Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hijos de Bolívar, frente al espejo

Desde la llegada de Nicolás Maduro al palacio de Miraflores, el problema demográfico en Venezuela ha alcanzado cifras históricas y la respuesta de los líderes en la región deja mucho que desear. Mientras que Colombia continúa acogiendo a los expatriados, Perú y Ecuador han impuesto medidas de restricción con la solicitud del pasaporte, y en Brasil, residentes del poblado de Paracaima atacaron los dos principales campamentos de inmigrantes y quemaron todas sus pertenencias. Hoy, el éxodo venezolano pone frente a un mismo espejo a los hijos de Simón Bolívar. Enfurecidos con Donald Trump por su política xenófoba de migración, un mes después los países de Latinoamérica podrían verse reflejados en él.— Miguel Durán Díaz-Tejeiro. Vigo (Pontevedra).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.