Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 73 cráneos humanos que hacen 'milagros' en Los Andes

Miles de bolivianos piden ayuda a las calaveras de la 'Casa de los pobres'

'La casita de los pobres' (Bolivia) EFE

Un total de 73 calaveras humanas son la joya de la llamada ‘Casa de los pobres', un templo de la zona de Los Andes, en la ciudad de La Paz (Bolivia), al que miles de bolivianos acuden a solicitar milagros. Muchos creyentes encienden velas y entregan flores, dulces o incluso botellas de cerveza a estos cráneos, a modo de ofrenda para que les ayuden a resolver sus problemas, la mayoría relacionados con la salud, la protección y el amor. Otros, llegan desesperados pidiendo ayuda para encontrar a personas desaparecidas, resolver casos judiciales, obtener un puesto de trabajo o buenas notas en los exámenes.

Elisabeth Portugal, su responsable, cuida y protege a diario a estas 'ñañitas’ (llamadas así porque no tienen nariz) que llegaron a sus manos con el nombre que tenían en vida. Cada 'ñañita' está especialmente dedicada a distintos 'milagros’, dependiendo de la persona de la que proceden o la profesión que ejerció. Es el caso de "Cielito", el cráneo de un bebé, al que acuden las mujeres que no consiguen tener hijos, “Walter" que puede resolver problemas judiciales o “Diego”, "Óscar" y "Víctor", dedicados a los casos policiales.

El templo fue bautizado como 'Casita de los pobres' porque muchos de los visitantes son personas de bajos recursos, aunque también reciben algunos que quieren agradecer sus favores, como diputados, policías y militares. Portugal lee la suerte a los visitantes en el cigarro o la hoja de coca y trabaja como intermediaria entre las calaveras y el cliente, ya que asegura que se comunica con ellas a través de los sueños.

Ella es la encargada de asegurarse de la buena voluntad con la que acuden los fieles para que las ñañitas no se enfaden, por lo que ha prohibido el uso de velas negras que suelen utilizarse para realizar brujería. Cada 8 de noviembre los creyentes exhiben en urnas estos cráneos hasta los cementerios, para celebrar el 'día de las ñatitas' en Bolivia con un 'preste' (una fiesta tradicional con música, bebida y hojas de coca).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información