Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meghan Markle quiere un parto natural en casa y no posar con su bebé

La prensa británica asegura que la duquesa de Sussex trata de imponer su estilo también a la hora de dar a luz rompiendo todas las reglas de la familia real

meghan markle
Meghan Markle el pasado 19 de marzo en Londres. GtresOnline

Isabel II dio a luz, como sus antepasadas, en sus palacios. Pero la siguiente generación ya vino al mundo en clínicas equipadas con todo tipo de adelantos. Meghan Markle quiere seguir el modelo de la reina de Inglaterra y tener a su hijo en su casa recién inaugurada en Windsor. Así lo asegura la prensa británica que añade el deseo de la duquesa de Sussex de que todo sea lo más natural posible.

Meghan, de 37 años, está dispuesta a seguir los pasos de la reina al tener un parto dirigido por una partera en Frogmore Cottage, el nuevo hogar que comparte con el príncipe Enrique. La reina nació en la casa de Mayfair de sus abuelos y dio a luz a cada uno de sus cuatro hijos en el Palacio de Buckingham o en Clarence House Sin embargo, lo médicos que atienden a Markle consideran que al tratarse de una mujer mayor de 35 años debería tener a su bebé en un hospital, ya que a esa edad hay más posibilidades de cesárea. Un amigo de la duquesa ha desvelado que ella intenta parir en casa ya que goza de buena salud y desea la máxima privacidad, esa que le puede dar  su casa en el campo

Otra amiga de Meghan Markle de Estados Unidos ha desvelado que aún practica yoga a diario y  goza de una salud excelente. "Dar a luz en su casa es su elección favorita", dijo la fuente, "pero obviamente dependerá de cómo estén las cosas cuando se presente el parto".

Lo que sí parece descartado es que la duquesa de Sussex acuda a la zona privada del Ala Lindo del Hospital de St. Mary, en Paddington, donde nacieron los tres hijos de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton: Jorge a 5 años, a Carlota de 3 y Luis de 11 meses de edad.

Meghan Markle también se opone a la idea de pararse en los escalones de la unidad de maternidad rodeada por el público y los medios de comunicación solo unas horas después del nacimiento. A su favor tiene que su hijo no estará en la línea directa de sucesión.

La futura madre ha elegido sus médicos dejando a un lado la tradicional participación del equipo de especialista de la reina, los cirujanos ginecólogos Alan Farthing y Guy Thorpe-Beeston, considerados entre los mejores del sector.  "Cuando se trata de dar a luz, cada mujer tiene que decidir qué es lo mejor para ella y qué es lo mejor para su bebé. El equipo de la reina estará involucrado, pero aún no se ha decidido cuánto", dijo uno de ellos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >