Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Burt Reynolds: el famoso que protagonizó el primer desnudo masculino íntegro en una revista

El actor estadounidense, que acaba de fallecer, posó sin nada de ropa en 'Cosmopolitan' en una imagen histórica que le convirtió en icono sexual

Burt Reynolds
Burt Reynolds en una sesión de fotos en Londres, en 1973, un año después de su famoso desnudo. Getty

Un hombre completamente desnudo. Tumbado, con su brazo derecho sujetando su cabeza. Bigotudo. Sonriendo, con un cigarro en la boca. Era la foto con más pelos jamás vista. Los que tenía el hombre, velludo desde el dedo del pie hasta la coronilla. Y, por si fuera poco, estaba reposando sobre una piel de oso. Aquella fotografía era histórica: la primera vez que un hombre famoso posaba totalmente desnudo en una revista. Eso sí: el brazo izquierdo tapaba pudorosamente el pene.

Era 1972 y esa imagen, publicada a doble página, a todo color y en las páginas centrales de una revista que vendía miles de ejemplares forma ya parte de la revolución sexual de la época moderna. Aquel hombre era el actor Burt Reynolds (que ha fallecido el 6 de septiembre de 2018 a los 82 años), la revista se llamaba Cosmopolitan y la ideóloga era una mujer, Helen Gurley Brown, directora de la publicación. Cansada de ver cómo los hombres satisfacían su morbosidad sexual viendo imágenes de mujeres desnudas en revistas, decidió dar gusto a las mujeres. Fue considerada una victoria del feminismo. Y Reynolds se convirtió en un símbolo sexual de la heterosexualidad (y, por qué no, también para los homosexuales).

"Por aquella época había varias revistas para que los hombres disfrutasen al ver a mujeres desnudas. Yo pensé que a nosotras también nos gustaba mirar a hombres desnudos. A mí, por lo menos, me gustaba. Así que planeamos la posibilidad de hacer una sesión con un famoso hombre desnudo", contó Gurley Brown, directora de Cosmopolitan. La primera opción fue Paul Newman. Pero se negó. Entonces decidieron bajar un escalón y ofrecérselo a Reynolds (Michigan, 1936- Florida, 2018), que no era ni tan famoso ni tan guapo como Newman. Eso sí, era mucho más peludo.

La foto de Burt Reynolds en las páginas de 'Cosmopolitan' en 1972 que hizo historia.
La foto de Burt Reynolds en las páginas de 'Cosmopolitan' en 1972 que hizo historia.

Reynolds tenía en aquella época 36 años. Era un tipo conocido, que llevaba una década haciendo películas y series, pero que no había reventado la taquilla. A partir de aquella imagen su cartel no hizo más que aumentar. Se convirtió en una estrella del rock. Él mismo lo constató cuando hacía teatro. "Antes de la imagen la gente aplaudía sentada en sus butacas. Después de la foto en Cosmopolitan, el público se ponía de pie, gritaba y silbaba. Les interesaba más mi pubis que la obra que estaban viendo", escribió Reynolds en su autobiografía, Mi vida.

"Antes de la imagen la gente aplaudía sentada en sus butacas. Después de la foto en 'Cosmopolitan', el público se ponía de pie, gritaba y silbaba. Les interesaba más mi pubis que la obra que estaban viendo", escribió Reynolds en su autobiografía

La sesión de fotos corrió a cargo del neoyorquino Francesco Scavullo. Era el fotógrafo que más portadas tenía en Cosmopolitan. Tras la imagen de Reynolds, Scavullo se especializó en disparar a estrellas ligeras de ropa. Suyas son imágenes célebres, y polémicas, de una jovencísima Brooke Shields, de Kris Kristofferson con Barbra Streisand e incluso de Sting, emulando a Jesucristo.

El desnudo de Reynolds libró de muchos prejuicios y abrió muchas puertas. Una de ellas fue la de la primera revista con desnudos masculinos para mujeres, Playgirl, la réplica a Playboy. Un año después de la sesión de Reynolds, Playgirl salía al mercado con un número de prueba que mostraba un frondoso torso de un modelo masculino que ocultaba los genitales tras una caja de bombones en forma de corazón.

A pesar de lo provocador de la imagen de Reynolds el actor se quedó con ganas de más. La directora y el fotógrafo desvelaron que Burt hubiera preferido posar sin que su brazo izquierdo tapase su pene. Si se hubiese accedido a sus deseos, aquello, además de una revolución pudo provocar un terremoto.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información