Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LITERATURA AFRICANA

Louise Umutoni: “Es necesario crear canales para contar nuestras historias”

La directora de la editorial Huza Press quiere narrar otra Ruanda con textos de calidad

Louise Umutoni, directora de Huza Press, en Kigali.
Louise Umutoni, directora de Huza Press, en Kigali.

Louise Umutoni nos cita en Casa Keza. Casi con toda seguridad en el único local de todo Kigali donde es posible beber sangría o comer paella. Allí, esta ruandesa que estudió en la Universidad de Oxford, que fue periodista en Canadá y fundadora del primer grupo de mujeres escritoras en su país de origen, prefiere degustar un té mientras habla del panorama literario actual y de la editorial que dirige y que nació en 2015: Huza Press.

Este proyecto surgió por las mismas razones que otras muchas iniciativas literarias en el continente africano. “No hemos tenido muchas oportunidades para contar nuestras propias historias, si atendemos a los nombres y títulos que se suelen recomendar cuando buscamos algún libro sobre Ruanda aparecen los de personas no-ruandesas”, explica. Ella misma cuenta cómo a los 12 años la literatura que consumía era occidental, “no fue hasta leer The Concubine del nigeriano Elechi Amadi cuando entré en la literatura africana, dentro de un universo que era cercano para mí”, añade. “Por eso es tan importante ser activos, proponer y crear canales para que surjan y se difundan nuestras historias contadas por nosotros mismos. Así se fundó Huza Press”, afirma su directora.

Con el genocidio de 1994 como la imagen prevalente del país, sentían estar dentro de la historia única de la que había hablado la escritora Chimamanda Ngozi Adichie. Sin embargo, cada vez más gente quería transmitir otras narrativas que llevaban en su interior, aunque no encontraran los canales para ello. Se movían dentro de un panorama en el que la mayoría de las iniciativas editoriales, como en general ocurre en el resto del continente, habían estado centradas en el libro de texto del sector educativo. Huza Press apareció para llenar ese vacío.

En 2015 se lanzó el premio literario de Ruanda Huza Prize For Fiction

Reconocer a los nuevos talentos y alentar que se siga creando, en un país en el que la cultura lectora no es muy alta, son algunos de los objetivos de la editorial, para lo cual surgió en 2015 el Huza Prize For Fiction, el primer premio literario de Ruanda de este tipo. Fruto del cual fue la publicación de la primera antología de escritores ruandeses bajo el título de Versus and Other Stories que celebraba la “nueva Ruanda” y sus narrativas, a través de ocho relatos que tratan desde historias de amor a ciencia ficción con mujeres protagonistas en muchos de ellos, y con la ambición también de ir creando un canon literario ruandés.

Al margen de nombres, más o menos conocidos, como los de Alexis Kagame, Yolande Mukagasana o Scholastique Mukasonga, lo cierto es que no ha habido una gran tradición literaria escrita en el país. Sin embargo, la editora resalta que hay personas que querían sacar y compartir lo que tenían dentro y han empezado a utilizar todas las vías para ello. Así, por ejemplo, Umutoni recuerda que el pasado año se ha celebrado en Gisenyi el taller anual para escritores del Premio Caine. “Entre los participantes seleccionados ha habido tres historias ruandesas por primera vez, las de Paula Akugizibwe, Lucky Grace Isingizwe y Caroline Numuhire que han escrito relatos que van a aparecer en la antología de este prestigioso premio”. En este sentido quiere remarcar que, aunque la iniciativa a la hora de escribir es algo positivo, lo realmente importante es que se trate de una buena escritura. "La historia es el centro, y para ello hay que trabajar y reflexionar. Lleva tiempo, pero en pocos años estas personas realizarán una gran literatura”, añade convencida.

Además, hace hincapié en la importancia de las lenguas en un país trinlingüe (kinyaruanda, francés e inglés). En la primera edición del premio Huza se optó por abrirlo a obras escritas en inglés, pero se dieron cuenta de que dejaban de lado a la comunidad francófona, la cual de forma paradójica había comenzado a escribir la primera. Por esa razón, para su novedoso y último proyecto RadioBookRwanda admiten trabajos en las tres lenguas y también en kirundi. Se trata de una colaboración con Kwani Trust (Kenia) y No Binding (Reino Unido) para crear “libros híbridos”, un experimento innovador y multimedia que integra texto, imágenes y sonidos. Hasta el momento han aparecido tres libros, uno de los cuales, el de Jimmy Tuyiringire Umuhigi w’Inkuba está escrito en kinyaruanda. “Admitimos textos en kinyaruanda. Nosotros nos encargamos de traducirlos a inglés” afirma.

"Lo realmente importante es que se trate de una buena escritura"

Al respecto añade que la lengua es muy importante. "Y por extensión la traducción también”, añade. Sobre esta cuestión menciona el proyecto Jalada y la traducción de un relato original en kikuyu de Ngugi wa Thiong´o (La revolución vertical: o por qué los humanos caminan erguidos) a decenas de lenguas africanas, “entre ellas la que hicimos nosotros al kinyaruanda”, resalta con una sonrisa.

Sin embargo, junto a la ilusión por construir un proyecto tan atrayente que nació con la ambición de no circunscribirse únicamente a la literatura ruandesa sino abarcar otras narrativas del continente también, la balanza muestra los contras. La directora de la casa editorial ruandesa conoce los problemas del mundo editorial, uno de los principales es el de la distribución, común a muchos países africanos, que Huza Press intenta salvar a través de diversas estrategias y de una tienda online. En este sentido, Umutoni comenta sobre lo que durante años se ha afirmado: la predicción de la muerte del libro físico en el continente. “El formato e-book sigue sin convencer a muchas personas, a pesar de que el libro físico es más caro, la gente lo prefiere”, opina al respecto.

De Ruanda y del resto del continente pugnan por salir nuevas historias. Huza Press es una vía para ello. Seguiremos atentos a lo que nos quieran contar.

Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >