Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vestidos de Lady Di acabaron en una tienda de segunda mano por 200 libras

La compradora anónima de uno de los trajes descubrió el origen de la prenda cuando vió un documental sobre la princesa de Gales. El traje se acaba de subastar por 150.000 libras

Diana de Gales durante una visita oficial a Canadá en 1983.
Diana de Gales durante una visita oficial a Canadá en 1983.

Puede resultar pura ficción pero dado lo que ha ocurrido uno puede llegar a imaginar a personas del entorno familiar de la princesa Diana de Gales diciendo después de su muerte: “Limpiad todo y haced lo que queráis con sus vestidos”. Sus hijos eran demasiado pequeños entonces para tomar este tipo de decisiones y, como han llegado a manifestar muchos años después de aquellos funerales que impactaron a medio mundo, la desaparición de su madre les dejó sumidos en un estado se shock en el que los armarios de Lady Di no estaban con seguridad entre sus prioridades.

El caso es que algunos de los vestidos de la princesa, incluidos modelos que utilizó en cenas de gala de visitas oficiales, acabaron en una tienda de segunda mano de Hereford, una localidad inglesa situada a 26 kilómetros de la frontera de Gales. El descubrimiento se ha hecho público tras conocer la historia de cómo había llegado uno de los trajes de fiesta de la princesa Diana a la sala de subastas Kerry Taylor, una noticia divulgada por el sitio web ITV News. En concreto se trata de un vestido blanco que Lady Di utilizó en 1986 durante el banquete organizado por Issa vin Salman Al Khalifa, el emir de Bahréin, durante una gira que realizaron los entonces herederos británicos por Oriente Medio. La leyenda cuenta que durante ese encuentro la princesa llegó a preguntarle al emir cuál sería su reacción si su hijo se casara con una británica alta y rubia. Y que él contestó diplomáticamente: “Estaría muy celoso”.

El caso es que el vestido llegó a la tienda de segunda mano en algún momento y años después una compradora de quien se desconoce su nombre lo adquirió por unas 200 libras (algo más de 222 euros). Lo quería para el baile de Saint-Hubert pero cuando se dio cuenta de que era demasiado grande para ella lo relegó al fondo de su armario hasta que años después ve un documental sobre Diana Spencer y se da cuenta de quién era la propietaria original de la prenda olvidada en su guardarropa. El traje finalmente acabó en la casa de subastas que lo compró por 2.280 libras (unos 2.500 euros) y que lo ha vendido recientemente por 155.000 libras (más de 172.000 euros).

Los príncipes de Gales durante el banquete ofrecido en Barhéin en el que Lady Di lleva el vestido que ahora ha sido subastado.
Los príncipes de Gales durante el banquete ofrecido en Barhéin en el que Lady Di lleva el vestido que ahora ha sido subastado. Getty Images

La casa de subastas ha desvelado que el vestido llegó a la tienda de segunda mano a través el ama de llaves de una amiga cercana de la princesa Diana y que saben que la misma persona dejo otros vestidos diseñados por Bruce Oldfield para ella. Según el portavoz de la casa de subastas, hay más personas de la pequeña ciudad inglesa de Hereford que “tienen en sus armarios otros vestidos de la princesa Diana y no lo saben. Pequeños tesoros escondidos en los armarios que pueden significar una sorpresa económica si se ofrecen al mejor postor.

Al menos el desarrollo de la historia hace suponer que puede que fuera la misma princesa quien regalara algunas de las prendas de su armario a sus amistades después de usarlas.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >