Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por ANATXU ZABALBEASCOA

¿Cómo reparar el urbanismo con un único edificio?

Un edificio de OMA en Copenhague combina usos públicos y privados para favorecer la densidad y la circulación en la capital danesa

¿Cómo reparar el urbanismo con un único edificio?

El nuevo BLOX ideado por OMA en Copenhague equipara un edificio a un barrio mezclando viviendas, comercios, infraestructura y espacios públicos. Pero este proyecto, que lleva la firma de la socia de Rem Koolhaas al mando de OMA Ellen van Loon, se erige, por encima de todo, como una arquitectura reparadora capaz de vencer barreras urbanísticas.

Vamos a ver cómo funciona. Han pasado pocos días desde que la Reina Margarita II de Dinamarca inaugurara un edificio difícil de catalogar. Tan discreto formalmente como mastodóntico por su tamaño, el inmueble acoge el Centro de Diseño y Arquitectura de Copenhague, a la vez que una decena de usos más al tiempo que sobrevuela la circunvalación de la ciudad. Redefine así el propio movimiento de los peatones y hace convivir apartamentos privados con salas de exposiciones, un gimnasio, una biblioteca, oficinas, espacios para co-working, restaurantes, cafés y un aparcamiento automatizado.

¿Cómo reparar el urbanismo con un único edificio?

Más de un tercio de su espacio es público (10.000 de los 28.000 metros cuadrados). Y está construido siguiendo las estrictas normas constructivas danesas (acumulando electricidad en el solar de la obra para utilizarla en la construcción, reduciendo el consumo de CO2 durante la construcción y en el mantenimiento del edificio etcétera).

Van Loon, que trabajó con Norman Foster y en numerosos proyectos de OMA —de a Casa do Musica do Porto a la Biblioteca de Seattle— antes de convertirse en socia, ha diseñado, en esta ocasión, con Arianne Fisher. Y ha desvelado que la clave del proyecto está en la utilización de un orden cartesiano —los volúmenes modulares apilados— quebrantado por un apilamiento informal. Es ese desorden a partir del orden lo que permite la aparición de huecos para la iluminación natural, terrazas para controlar el soleamiento o retranqueos para construir diversos niveles de intimidad.

Van Loon ha explicado también que para reducir el nivel de CO2 que requiere cumplir con la normativa danesa, ellos concentraron sus esfuerzos en repensar la fachada (aislada también acústicamente) y en la invención de un volumen que fuera útil. Son esas fracturas funcionales del apilamiento informal lo que consigue que una infraestructura urbana de esta escala tenga rincones que la humanizan y la diversifican a la vez.

Hace años que OMA apuesta por la densidad para indicar una vía de futuro urbano. En muchos proyectos europeos lanza, con cada edificio, una nueva tipología constructiva. No se trata de renovar por la forma sino por la función, el servicio a la ciudad y la reconsideración de la relación ciudadano-ciudad.

Síguenos en Twitter y en Flipboard