Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni niño ni niña, Hollywood reivindica la diversidad sexual

Las estrellas apoyan la sexualidad sin cánones establecidos mientras en la industria cinematográfica escasean los papeles interpretados por gays, lesbianas y transexuales

De izquierda a derecha, Chaz Bono, EJ Johnson y la desaparecida Alexis Arquette.
De izquierda a derecha, Chaz Bono, EJ Johnson y la desaparecida Alexis Arquette.

Cuando se cumple el segundo aniversario de la muerte de Alexis, la activista transexual y miembro del clan de los Arquette, las familias de Hollywood nunca se han mostrado más abiertas al mostrar que el género denominado fluido o no binario –cuando los individuos no se identifica ni con el género masculino ni con el femenino– se ha hecho hueco en sus hogares. Alexis fue una de las primeras transexuales activistas en Hollywood y en su defensa de esta comunidad estuvo siempre respaldada por sus hermanos Patricia, Richmond, David o Rosanna, que como ella forman parte de la industria. Intérprete de películas como Pulp Fiction o El chico ideal su muerte se debió a complicaciones del virus del HIV que contrajo décadas antes. “Por eso ahora tenemos una clínica. Se llama el Proyecto Alexis, es parte del centro médico USC y ayuda a la infancia”, declaró Rosanna Arquette a la revista People orgullosa del legado que ha dejado su hermana. Un “lugar seguro”, como reza la página web del Proyecto Alexis, para la juventud que no se siente heterosexual  o cisgénero.

Cada vez es mayor el número de familias de Hollywood que abrazan la diversidad sexual que se presenta en sus hogares y va más allá de los cánones establecidos. Charlize Theron apoya el gusto de su hijo Jackson, de 6 años, por el rosa, las faldas y los vestidos de princesa estilo Frozen, que le gusta ponerse. Las fotografías de familia han llevado a publicaciones como BET a preguntarse si el joven adoptado en Sudáfrica vive un momento de transición sexual mientras que otros medios alaban la forma abierta con la que le deja expresarse su madre.

Angelina Jolie con sus hijos Shiloh (a su derecha), Vivienne y Pax Jolie-Pitt.
Angelina Jolie con sus hijos Shiloh (a su derecha), Vivienne y Pax Jolie-Pitt. GC Images

No es la única. No importa que Brad Pitt y Angelina Jolie se hayan separado como pareja. Como padres su apoyo a todos sus hijos es incondicional, y ya es habitual la imagen de su hija biológica Shiloh vestida como a ella le gusta, de traje, con el pelo corto y apariencia masculina. Según comentó Jolie a la revista Vanity Fair en 2010, Shiloh ha expresado su deseo de ser un varón, momento en el que sus padres consultaron con un especialista en género. La joven de once años también ha indicado su deseo de llamarse John. La modelo Amber Rose, amiga de la familia, se ha referido públicamente a Shiloh como “un chaval en transición”.

Son muchos los casos que antes se ocultaban y que ahora las estrellas prefieren compartir para fomentar el clima de normalidad que debe imperar a la hora de expresar la sexualidad de cada uno. Gwyneth Paltrow describió a su hija Apple (14 años) como una posible “lesbiana de carmín”. En el caso de Magic Johnson, el baloncestista no solo ayudó a la lucha contra el sida y el estigma que conlleva cuando hizo público que era portador del HIV sino que mostró su apoyo a la comunidad homosexual con el anuncio en 2013 de que su hijo E.J. es gay. Desde entonces E.J., de 25 años y comentarista de moda en televisión, no ha dudado en mostrar su gusto por todo lo femenino y hasta habló de su posible transición, especialmente tras seguir de cerca la evolución de la transexual Caitlyn Jenner.

La actriz Charlize Theron con su hijo Jackson en Los Ángeles.
La actriz Charlize Theron con su hijo Jackson en Los Ángeles. GTRES

Chaz Bono, nacida Chastity Sun Bono, hace años que vivió este cambio. El ahora hijo de los músicos Cher y Bono se identificó como lesbiana en 1995 tras años sufriendo que su orientación sexual fuera motivo de conversación en la prensa del corazón. Siempre tuvo el apoyo de su familia e incluso escribió dos libros en los que contó su proceso de aceptación sexual y, posteriormente, un documental, Becoming Chaz, que relata su transición hasta convertirse en hombre. Por su parte, la actriz Ally Sheedy prefirió describir a su hija Rebecca como genderqueer, término que hace referencia a aquellos que no se acomodan a las normas sociales en tema de género y cuya definición sexual va más allá de la heterosexualidad, una ambigüedad que la actriz apoya abiertamente.

En medio de esta apertura sexual en los hogares de Hollywood, a la industria cinematográfica le queda mucho camino por recorrer. El último informe publicado esta semana sobre la presencia de personajes y actores transexuales en la pantalla muestra un gran vacío. El informe de la asociación GLAAD que agrupa a todos los colectivos cisgénero asegura que el cine de 2017 tuvo la menor representación de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales o fuera de la norma de los últimos cinco años.