Pablo Heras-Casado da detalles de su primer encuentro con Anne Igartiburu

La historia de amor entre el director de orquesta y la presentadora, que se casaron en 2015 y tienen un hijo en común, nació por trabajo: “De una entrevista surgió luego una familia”

Pablo Heras-Casado y Anne Igartiburu en un partido del Masters Series 2018 de Madrid, el 9 de mayo.
Pablo Heras-Casado y Anne Igartiburu en un partido del Masters Series 2018 de Madrid, el 9 de mayo.GTRESONLINE
Más información
Anne Igartiburu le da la bienvenida a Nicolás
Anne Igartiburu se casa en secreto

El director de orquesta Pablo Heras-Casado está de enhorabuena. El pasado junio se estrenaba como nuevo director del Festival de Música y Danza de Granada, su tierra natal; ahora acaba de publicar su libro autobiográfico, A prueba de Orquesta. A su éxito laboral hay que añadir su estupenda situación personal: el músico, de 40 años, está casado desde 2015 con Anne Igartiburu, de 49, con quien tiene un hijo, de dos años.

Fue en una entrevista como Heras-Casado conoció a la presentadora de televisión, un momento que nunca podrá olvidar. “La recuerdo con mucho cariño. Una entrevista donde prácticamente sabíamos lo que queríamos el uno del otro y fue un momento muy bonito, dirigiendo aquí en Madrid. Haciendo mi trabajo y ella haciendo el suyo. Algo que he hecho tantas veces como es una entrevista, surgió luego tener familia”, explica en declaraciones a Europa Press. “Es algo difícil de explicar. Son cosas que si lo buscas no llega, y son cuestiones muy sutiles de la química entre dos personas. Sabes de ese momento que quieres continuar ese viaje con otra persona de la manera más natural”, dice sobre ese amor que surgió de manera espontánea y natural.

El músico y la presentadora de televisión siempre han intentado mantener su relación fuera de los focos. Se casaron en secreto en 2015 y, un año después, daban la bienvenida a su primer hijo en común, Nicolás. Se trata del tercer hijo de Igartiburu, pues la conductora del programa Corazón de TVE tiene otras dos pequeñas adoptadas, Noa, de origen indio, y Carmen, de Vietnam.

Heras-Casado reflexiona también sobre la paternidad y afirma que ser padre le ha dado una nueva perspectiva en su vida. “Te centra mucho más, aparte de que se hace mucho mejor en todo lo que eres y haces. Pero sí que es cierto que hay un centro de gravedad muy importante que te da tener alguien tan importante en tu vida”, asegura. Ser director de orquesta significa también estar constantemente de viaje, algo que para el músico no supone un gran problema porque, dice, es capaz de conciliarlo con su vida personal. “Es cuestión de coordinarse y de tener también al lado a alguien que lo entienda y lo gestione bien. Nos entendemos muy bien con eso”, explica.

Para la popular presentadora de TVE, el músico es su segundo marido. En 2004 se casó con el bailarín Igor Yebra, de quien se separó dos años después de manera amistosa. Igartiburu siempre ha sido muy discreta con su vida personal y sus relaciones han estado marcadas por la discreción, por eso llama especialmente la atención que el director de orquesta haya decidido abrirse personalmente. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS