Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
españa
Transeúntes por la concurrida Puerta del Sol (Madrid). Getty

¿Qué hacemos en España un martes a las seis de la tarde? ¿Y en el resto de Europa?

¿Trabajamos mucho los españoles? ¿Perdemos el tiempo en la oficina? ¿Es hora de cambiar? Comparemos nuestro caso con países como Alemania, Reino Unido, Suecia, Portugal, Finlandia...

Según datos de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), en España una parte importante de la población trabaja hasta las ocho de la tarde. De ahí que organizaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España lleven años luchando por una jornada laboral que haga posible la conciliación. Esto es, la compatibilidad entre la vida profesional y la personal. Pero, ¿es igual en el resto de Europa? ¿Qué se hace a las seis de la tarde en países como Suecia, Rusia, Alemania, Francia o Finlandia?

España

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España lleva años denunciando que las largas pausas para la comida y la salida tardía del trabajo dificulta conciliar la vida laboral y familiar

¿Qué hacemos a las seis de la tarde? En España, a las seis de la tarde la mayoría aún nos encontramos en nuestro puesto de trabajo sin vistas a abandonarlo hasta mínimo una hora y media más tarde. Es una realidad que la de los españoles es una jornada laboral muy distinta a la de los alemanes, los franceses o los ingleses. Asociaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España (ARHOE) –que reivindica una profunda modificación de los horarios en España, que nos ayude a ser más felices, a tener más calidad de vida, y a ser más productivos y competitivos– llevan años denunciando que las largas pausas para la comida y la salida tardía del trabajo dificulta conciliar la vida laboral y familiar.

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy llegó a plantear durante su campaña electoral de 2016 que la jornada laboral en España, con carácter general, acabara a las 18.00 horas. "España es un país plenamente integrado en la Unión Europea, pero nuestro horario y la manera en que organizamos el día hace que seamos un 'verso suelto' con respecto a Europa. Países tan similares culturalmente y con las mismas horas de luz como Portugal o Italia tienen horarios europeos. Ninguno de mis colegas investigadores de Oxford entiende cómo podemos vivir con nuestro caótico horario", aseguró José María Fernández-Crehuet, delegado internacional de la Comisión para la Racionalización de los Horarios, al 'Diario de Navarra'.

En primera persona. Gonzalo García, abogado de 30 años, no sale del bufete donde trabaja desde hace cuatro años antes de las 19:30. El suyo es un caso muy común en España. "Entro a las nueve de la mañana y tengo dos horas para comer que estoy obligado a coger. Personalmente, preferiría comer en media hora y salir a las seis, pero en mi entorno veo que está muy establecido perder el tiempo en desayunos de 30 minutos, cafés de cuarto de hora o varios cigarros al día que si lo sumas igual dan otra media hora. Los españoles, en general, pasamos muchas horas en el trabajo pero perdemos mucho el tiempo", comenta a ICON este abogado.

Ua instantánea de un día laboral en Estocolmo.
Ua instantánea de un día laboral en Estocolmo. Getty

Suecia

¿Qué hacen a las seis de la tarde? En Suecia, por norma general, a las 18 están cenando. Allí, que se entra a trabajar a las siete de la mañana y se come a las doce del medio día, salen de trabajar entre las cuatro y las cuatro y media de la tarde.

En primera persona. Tom Kallene, más conocido como El Sueco, compañero de Toni Garrido en Hoy por hoy (La Ser), está casado con una barcelonesa y lleva 30 años afincado en España. Kallene no ha olvidado las férreas costumbres suecas que marcaron su infancia y aún hoy continúan. "El telediario más importante del país empieza a las 19:30, después de la cena. Cuando se sale a cenar fuera se estira un poco más la hora, hasta las 19:30, pero nunca más tarde", explica a ICON este sueco enamorado de España. ¿Se plantea Tom Kallene volver a su país? "Solo de visita. Me encanta España y aquí voy a quedarme, aunque no le veo el encanto a cenar a las diez de la noche", responde.

Holandeses frente a los canales de Ámsterdam.
Holandeses frente a los canales de Ámsterdam. Getty

Holanda

¿Qué hacen a las seis de la tarde? A las seis de la tarde lo normal es estar en el gimnasio, en casa, preparándose para cenar, o a punto de llegar con intención de no salir ya hasta el día siguiente para ir a trabajar. En grandes ciudades como Ámsterdam o Róterdam las tiendas abren hasta las nueve de la noche, pero en el resto del país, incluso en La Haya (sede del parlamento holandés con 500.000 habitantes), cierran antes de las seis de la tarde. Se hace vida muy para dentro, sobre todo los meses de invierno.

En primera persona. Laura Navarro, española de 26 años, trabaja en una multinacional en Ámsterdam desde hace dos y a las 17:00 en punto, al igual que gran parte de los trabajadores de Holanda, sale de trabajar. "Llego sobre las nueve de la mañana a la oficina, pero la hora de entrada es flexible, y tengo 20 minutos para comer. Cuando pienso en las dos horas para la comida que tenía en España se me ponen los pelos de punta, me parece un despropósito. Aquí, lo de calentar la silla no se practica. Hay flexibilidad horaria y lo importante es que uno cumpla con sus obligaciones. No existe esa necesidad de aparentar frente a un jefe. A las 17:00 recoges sin que nadie te juzgue y continuas con tus quehaceres laborales al día siguiente", explica a ICON.

Gente visitando la catedral luterana de Helsinki.
Gente visitando la catedral luterana de Helsinki.

Finlandia

¿Qué hacen a las seis de la tarde? Acaban de cenar, pero no tienen ninguna intención de irse a la cama. En Finlandia es costumbre cenar al poco de salir de trabajar. A las cuatro y media de la tarde abandonan el trabajo, van a casa, preparan la cena y después salen a hacer actividades con los niños o van al cine o al gimnasio. A las 22:30/23:00 dan por finalizada la jornada y se retiran a descansar. En Finlandia el día empieza pronto: a las seis de la mañana la mayoría ya está apagando el despertador.

En primera persona. La española Beatriz Ramírez, de 29 años, trabaja desde hace cuatro en el departamento de marketing de Nissan en Helsinki. "Aquí puedo manejar mis horas de trabajo como crea conveniente. Tengo un margen de tres horas para entrar a trabajar: entre las siete y las diez de la mañana. El horario es muy flexible", confiesa a ICON. La espontaneidad tan característica entre los españoles a la hora de quedar con gente, es lo que más echa de menos de España. "Aquí todo hay que planificarlo con tiempo; si no olvídate", afirma. Lo que más sorprendió, horarios al margen, del país escandinavo a esta española es el nivel de vida saludable que manejan. "Aquí son muy deportistas y comen muy sano. Es muy normal ser vegetariano o comer algo de carne solo los fines de semana. De mis amigos finlandeses solo dos comen carne", asegura Beatriz.

Parisinos relajados a orillas del río Sena.
Parisinos relajados a orillas del río Sena. Getty

Francia

¿Qué hacen a las seis de la tarde? A las seis de la tarde los franceses se preparan para salir del trabajo (el fin de la jornada laboral oscila entre las 18:00 y las 19:00). En París generalmente cenan a las ocho o, como tarde, nueve de la noche, se acuestan sobre las once y por las mañanas se levantan hacia las siete.

En primera persona. El periodista Álex Vicente lleva 13 años en París, desde donde trabaja para 'El País'. Durante este tiempo ha comprobado de primera mano cómo allí todo ocurre una hora antes que en España. El telediario, por ejemplo, empieza a las 20:00 (en España tradicionalmente arranca a las 21:00). "Hacia las siete o las siete y media de la tarde tiene lugar el apéro, el aperitivo vespertino que te tomas con amigos o compañeros de trabajo. Básicamente consiste en tomarse una copa de vino rápida antes de ir a cenar, a veces con la misma persona con la que estás, o bien cada uno se marcha por su cuenta, a otras citas o a casa", detalla Vicente.

Un grupo de personas relajándose frente al Duesseldorf-Hafen.
Un grupo de personas relajándose frente al Duesseldorf-Hafen.

Alemania

¿Qué hacen a las seis de la tarde? A esta hora en Alemania la mayoría está llegando a su casa o a punto de abandonar su puesto de trabajo. Cerca del fin de semana (jueves o viernes) la cosa cambia un poco: a la seis de la tarde es fácil estar tomando una cerveza, justo después del trabajo.

En primera persona. El madrileño Ángel Luís de la Iglesia, de 41 años, lleva cinco años trabajando como informático en Düsseldorf (uno de los centros económicos del país) y esta es su experiencia: "Lo que más choca es el cambio horario en la comida. Aquí [en Düsseldorf] comemos a las doce del mediodía. Cuando voy a Madrid como a las tres y media de la tarde. Son tres horas y media de diferencia. Creo que los horarios tienen más sentido en Alemania: comes pronto –como mucho en una hora–, cenas un poco antes y te da tiempo a hacer la digestión antes de acostarte". Pero para este madrileño no todo es mejor en Alemania. "Echo de menos poder comprar tranquilamente a las ocho de la tarde. Aquí vas siempre con la lengua fuera para comprar porque los comercios cierran a las seis de la tarde", reconoce.

Gente paseando por los alrededores de la catedral de San Basilio (Moscú) de noche.
Gente paseando por los alrededores de la catedral de San Basilio (Moscú) de noche. Getty

Rusia

¿Qué hacen a las seis de la tarde? Normalmente, en Rusia trabajan desde las 9 de la mañana hasta las seis de la tarde, por lo tanto a esta hora se están despidiendo del trabajo hasta el día siguiente.

En primera persona. El periodista Mijail Smyshlyaev, un moscovita de 35 años, vive desde hace veinte años entre Valencia y Moscú. Este ir y venir le ha ayudado a ser más consciente de las diferencias de hábitos entre rusos y españoles. "En Rusia no hay tanta tradición de comer fuera con amigos o familia. Ni siquiera los fines de semana. Entre semana, después de trabajar, lo normal es ir a casa y cenar enseguida. Luego ya es tiempo para descansar o ver los programas de máxima audiencia, que empiezan a las nueve de la noche", explica a ICON Smyshlyaev. ¿Lo que más le gusta de España? "El clima, sobre todo el de Valencia, por eso voy desde 1992 y me he comprado una casa en la ciudad".

Gente descansando cerca del Puente de Londres.
Gente descansando cerca del Puente de Londres. Getty

Reino Unido

¿Qué hacen a las seis de la tarde? Es la hora a la que empieza el telediario principal y la gente en Inglaterra está cenando o a punto de hacerlo. Una vez terminan, sobre las siete de la tarde, es tradición pasar tiempo en familia o dedicar esas horas previas a la hora de dormir para relajarse en casa si no se tienen niños.

En primera persona. Ian Powell nació en Liverpool hace 58 años y trabaja como profesor de inglés en España desde hace 11 años. No entiende cómo en España se pierden tantas horas durante la jornada laboral entre pausas para el café y cigarros. "Si no se hicieran se podría salir mucho antes del trabajo", opina. Y, sobre todo, echa de menos ese tiempo en familia, sagrado en Inglaterra y poco respetado en España, antes de dormir. Sin embargo, es un enamorado de España y del estilo de vida que impera en el país. "A pesar de que hay cosas que desde mi punto de vista funcionan mejor en Inglaterra, me quedo con España", asegura a ICON. En Liverpool, según explica a ICON, la ciudad cambia drásticamente a partir de las seis de la tarde. Se vuelve solitaria y peligrosa y no ofrece muchas opciones más allá de quedarse en casa. "Las tiendas cierran a las cinco de la tarde y no hay nadie en las calles. Eso no pasa en España", asegura Ian.

Un italiano tomando un Aperol Spritz en una terraza.
Un italiano tomando un Aperol Spritz en una terraza.

Italia

¿Qué hacen a las seis de la tarde? En Italia, las seis de la tarde es un buen momento para hacer compras justo antes del aperitivo que se suele hacer en un bar o en una terraza entre las siete y las ocho de la tarde. "La gente se pide un Spritz [un cóctel refrescante con alcohol muy típico de allí] o cualquier otra bebida y con ello te traen buena comida para picar antes de ir a cenar", explica a ICON el siciliano Salvatore Valastro.

En primera persona. Salvatore Valastro, arquitecto siciliano de 34 años, reconoce que en Italia hay mucha diferencia entre norte y sur. "En el norte se come a las doce del medio día y se cena a las siete y media de la tarde. En el sur, sin embargo, se come a la una y media y se cena sobre las nueve de la noche. La gente aquí suele ir a dormir entre las diez y las once de la noche. No hay siesta como tal, aunque hay gente que, como yo, ha incorporado esta costumbre española", declara a ICON el arquitecto. Si queremos señalar una diferencia clara entre España e Italia, esta es, según Salvatore, que en Italia todo empieza una hora antes y se acaba una hora antes. Eso y que en Italia, al igual que en el resto de Europa, no existe la costumbre de hacer pausas en el trabajo para salir a tomar café. "El trabajo es más continuado y no se para hasta el rato de la comida. La gente lo que quiere es terminar su trabajo para salir lo antes posible", apunta.

Bañistas en Budapest.
Bañistas en Budapest.

Hungría

¿Qué hacen a las seis de la tarde? Hay varias opciones: o están tomando una cerveza con amigos o haciendo deporte en el gimnasio o a punto de cenar en casa. Lo que seguro no están haciendo es trabajar. En Hungría la jornada laboral suele terminar a las cinco.

En primera persona. Hugo García, de 34 años, lleva siete años casado con una húngara y desde hace cuatro vive en Budapest, donde trabaja en una multinacional. "Aquí todo ocurre dos horas antes que en España. Si vas a un restaurante a cenar lo normal es reservar a las 18:30 en invierno y en verano puedes permitirte ir a las 19:30, pero no más tarde. En cuanto a los colegios, mi hija va a hacer seis años y va a empezar a entrar todos los días a las ocho menos cuarto de la mañana. Ni yo entraba tan pronto cuando estaba en COU [actual bachillerato]", comenta a ICON. Budapest es una ciudad grande y, tal y como comenta Hugo, han comenzado a surgir alternativas de abierto las 24h, como algún gimnasio o alguna tienda, pero la realidad es que a las seis y media se cena y ya no se sale de casa hasta el día siguiente.

Gente visitando la Torre de Belém de Lisboa.
Gente visitando la Torre de Belém de Lisboa.

Portugal

¿Qué hacen a las seis de la tarde? A pesar de estar integrados en la península ibérica, las costumbres horarias portuguesas se asemejan más a las europeas que a las españolas. En cuanto a las comidas, Portugal lleva un horario muy similar al francés. Comen de doce y media a dos de la tarde; si lo haces más tarde te tildan de "español". Sin embargo, a las seis de la tarde, al contrario que en otros países europeos, aún se encuentran en el trabajo y no lo abandonan hasta una hora después.

En primera persona. Laura Pérez, de 34 años, vive en Lisboa desde hace nueve años. Allí trabaja en una galería de arte. "En Portugal se sale de trabajar bastante tarde teniendo en cuenta que se cena a las ocho de la tarde. Así que esas cañas maravillosas que tomamos en España tras el curro aquí no son viables", comenta a ICON Laura. A la salida del trabajo, la gente va al supermercado o al gimnasio ("a las 20:30 no hay ni un alma porque la gente ya está en casa cenando con la familia"). Una costumbre curiosa que tienen en el país vecino es que después de cenar es muy común salir a un bar a tomar un café antes de dormir.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información