Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Galardón

Un monolito de madera y cuero realizado a mano, este es el trofeo de los premios ICON

El arquitecto Gonzalo del Val ha ideado, para los galardones que se entregaron ayer en la Real Fábrica de Tapices de Madrid, una pieza compacta formada por cuatro elementos que crean la palabra ICON

En la producción del monolito se ha echado mano de los artesanos Oficio Studio para el cuero y Raúl Agulló para la madera.
En la producción del monolito se ha echado mano de los artesanos Oficio Studio para el cuero y Raúl Agulló para la madera.

Cuatro bloques de madera que, liberados del cuero que los sujeta, forman la palabra ICON. El monolito de los premios de esta revista, que se entregarán este 10 de octubre, es obra del arquitecto Gonzalo del Val (Burgos, 1983). Una obra realizada en madera de alta densidad, que, según el creador, “tiene que ver con la fuerza; es como una acción estructural, casi de musculación”.

El galardón está grabado con el nombre del arquitecto.
El galardón está grabado con el nombre del arquitecto.

Gonzalo del Val, arquitecto por la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea de Madrid UEM y finalista al Archiprix International Mit/Usa-Cambridge, ideó el trofeo para huir de “los bloques insípidos de metacrilato con un logo o las placas de acero con un triste grabado” que, habitualmente, se ven en las ceremonias de galardones: “Objetos que seguramente acaben en la papelera del hotel donde se alojen los premiados”.

El arquitecto Gonzalo del Val.
El arquitecto Gonzalo del Val.

Es por ello que se puso a trabajar con materiales que generaran un verdadero deseo. “Las maderas nobles, el cuero y el mecanismo de engranajes buscan materializar los intereses de la revista”, y, por eso, el arquitecto echó mano de artesanos locales como Oficio Studio para el cuero o Raúl Agulló para la madera.

“Se ha seleccionado cuidadosamente los tablones de gran espesor, tornados, cortados y tratados de forma manual; la cinta que utilizamos es de un cuero con un tratamiento de curtición vegetal libre de químicos, envejece muy bien, en el que se trabaja posteriormente con golpe seco para las inscripciones en dorado. Todo ello hace que la producción sea manual y no automatizada”, añade Del Val. Son 1,25 kg de peso “atemporal e icónico” (con una altura de 15 centímetros) de un galardón que va más allá del motivo por el que se entrega.

Dibujo del galardón realizado por Gonzalo del Val. Sus cuatro piezas forman la palabra ICON.
Dibujo del galardón realizado por Gonzalo del Val. Sus cuatro piezas forman la palabra ICON.

Más información