Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ed Sheeran, el cantante de éxito que fue acosado por “gafotas” y “pelirrojo”

El británico, que se ha convertido en uno de los músicos más celebrados de la década, ha explicado que odiaba el colegio, donde era tachado de "rarito"

Ed Sheeran, en una actuación en septiembre de 2018 en Nueva York.
Ed Sheeran, en una actuación en septiembre de 2018 en Nueva York. CORDON PRESS

Ed Sheeran es un hombre rico y exitoso y los datos están ahí para refrendarlo. Ha vendido más de 15 millones de copias con sus tres discos y sus canciones acumulan todavía más descargas. Ha ganado cuatro premios Grammy y seis Billboard en su última edición. Se ha convertido en el cantante más taquillero de las últimas tres décadas, ingresando solo con los 94 conciertos que dio en 2018 más de 380 millones de euros. Pero ese podio de la música ha llegado después de muchas dificultades personales, especialmente en su infancia, cuando sus compañeros se metían con él y él mismo no veía por dónde tenía que ir su camino.

"No podía soportar el puto colegio", ha confesado ahora el exitoso cantante británico, de 28 años, para un programa de YouTube llamado Love Music Hate Racism (Ama la música, odia el racismo) al que ha acudido junto al rapero Dave. Según ha explicado, nunca generó muchas simpatías en la escuela primaria, donde se sentía mal por motivos claros. "Porque era pelirrojo. Y porque me atacaron desde el mismo día en que empecé el colegio. Sí, ya sabes: el pelirrojo, que tartamudeaba un poco, con gafotas... un poco rarito". El muchacho superó esa tartamudez cuando tenía 10 años, cantando temas del rapero Eminem, como él mismo contó hace unos años: "Eminem rapea muy rápido, melódicamente y con percusión. Eso me ayudó a deshacerme de mi tartamudez".

"Odié la escuela primaria. Odié la escuela primaria. Intensamente", repetía el cantante en el programa de YouTube. "Lloré todos y cada uno de los días de colegio". Teniendo tan claro que quería dedicarse a la música, hacerse mayor le ayudó a colocar las cosas en su lugar y a dar un paso en su vida. "Luego llegué al instituto, empecé a tocar la guitarra, me uní a un grupo y... La música es una de esas cosas que te dan confianza. Te sientes como '¡Vaya, puedo hacer algo!", relataba. 

Como él mismo contó, de pequeño iba a un colegio "donde se practicaban muchos deportes". "Y yo no sabía jugar a ninguno", confesaba. "Y era muy difícil ser guay. Porque si jugabas al fútbol eras guay, pero yo no sabía jugar al fútbol. Pero luego llegué al instituto y aquello era un crisol de cosas muy diferentes, y entonces empecé a tocar la guitarra. Y, de repente, encajas". Fue entonces, cuando apenas tenía 14 años, cuando empezó a grabar sus primeros temas de forma independiente. Sin cumplir aún los 18 trató de iniciar también una carrera como actor, en la que ha logrado hacer algunos pinitos. Su éxito empezó con poco más de 20 años, con sus primeras canciones sonando en las radios y ya colocadas en las listas de éxitos. Este verano estará cuatro meses de gira por Europa y visitará Madrid y Barcelona en junio.

Ed Sheeran, en una imagen de cuando era niño. ampliar foto
Ed Sheeran, en una imagen de cuando era niño. CORDON PRESS

Además, con el tiempo se reconcilió consigo mismo y con su manera de ser. Su ingreso en el instituto le hizo sentirse algo mejor. "Según fui creciendo cada vez me fui gustando más, la verdad. Siempre he sido un poco estrafalario y bueno, nunca he tenido mucha suerte con las chicas, siempre he parecido un poco raro". 

Sheeran es hoy un hombre de éxito, en lo profesional y en lo personal. A finales del año pasado se casó con Cherry Seaborn, de 26 años, su amiga de toda la vida y novia desde 2015. Sin entrar en demasiados detalles, fuentes cercanas al músico aseguraron en febrero que al enlace apenas asistieron 40 personas y que harán un festejo más grande de cara al verano. De ahí que ahora él mismo haya aprendido que las diferencias también pueden marcar el camino al éxito y trate de trasladar ese mensaje.

"Cada vez que tenía un bolo era como 'Ah, sí, el pelirrojo este con la guitarrita pequeña', te recuerdan por eso. De repente empiezas a ganarte una cierta atracción porque te conviertes en alguien memorable. Me di cuenta de eso y empecé a saber de que mis diferencias, en realidad, sumaban a mi éxito", reflexiona ahora el músico, que busca expandir sus enseñanzas, sobre todo entre los más jóvenes que pueden pasar por una situación como la suya. "Eso es algo que les cuento siempre a los niños ahora: es jodidamente maravilloso ser diferente. Conozco a tanta gente aburrida que hace cosas aburridas y que siempre serán aburridos pero que siempre están seguros, a salvo, y son así como guapos, pero bastante sosos. Creo que desarrollas una cierta personalidad si eres diferente porque tienes que hacerlo".

Cuando el rapero Dave contaba que "odiaba las normas y las convenciones" que le imponían en la escuela, Sheeran le refrendaba. El cantante aseguraba que no entendía qué tenía que hacer allí y porqué debía hacerlo. "En cuanto me decían algo me preguntaba: '¿Pero por qué?'. Sabía que quería ser músico desde muy pequeño. Era ahí hacia donde quería ir. Y no entendía por qué tenía que aprender esto cuando yo quería ir hacia aquello".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >