Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra y ‘Torragona’

La inauguración de los Juegos del Mediterráneo en Tarragona era una magnífica oportunidad para que el president Torra hiciera una señal de concordia, máxime tras la actitud conciliadora del nuevo Gobierno de España. Pero no, siguiendo la directriz de su mentor, el señor Puigdemont, dio la nota descortés con el jefe del Estado, lo que motivó que recibiera durante el acto una sonora pitada, de esas que tanto gustan de hacer sus simpatizantes al Rey. Acaso creyó que estaba en Torragona y su desaire quedaría sin respuesta.— Javier de Gregorio Bonnín. Madrid.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.