El emocionante reencuentro de una madre y un hijo separados en la frontera de EE UU

Beata Mejía y su hijo Darwin, de 7 años, llevaban un mes sin verse

REUTERS - EL PAÍSundefined

Un mes llevaban sin verse Beata Mejía Mejía y su hijo de 7 años, Darwin Michael. Esta familia guatemalteca llegó a la frontera de México con EE UU el pasado mayo. La mujer, de 38 años, pidió asilo a su llegada a la ciudad fronteriza de San Luis, en Arizona. A consecuencia de la política de tolerancia cero de Trump en materia migratoria, horas después eran separados y el menor era llevado a un refugio de menores en Phoenix. Mejía respondió demandando al Gobierno de Trump por mantenerla alejada de Darwin. Como él, otros 2.300 niños se han visto aislados de sus familias por entrar ilegalmente en EE UU, un hecho que ha provocado una oleada de críticas a las medidas antimigratorias de Trump. Ante las protestas, el presidente de EE UU anunció un cambio en la norma para que las familias de migrantes que entran en el país se mantengan reunidas hasta que se resuelva su situación. Es lo que harán Mejía y su hijo tras reencontrarse en el aeropuerto de Baltimore este viernes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción