!, que tiene una edición en Marruecos en la que no informa nada sobre el supuesto divorció, publicó un reportaje titulado: “Así es la vida de la princesa Lalla Salma un año después de su divorcio del Rey de Marruecos”. El artículo señalaba, de “fuentes cercanas a Palacio”, que la decisión del divorcio era “definitiva e irrevocable”. “La que fuera mujer del monarca durante 16 años se mantendrá fuera de la esfera pública, aunque no de la privada, ya que sigue estando muy presente en la vida de sus hijos”. Y añadía: “Por el momento la princesa no ha rehecho su vida, aunque intenta reponerse de los difíciles momentos rodeada de amigos y cultivando su vida social. Por ello, se la ha visto en múltiples ocasiones acompañada de músicos y deportistas famosos”.

Sin embargo, no había ninguna prueba gráfica de esa vida “rodeada de amigos”. El Palacio Real siguió sin confirmar el divorcio. Y no ha trascendido tampoco las condiciones de la separación. Este mes, sin embargo, tras la visita a la Yemaa el Fna también se ha publicado en el medio marroquí Goud otra fotografía de una visita al centro ecológico de Beni Melal, ciudad situada en el centro de Marruecos. Tuvo lugar el miércoles 10 de abril. El centro pertenece a la fundación de lucha contra el cáncer Lalla Salma. La princesa, en el supuesto de que mantenga el título, aparece con un traje de chaqueta marrón, rodeada por el personal médico del centro, a la entrada del edificio. Dos imágenes en apenas 15 días, después de más de un año desaparecida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información