Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eugenia Martínez de Irujo desvela sus traumas infantiles

Al cumplir 50 años, la hija de la duquesa de Alba habla de Jesús Aguirre y de los problemas que le ocasionó: "Era muy culto pero cero humano"

Eugenia Martinez de Irujo
Eugenia Martínez de Irujo, con Jesús Calleja.

Han pasado muchos años pero a Eugenia Martínez de Irujo, que este lunes cumple 50, no se le ha olvidado una época de su infancia: la que pasó junto a Jesús Aguirre, el segundo de los maridos de su madre, la duquesa de Alba. La duquesa de Montoro nunca había hablado en público de ese tiempo aunque sí lo hizo su hermano Cayetano. Ha sido en el programa Planeta Calleja cuando ha abordado el asunto. " No me gustaría abrir ese melón, pero…”, finalmente lo hizo. “Cuando se casó con Aguirre fue pésimo para nosotros. Era muy culto, pero cero humano. Era muy malo”, confesó. La duquesa y Aguirre estuvieron 25 años casados.

“Me dijo unas cosas con 11 años que aun las tengo guardadas. Me llamó a su despacho y dijo que si seguíamos viviendo en casa era gracias a él. Que si le pasaba algo a mi madre, que según él estaba enferma del corazón, cosa que era mentira, yo sería la culpable. Yo tenía 11 años. Lloré mucho”. desveló Eugenia Martínez de Irujo, visiblemente emocionado. "Esa unión con mi madre fue nefasta para nosotros. Todo el mundo tiene a ese hombre como en los altares, pero mira, me quedo muy bien sacando lo que ha sido en realidad”, dijo. Y añadió: "Muchas veces me enfrenté a él, pero mi madre ahí siempre le defendió hasta el final, siempre quiso que le viéramos de otra manera, que era imposible verle”. Fue un tiempo muy duro que Eugenia asegura haber superado: “Pese a todo admito que soy una afortunada y que tuve, a pesar de todo, una infancia feliz”. 

Eugenia, en cambio, solo tuvo palabras de agradecimiento hacia el último marido de su madre, Alfonso Díez, alguien que al principio levantó sospechas entre los hermanos Alba. “Es educado y cariñoso. Claro que al principio nos resultó extraño hasta que lo conocimos. Cuidó e hizo feliz a mi madre”.

La muerte de la duquesa dejó devastada a Eugenia, que confiesa adelgazó tanto que llegó a pesar solo 37 kilos. "Lo pasé muy mal. Estaba muy unida a ella. Tenía una personalidad y un humor irrepetibles. La tengo siempre muy presente. Me reconforta pensar que sigue aquí de alguna forma”.

Sobre la herencia de su madre no quiso entrar en detalles. Son públicas las desavenencias que creó y que aún se mantienen. " Se resolvió rápido y bien”, se limitó a decir.

Eugenia Martínez de Irujo llega a los 50 años enamorada. Tras un fracasado matrimonio con Francisco Rivera Ordóñez, del que nació su única hija Cayetana de 18 años, la duquesa de Montoro mantiene una relación desde hace casi tres años con Narcís Rebollo, presidente de la compañía de discos Universal. "Es un hombre maravilloso, con el que es muy fácil llevarse bien. Con mis hermanos tiene muy buen rollo y también con mi hija. Se adoran”. La pareja se casó hace un año en Las Vegas, un matrimonio que solo tiene carácter legal si se formaliza luego en España, algo que ellos nunca han contado si han hecho. La pareja en cualquier caso se considera casada. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información