Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chulo de pacotilla de Josema Yuste

Josema Yuste con su perro Chulo, en un parque de Madrid.

ANDARES algo macarras, gesto rudo y cuerpo fortachón. En apariencia, el bulldog francés del humorista Josema Yuste lo tenía todo para ser altanero, pero esa actitud solo la tiene en el nombre. “Chulo no es nada chulo con otros perros. Es un can inteligente y estable”, asegura el exmiembro del dúo Martes y Trece, que protagoniza la obra Taxi en el teatro Maravillas de Madrid. La convivencia con el bulldog de 12 años es de todo menos complicada. “Es independiente, pero también le gusta estar con la familia un rato. No es un perro nada exigente. Es conformista, le sacas dos o tres veces al día, le das de comer, agua… y es feliz”, cuenta este madrileño de 64 años. Se declara más fan de los perros que de los gatos, con los que dice no tener química. A pesar de su edad, Chulo se mueve con ligereza y derrocha vitalidad, algo que, en opinión de Yuste, se debe a una buena alimentación preparada por su veterinario, ejercicio y hábitos saludables: “Le encanta la fruta. Le doy un poquito de la mía en el desayuno”. En Chulo, Yuste ha encontrado fidelidad, cariño y también algo de sí mismo. “Es un perro discreto como yo. Me gusta la gente discreta y pasar un poco por la vida… no digo inadvertido, porque a veces es inevitable, pero pasar sin dar la nota. Y es un perro que no la da nunca”, concluye.