Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'niña de Cher' es ahora su hijo

Chaz Bono se ha convertido en el rostro de los transexuales en EE UU

Cher tiene estos días un cierto problema de género. "Me cuesta mucho decir mi hijo, mi nuevo hijo, porque ha sido mi niña durante 41 años", comentó la cantante a este periódico. Habla de Chastity, esa hija que tuvo hace 42 años y que desde hace uno es Chaz Bono, un varón satisfecho con su cambio de sexo. Su madre lo lleva mal, pero Bono nunca ha sido más feliz y, como asegura en la revista gay The Advocate por primera vez se siente cómodo consigo mismo.

"No hay nada que ocultar", asegura quien se ha convertido en el rostro de los transexuales en EE UU mientras posa a pecho descubierto y con una gran sonrisa de felicidad en el rostro. Nada que ocultar literalmente. Acostumbrado a pasar toda su vida bajo la mirada atenta del público desde su primera aparición televisiva cuando solo era un bebé en el programa de variedades de sus padres, The Sonny & Cher Comedy Hour, Bono no ha dudado en divulgar su transformación a los cuatro vientos con el documental Becoming Chaz y una biografía titulada Transition: The story of how I became a man.

Su transición sexual se hizo pública cuando a Bono le cambió la voz. "No pude mantener el secreto", ha afirmado sin resquemor, contento con servir de ejemplo a otros. Chaz Bono habla de una vida difícil, llena de drogas y problemas que no mejoraron cuando en la década de los noventa se declaró lesbiana. Una espiral que llegó a su final tras ver la película Boys don't cry, centrada en la muerte del transexual Brandon Teena. A partir de ese momento el camino fue otro, en esta ocasión lleno de cirugía y hormonas, aunque Bono insiste en que esa fue la parte más fácil. "Lo duro no fue la transformación. Lo más difícil fue entenderme", afirma quien durante años se sintió un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer. A falta de una última operación que cambie sus genitales, es consciente de que hay otra transformación a su alrededor. Su prometida, Jennifer Elia, siempre entendió la necesidad de su pareja de cambiar de sexo. Y su familia ha sido comprensiva. Pero, como admite Bono, es necesario un "periodo de luto" antes de que le acepten como es quienes le quieren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2011