Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El destino de Jon Snow en ‘Juego de Tronos’ hizo que Kit Harington fuera a terapia

"Sentí que tenía que ser la persona más afortunada del mundo, cuando en realidad me sentía muy vulnerable. Pasé un mal momento en mi vida", reconoce el actor

Kit Harington, el pasado febrero en París.
Kit Harington, el pasado febrero en París. CORDON PRESS

Desde hace nueve años Kit Harington interpreta a Jon Nieve en la exitosa serie de HBO Juego de Tronos, un personaje que le ha traído muchas alegrías pero también alguna que otra frustración. Según ha revelado el actor en una entrevista con la revista Variety, la presión que ha sufrido con el que sin duda ha sido el papel de su vida le ha llevado a asistir a terapia. "No fue un buen momento en mi vida", recuerda.

“Sentí que tenía que ser la persona más afortunada del mundo, cuando en realidad me sentía muy vulnerable. Pasé un mal momento en mi vida, como creo que mucha gente le puede pasar a los 20 años. Empecé la terapia y comencé a hablar con la gente. Me había sentido muy inseguro y no estaba hablando con nadie. Tuve que sentirme muy agradecido por lo que tengo, pero me sentí increíblemente preocupado acerca de si podía siquiera actuar", reconoce el intérprete, de ahora 32 años.

Harington hace referencia a un momento concreto de la serie: cuando Jon Nieve fue asesinado en el último capítulo de la quinta temporada, antes de resucitar. “Cuando te conviertes en el protagonista del suspense de una de las series más importantes, el enfoque es jodidamente aterrador”, cuenta el actor a la publicación. “Tienes gente preguntándote por la calle ‘¿Estás muerto?’, y al mismo tiempo tienes que guardar las apariencias. Todas tus manías, y yo soy muy maniático, aumentan”, añade.

Los actores Rose Leslie y Kit Harington, pareja en la vida real, en una escena de 'Juego de Tronos' ampliar foto
Los actores Rose Leslie y Kit Harington, pareja en la vida real, en una escena de 'Juego de Tronos'

Aunque es la primera vez que reconoce que necesitó ayuda profesional para aprender a gestionar la situación, Harington ya había hablado en alguna ocasión sobre el estrés que supuso alcanzar la fama que le dio Jon Nieve. “Lo pasé mal en la segunda y tercera temporada. La serie empezaba a hacerse muy grande y yo estaba muy obsesionado con lo que la gente pensaba de mí. Necesitaba saber todo el rato qué opinaban los demás. Al final me acabé dando cuenta de que no podía hacer mucho en ese sentido, que lo importante era concentrarme solo en mi trabajo”, dijo en una entrevista con ICON-EL PAÍS en noviembre de hace dos años. Asimismo, el actor reconoció que nunca ha llegado a odiar a su personaje: "A veces me ha frustrado y otras me ha preocupado, pero odiarle nunca, al revés, ¡le quiero!".

A principios de marzo los aficionados pudieron disfrutar del tráiler de la octava y última temporada de Juego de Tronos, que se estrenará en España en la madrugada del 14 al 15 de abril en HBO y en Movistar+. En él se ve a todos los personajes, principales y secundarios, se ven los dragones y se deja caer la llegada de los caminantes blancos a las puertas de Invernalia. Esta última entrega, que será más breve de lo habitual —los capítulos serán más largos de lo normal y se espera que cada uno de ellos tenga una duración que sobrepase la hora—-, contará con la mayor batalla jamás rodada para televisión y que, según han avanzado los productores, podría ocupar un episodio al completo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >