Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Desplastificación’

Es una evidencia que una desmesurada y omnipresente hiperplastificación monopoliza actualmente los envoltorios de una mayoría de productos de consumo. Si a ello sumamos la poca conciencia medioambiental de una gran parte de la población —que incomprensiblemente aún no recicla— y al hecho de que los residuos plásticos no son biodegradables y permanecen siglos en el medio ambiente, dan como resultado un cóctel explosivo. El problema es que el microplástico (fruto de la degradación de los desechos de este material) se ha colado en la cadena trófica poniendo en riesgo tanto la seguridad alimentaria como la salud de los ecosistemas y por extensión la nuestra. Es imprescindible y urgente racionalizar su uso. Mientras que la palabra microplástico fue escogida como palabra del año 2018, desearía que desplastificación lo fuese este presente año recién iniciado.

Martí Gassiot. Barcelona

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >