Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamadme tirano

Llamadme tirano, si queréis. Pero yo haría obligatorio votar. Entiendo al escéptico y a la decepcionada, pero hay que ir. Me da igual que en el sobre metáis un voto en blanco porque no creéis en ningún político. Pero ese día, vas y votas. In situ o por correo. Todo suma para la foto final. Desgraciadamente, la política es la que decide si el billete de metro, el ibuprofeno, los libros del cole y la uni, los tampones y la entrada del cine o del fútbol bajan de precio o no. Si tu padre con alzhéimer o tu hija con discapacidad van a tener ayudas para ser atendidos dignamente o no. O si la ley va a proteger más y mejor a las mujeres de la violencia machista. Si pasas de la política, pasas de todo eso. Y si no tienes claro lo que quieres, piensa al menos lo que no quieres, y vota en consecuencia. Yo lo haría obligatorio.

César Fernández Rollán

Portugalete (Bizkaia)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >