Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vacaciones menos deseadas de los futbolistas

Morata, Cesc Fábregas y Sergi Roberto apartados del Mundial de Fútbol se refugian en sus familias tras el olvido de Julen Lopetegui

Álvaro Morata y Alice Campello.
Álvaro Morata y Alice Campello.

Cuando el pasado 21 de mayo Julen Lopetegui hizo pública la lista definitiva de los 23 futbolistas que lucharán por la Copa del Mundo en Rusia, varios internacionales emblemáticos de la selección española no aparecieron en ella. Muchas de esas ausencias estaban previstas, aunque también hubo alguna sorpresa. Por ejemplo, la de Álvaro Morata. Después de haber contado con él durante toda la fase de clasificación y jugar 20 partidos con la absoluta desde 2014 marcando 9 goles, el seleccionador nacional decidió prescindir del delantero del Chelsea y ex del Real Madrid, y el futbolista de 29 años veía frustrado su gran sueño de ir al Mundial.

Morata no ocultó el varapalo sufrido por quedarse fuera tras una temporada irregular con el equipo londinense, y publicó una foto en Instagram junto a su mujer Alice Campello, en la que hablaba de ella como su mayor apoyo en los malos momentos. “El mayor apoyo que existe y mi mejor amiga. Gracias a Dios por ponerte en mi camino”, era el mensaje. Una imagen que borró después, aunque desde entonces la italiana ha seguido acaparando el protagonismo en la red social del futbolista, que se ha refugiado en la modelo y en los gemelos que están a punto de tener. No ha sido el único. Otros mitos de la selección como Cesc Fábregas, Juan Mata o Pedro Rodríguez también se han centrado en su vida personal o en otros proyectos profesionales, tratando de disfrutar de unas vacaciones forzosas que a ningún jugador de élite le gusta tener en año de Mundial.

Mata, volcado en un proyecto solidario único

Juan Mata fue campeón del mundo con España en 2010 y de la Eurocopa de 2012. Es otro de los grandes ausentes en el próximo Mundial, y el centrocampista del Manchester United aprovechará para centrarse en su proyecto Common Goal. Una iniciativa que encabeza y que consiste en un equipo formado por 42 jugadores de todo el mundo que usarán “el enorme poder del fútbol para propiciar cambios sociales y mejorar la vida de las personas”. Para ello, Mata dona el 1% de su sueldo y pide que todos los jugadores lo hagan, “para definir una agenda social única para todos los actores del mundo del fútbol”. Mata explicará con detalle el proyecto próximamente en un reportaje del programa Informe Robinson.

Sergi Roberto y su esposa Coral.
Sergi Roberto y su esposa Coral.

La alegría por ser padre ha compensado la decepción a Morata por no estar en Rusia. Desde que borró aquella foto tras conocer que no iría al Mundial, el jugador ha dedicado dos instantáneas más a su esposa. La primera de ellas tres días después, junto a ella luciendo embarazo y con un mensaje optimista: “¡Lo mejor del mundo está por llegar! ¡La mami más guapa del mundo!” Y la última esta semana, anunciando el nombre de los gemelos que esperan de forma inminente. Se llamarán Alessandro y Leonardo. La cuenta atrás ha comenzado para el delantero y su mujer mientras disfrutan de sus vacaciones en el país de ella, Italia.

Cesc Fábregas no esperó a conocer la lista de Lopetegui para vivir uno de los días más felices de su vida. Una semana antes, el centrocampista del Chelsea se casaba con Daniella Semaan, y ese mismo fin de semana se proclamaba campeón de la copa de Inglaterra con su equipo. La ausencia de Cesc era más previsible, aunque el jugador catalán haya sido un símbolo de los grandes éxitos de la Roja desde hace más de una década. Marcó el penalti que rompió la maldición de los cuartos de final en la Eurocopa de 2008 en la que España terminó como campeona, y dio el pase de gol a Iniesta que valió el Mundial de Sudáfrica en 2010, por poner dos ejemplos.

Cesc Fábregas y Daniella Semaan, el día de su boda.
Cesc Fábregas y Daniella Semaan, el día de su boda.

Hoy Cesc disfruta de su luna de miel en un destino que no ha querido revelar aunque le ha dedicado a su mujer la canción “la isla del amor”, y unos días antes pasó por San Francisco para disfrutar de un partido de baloncesto de los Golden State Warriors. Unos momentos idílicos que sin embargo no han hecho que el barcelonés se olvide del fútbol. De hecho, se ha ofrecido a la selección argentina para formar un equipo y enfrentarse a ellos en el último amistoso antes del Mundial. El partido que tenía previsto la selección de Messi ante Israel se ha suspendido, y Cesc ha propuesto juntar a cracks que no estarán en Rusia para ese partido, como Buffon, Gareth Bale o el español Marcos Alonso, otros de los que sonaban para jugar este Mundial pero que se han quedado fuera.

Alonso también disfruta estos días del sol y la playa junto a su novia. Como Pedro Rodríguez, un clásico de la selección y otro español del Chelsea que no estará. O Sergi Roberto, que sonaba como lateral suplente pero que no irá. El jugador del Barça también ha aprovechado para casarse con la modelo israelí Coral Simanovich en un enlace por todo lo alto cerca de Tel Aviv al que asistieron muchos futbolistas famosos. El amor como remedio contra el mayor desengaño profesional que puede sufrir un astro del balón.